Messi, renovación pausada

Uno de los efectos colaterales que muchos presuponían que el retorno de Joan Laporta al sillón presidencial azulgrana provocaría sería la aceleración en la renovación de contrato de Leo Messi. Pues bien, según apuntan desde ‘El Larguero’ de la Cadena SEResa extensión contractual va para largo. Y es que, el astro argentino podría terminar la temporada, marcharse a jugar la Copa América y volver del torneo, el cual se disputa entre el 13 de junio y el 11 de julio (si Argentina llega a la final), sin haber resuelto su futuro.

La razón que esgrimen las fuentes consultadas por El Larguero es que el conjunto blaugrana sigue teniendo abierta una auditoría, necesaria para arrojar luz a la verdadera situación económica del club. Hasta que no se conozca el estado de las cuentas no podrá ofrecerse una cantidad concreta al rosarino y desde la entidad presidida por Laporta no son optimistas en que la citada información se conozca en los próximos días.

Asimismo, añaden, Messi pretende conocer el rumbo de proyecto deportivo del club antes de plasmar su firma en un nuevo contrato, aunque este satisfaga sus pretensiones económicas y de duración. Esto es, estar informado sobre el entrenador que se sentará en el banquillo la próxima temporada, así como las posibles entradas y salidas que rondan la mente de la secretaría técnica.

Una baza que desaparece

Además, una de las bazas que Laporta esperaba jugar, el regreso de Neymar al Camp Nou, se ha esfumado. El brasileño, a pesar de algún escarceo final con el Barça, ha renovado recientemente con el PSG, haciendo imposible el reencuentro entre las dos estrellas, al menos en la Ciudad Condal. Algo que, como el propio Ney manifestó tiempo atrás, le hubiera encantado.

El maremoto provocado el pasado verano por el burofax se ha apaciguado, pero hasta que Leo no certifique de manera definitiva su renovación no se calmarán las aguas por completo. Los cantos de sirena llegados desde el Parque de los Prínicipes, donde sí podría reencontrarse con Neymar, siguen presentes. Si esta espera se confirma, Messi, cuya vinculación actual termina en junio, pasaría un tiempo siendo un jugador libre, algo que seguro tratarán de evitar en Can Barça, aunque, como deslizan en ‘El Larguero’, el optimismo al respecto brilla por su ausencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *