El Madrid aplaza su decisión sobre Camavinga hasta abril

Eduardo Camavinga es el jugador elegido por Zidane para reforzar el centro del campo del Madrid la próxima temporada. El técnico francés considera al joven jugador franco-angoleño de 18 años como el complemento ideal para Casemiro en el eje de la medular. Los contactos entre el entorno del jugador y el Real Madrid han comenzado hace meses, pero el club blanco ha aplazado el avance de las mismas al próximo mes de abril, según ha podido saber As. El Madrid desea conocer el avance de la pandemia y la trayectoria que tendrá el equipo en la Champions para saber qué ingresos va a generar en estos primeros meses y la proyección de los mismos. La vuelta de público al Bernabéu resulta fundamental para las arcas madridistas.

El Rennes tasó a Camavinga en 70 millones de euros la temporada pasada, pero el Madrid en ningún caso llegaría a esa cantidad, puesto que el joven centrocampista finaliza contrato en 2022. Además, su rendimiento ha bajado respecto a la temporada pasada, cuando causó sensación y se convirtió en objeto de deseo de varios de los grandes equipos de Europa. De hecho, no sólo el Madrid está interesado en él, también el PSG, Bayern y Juventus le siguen muy de cerca.

Curiosamente, una de las claves para que Camavinga acabe recalando en el Madrid tiene nombre y apellido. Se trata de su agente, Jonathan Barnett. Viejo conocido del madridismo, puesto que representa también a Bale. El presidente de Stellar Group ha hablado en ‘L’Equipe’ sobre el interés del Madrid en Camavinga y ha dado una pista: «Tenemos una excelente relación con el Real Madrid. Pregúntales…».

Camavinga lleva disputados esta temporada 20 encuentros, ha marcado un gol y ha dado dos asistencias. Esta temporada se ha perdido cuatro partidos por lesión.

El anterior Atlético-Sevilla fue el último partido con público en el Wanda Metropolitano

La historia de este Atlético-Sevilla es la de un partido de la jornada 1 que se pospuso y que ahora mide al líder y a un aspirante a la Champions. Mirando hacia atrás, es una cita que trae buenos recuerdos en el Wanda Metropolitano, y en este caso no por el resultado, por los goles o los regates… La anterior visita de los hispalenses fue el último partido con público en la casa rojiblanca.

Fue el 7 de marzo de 2020. El Atleti era sexto y el Sevilla, cuarto, aunque los rojiblancos andaban casi más pendientes de la visita al Liverpool del día 11. Los visitantes pensaban en la Roma también. Pero antes tocaba Liga. El estadio se engalanó y rozó el lleno ante un rival que motiva mucho y en una fecha y hora que también (sábado a las 16:00), y encima el partido resultó apasionante.

La primera parte fue una locura. En el minuto 18 marcó De Jong. A la media hora, y tras cinco minutos a vueltas con el VAR, Morata empató de penalti. En plena euforia local, João Félix consiguió el 2-1 y, antes del descanso y de nuevo tras pasar por el videoarbitraje, un penalti a favor del Sevilla vailó para que Ocampos hiciera el 2-2. El segundo tiempo fue más tranquilo y, aunque hubo tensión, ambos equipos se fueron convenciendo de que las tablas no eran del todo malas para nadie.

Paralelamente a la jornada, el coronavirus —todavía no declarada oficialmente la pandemia— se extendía por Europa a un ritmo brutal y afectaba al deporte con suspensiones de todo tipo de eventos. Una historia suficientemente contada ya. El fútbol tardó en volver al Wanda Metropolitano, tres meses en concreto. Pero la afición aún no lo ha hecho. La fiesta que se vivió aquella tarde con ambiente primaveral se echa de menos y la espera se está haciendo muy larga. Por eso este Atlético-Sevilla trae gratos recuerdos, casi de otra época. Morriña de un tiempo que volverá…

El otro reto de Suárez y Oblak: ¿hace cuánto no gana el Atlético el Pichichi y el Zamora a la vez?

Los números sonríen al Atlético en este inicio de Liga. Para empezar es el líder, lo más importante de todo. También es el equipo menos goleado de Primera (6), con bastante diferencia, y el segundo que más marca (29), aunque con mejor promedio que el primero, el Barça (30 en un partido más). A nivel individual, Suárez lleva nueve tantos, el que más junto a Gerard Moreno y Aspas. El equipo está siempre por encima de las individualidades, pero mientras pelea por el título, el Atleti lo hará por el Zamora con Oblak y el Pichichi con el uruguayo…

Para el esloveno no es una situación nueva ni mucho menos. El último año se le escapó, pero fue el portero menos goleado de Primera durante las cuatro anteriores temporadas, 2015-19. Ahora vuela a por su quinto Zamora, a la altura de los que más tienen, Ramallets y Valdés. El uruguayo también sabe lo que es ganar el Pichichi. Lo consiguió en la 2015-16 con 40 tantos. Es decir, coincidió en el tiempo con Oblak, sólo que el delantero vestía entonces de azulgrana. Ahora pelean por conseguirlo como futbolistas del Atlético, una hazaña que no se da desde hace medio siglo…

Trofeos individuales del Atlético

ZAMORA PICHICHI
1939-40 Tabales 1940-41 Pruden
1948-49 Marcel Domingo 1968-69 Gárate
1970-71 Rodri 1969-70 Gárate
1976-77 Reina Luis
1990-91 Abel 1970-71 Gárate
1995-96 Molina 1984-85 Hugo Sánchez
2012-13 Courtois 1988-89 Baltazar
2013-14 Courtois 1991-92 Manolo
2015-16 Oblak 1997-98 Vieri
2016-17 Oblak 2008-09 Forlán
2017-18 Oblak
2018-19 Oblak

El Atlético tiene 12 trofeos Zamora y 10 Pichichis, pero a la vez el equipo rojiblanco sólo los ha logrado en la 1970-71. Aquel año, el equipo quedó tercero, jugándose el título en la última jornada, pero como consuelo, Gárate fue el máximo goleador (17, junto a Rexach) y Rodri, el portero que menos encajó (17 en 28). Para el ariete era su tercer galardón consecutivo. Curiosamente, el del curso anterior (1969-70), en el que el Atleti sí salió campeón, compartió el Pichichi con su compañero Luis Aragonés y con el madridista Amancio.

El último máximo goleador colchonero fue Forlán, que además se llevó la Bota de Oro (2009). Desde entonces se los han repartido entre Cristiano y Messi, salvo el citado de Suárez. Falcao (28 tantos, 2013) y Diego Costa (27, 2014) son los rojiblancos que más se han acercado en la última década. En la otra parte del campo, de las doce temporadas con el Zamora, la mitad son en la era Simeone (las cuatro de Oblak más dos con Courtois). El portero lo tiene a tiro y, si Suárez mantiene el ritmo, el Atleti aspira a un registro histórico…

La coronacrisis frena los despidos

El pasado domingo, casi de manera inesperada, llegó la destitución de Gaizka Garitano como entrenador del Athletic. Inesperada porque se anunció a las pocas horas del triunfo de los leones ante el Elche. El despido de Garitano es el segundo que se produce esta temporada en LaLiga Santander. El primero fue el de Óscar García en el Celta, tras nueve jornadas, para dar paso a Coudet. Se trata de una cifra muy baja para lo que viene siendo normal según los datos a estas alturas de la temporada, casi en el ecuador del campeonato y de terminar la primera vuelta.

Hay que retroceder quince años para ver solo dos cambios en los banquillos de Primera hasta la 17ª jornada. Se produjo en el curso 2005-06, cuando se destituyó a Mendilibar en el Athletic y a Luxemburgo en el Real Madrid. Clemente y López Caro fueron los nuevos inquilinos de dichos banquillos. Una cifra muy baja a estas alturas en comparación con los últimos años. La pasada temporada se dieron cinco cambios en los banquillos tras 17 jornadas: Marcelino, Gallego, Pellegrino, Cembranos y Escribá. Pero hubo cifras superiores si nos vamos más atrás, en la  17-18 se dieron hasta nueve destituciones en el mismo periodo de tiempo.

Esta reducción de despidos en los banquillos viene ligada a la situación económica de los equipos como efecto derivado de la crisis del COVID, que han visto mermados sus ingresos y, por lo tanto, han tenido que bajar el límite de coste de la plantilla: partida de los presupuestos destinada a pagar salarios e indemnizaciones en caso de despidos. Estos límites salariales ajustados al máximo para cumplir con las normas de LaLiga hacen que los clubes se piensen muy bien la destitución de un entrenador, que provocaría un gasto extra y un desajuste en sus cuentas.

Pero a pesar de ello, el fantasma del despido está ahí. Como es el caso de Míchel con el Huesca. El técnico admitió tras perder ante el Barcelona que tiene «miedo de perder su trabajo».  También se encuentra en una situación delicada el Valencia, que coquetea con el descenso. La situación no es idónea para Osasuna o el Elche, que ocupan los últimos puestos. O el Getafe, que tras unas temporadas luchando por Europa, se asoma al abismo.

Mourinho le regaló a Reguilón por Navidad… ¡un cochinillo!

«Podría contar mil anécdotas maravillosas de Mourinho», asegura Sergio Reguilón. Al ser insistido sobre ellas, el internacional español no tarda en recordar una muy reciente. «Por ejemplo el día de Navidad, que sabe que estoy solo. Llegamos a entrenar el día 25 a las tres y tenía una caja en mi sitio. Lo abro y era un cochinillo cocinado ya. Me dijo «sé que estás solo en Navidad y así no tienes que cocinar la cena y cenas bien». Tiene detalles que la gente no sabe en el día a día, pero para un futbolista que esté pendiente de cómo estás tú aparte del fútbol es muy importante», cuenta Reguilón.

Lo cierto es que la conexión entre ambos ha sido máxima desde el primer momento, porque el entrenador portugués le dio rápidamente la titularidad y el canterano madridista ha respondido con compromiso y buen rendimiento sobre el terreno de juego.

No es la primera vez que Reguilón y Mourinho dejan una anécdota con la comida de fondo. En noviembre, el técnico colgó una foto junto a Sergio y un jamón en sus redes sociales. «Una promesa es una promesa. Me costó 500 libras (562 euros al cambio), pero yo cumplo mis promesas», escribió Mou. El técnico ‘picó’ a Reguilón para que hiciera un gran partido ante el City, prometiéndole un jamón. El defensa lo bordó y al portugués le tocó cumplir su palabra…

Pepe Mel ya tiene a su comodín

Año nuevo, plantilla nueva. O casi. Con la llegada de 2021, menos de 48 horas ya, Pepe Mel suma un notable número de efectivos a la causa de la Unión Deportiva Las Palmas. Conoce reconoció Ángel López, su segundo entrenador, el regreso a la actividad tras el descanso navideño debía traer consigo la recuperación y regreso de importantes futbolistas en sus esquemas como Sergio Ruiz, Pejiño, Araujo o Ale Díez, que andaban lesionados.

Precisamente, la vuelta de este último, polivalente defensa cacereño con iguales garantías de alto rendimiento lo mismo da que sea en el lateral derecho que el izquierdo, esa una de las más celebradas por el propio Mel. Ocurre que Díez cayó abatido por problemas físicos el pasado 3 de octubre, cuando el Logroñés perdió en el Estadio Gran Canaria. Corría el minuto 41 de partido, y el aquel día lateral derecho fue inmediatamente sustituido por Eric Curbelo.

Dos días después, las pertinentes pruebas médicas descubrieron que Díez, que llegó a coste cero el verano pasado a Las Palmas tras acabar su contrato con el Extremadura, sufría una fractura de Jones en el quinto metatarsiano del pie izquierdo, lo que le obligó a pasar por el quirófano. Se pronosticaron, de inicio, alrededor de tres meses de baja.

Ni que se conocieran de antemano, las previsiones podrían cumplirse casi con exactitud. Se ‘clavaron’. Así, Díez se ejercita como uno más a las órdenes de Pepe Mel desde que Las Palmas regresara el lunes a los entrenamientos tras el descanso navideño. Así lo ha expresado además el futbolista a través de sus perfiles en redes sociales, y no se descarta que acuda convocado al duelo con el Espanyol de este domingo, 3 de enero, en Gran Canaria.

«Nos hace mejores», insiste su entrenador. Su reaparición no podría ser más oportuna para UD. Ante su ausencia, el cuerpo técnico amarillo barajó durante muchas semanas la posibilidad de usar a Cristian Cedrés como carrilero derecho, acaso cuando Lemos no estuviera disponible. Así jugó, por ejemplo, contra el Alcorcón y Varea. Ante la grave lesión del extremo de Carrizal, la vuelta de Díez suma efectivos a la causa y a una posición descubierta desde hace meses. Igualmente, Mel ha colocado en dicha posición a Curbelo, pero la voluntariedad del central no termina de traducirse en un óptimo rendimiento en dicha posición. Bien pudiera, incluso, sentar a Dani Castellano y Jonathan Silva en la pugna por el costado izquierdo de la zaga. Y es que Pepe Mel ya tiene a su comodín.

Raúl de Tomás, goles de récord

Con sus 12 goles, no solo triplica Raúl de Tomás los cuatro que logró la pasada temporada desde que aterrizó en Cornellà-El Prat en enero, sino que se está convirtiendo en el ‘pichich’ de los ‘pichichis’ del EspanyolNingún otro, por soberbia que fuera su cuenta anotadora al final de LaLiga, llevaba tantos goles como los del madrileño al término de un año natural, en las fiestas navideñas. Ni siquiera en Segunda.

¿Y en Segunda? El único que se acercó, y mucho, a los registros de RdT fue Gabino Rodríguez, quien antes de la Nochevieja había marcado 11 goles en la temporada 1989-90. Eso sí, en lo sucesivo solo fue capaz de anotar uno más.

Ni Velko Iotov, con siete a estas alturas en la campaña 1993-94 (de los 13 que haría en todo el curso), ni los ocho de Cayetano Ré en la 1969-70 (17 al final) ni José Paredes, con seis de sus ocho dianas antes de Navidad en la 1962-63, pudieron alcanzar los guarismos de Raúl de Tomás. Y le quedan 23 jornadas para seguir haciendo historia.

Los ‘pichichis’ del Espanyol en el siglo XXI

Temporada ‘Pichichi’ perico Goles hasta fin de año Goles final de temporada
2020-21 Raúl de Tomás 12 ¿?
2019-20 RdT / Wu Lei / David López 0 / 1 / 0 4
2018-19 Borja Iglesias 8 17
2017-18 Gerard Moreno 7 16
2016-17 Gerard Moreno 6 13
2015-16 Felipe Caicedo 5 8
2014-15 Sergio García 7 14
2013-14 Sergio García 7 12
2012-13 Joan Verdú 5 9
2011-12 Kalu Uche 0 6
2010-11 Dani Osvaldo 6 13
2009-10 Dani Osvaldo 0 7
2008-09 Raúl Tamudo 3 6
2007-08 Luis García 5 13
2006-07 Raúl Tamudo 7 15
2005-06 Luis García / Raúl Tamudo 4 / 5 10
2004-05 Maxi Rodríguez 7 15
2003-04 Raúl Tamudo 2 19
2002-03 Savo Milosevic 4 12
2001-02 Raúl Tamudo 8 17
2000-01 Raúl Tamudo 3 11

Aprobados y suspensos del Granada: ¿Penalti no pitado de Casemiro a Yangel Herrera?

1-Rui Silva: No tuvo trabajo en la primera parte porque el Real Madrid no le exigió. En la segunda parte las cosas cambiaron. A los 55’ hizo dos paradones seguidos y se llevó un palo poste de Asensio. No pudo impedir ninguno de los dos goles del Real Madrid.

2-Foulquier: Amonestado a los 26’ por quitarse con el brazo a Mendy. Descolocado en el origen del primer gol madridista. Diego le cambió por Quini porque varias veces se jugó la segunda amarilla. Regular actuación.

20-Vallejo: Reapareció tras varios partidos de ausencia por lesión y porque el Real Madrid no aplicó la famosa ‘cláusula del miedo’ pese a estar cedido. Se le adelantó Casemiro en el 1-0, Sustituido por Germán a los 84.

22-Domingos Duarte: Una muralla en la primera mitad. Lo cortó todo y sacó un balón casi bajo palos a Asensio pese a que se dañó en el tobillo. Continuó en el campo a muy buen nivel. El mejor de la defensa.

15-Carlos Neva: Le tocó vérselas con Lucas Vázquez y Carvajal. Peleó muchísimo en su banda izquierda. Fue de más a menos.

8-Yan Eteki: Sustituto natural del sancionado Gonalons como pivote con rol defensivo. Se dejó la piel pero a veces se descolocó. Todo corazón. Sustituido a los 63’.

21-Yangel Herrera: El VAR revisó un posible penalti reclamado por el venezolano por un posible agarrón Casemiro, que no fue tenido en cuenta. Muy dudosa acción. Disciplinado en la presión alta.

5-Luis Milla: Recibió una falta de Lucas que costó la amarilla al madridista. Atento para recibir y eficaz en la estrategia así como a los balones divididos. Le superó Benzema en el 2-0.

10-Antonio Puertas: Falló a los 30 segundos un gol clarísimo que le regaló Soldado. Courtoius le sacó en 57’ el posible 1-1. Jugó todo el partido y acabó reventado porque se mató.

9-Roberto Soldado: Grandioso pase de gol nada más empezar desaprovechado por Puertas. Corrió muchísimos kilómetros. Le faltaron ocasiones para rematar.

24-Kenedy: Empezó por la izquierda muy enchufado. Como suele hacer Machis intercambió de ala con frecuencia. No llegó a tiempo en la ayuda para frenar a Asensio en el 1-0. No hizo mal partido.

Desde el banquillo:

7-Luis Suárez: Salió a los 62’ por Eteki para aportar potencia. Le faltó entrar en calor.

26-Alberto Soro: Entró a los 62’ por Kenedy. Se movió en el centro del campo escorado por la derecha. No entró mucho en juego.

17-Quini: Entró para refrescar a Foulquier. Tapó mucho mejor la banda derecha y buscó el centro lateral. Cada vez que sale se le ve que va a más.

23-Jorge Molina. Entró, como casi siempre, por Roberto Soldado a los 73’. Lo primero que hizo fue un disparo que interceptó Casemiro. Salió fresco. Le faltaron minutos.

6-Germán. Diego le sacó en la recta final en busca de alguno de sus famosos remates de cabeza salvadores.

Diego Martínez: Como casi siempre realizó cuatro cambios con respecto a su once anterior. Amonestado a los 45’. Le planteó un partido muy incómodo al Real Madrid con presión muy alta sin renunciar a nada. Pese a la derrota, el Granada dio buena imagen.

 

La fiesta del Cardassar

EI Atlético se llevó el mayor disgusto de la temporada pasada en la Copa del Rey. El equipo rojiblanco cayó eliminado en su debut a manos de la Cultural Leonesa en un partido para olvidar y que dejó marcados a varios jugadores del conjunto de Simeone. Los rojiblancos empezaron ganando, pero se dejaron llevar y dijeron adiós a esta competición a las primeras de cambio.

La Copa es un torneo que gusta mucho en el club madrileño. El Atlético se llevó sus dos primeros títulos coperos derrotando al Real Madrid campeón de Europa en su estadio. Nadie podrá olvidar el gol de Futre también en Chamartín o a Koke plantando la bandera del Atlético en el mismo recinto un inolvidable 17 de mayo de 2013. Gusta mucho la Copa y para que lleguen esos históricos momentos hay que jugar encuentros como el de hoy ante el Cardassar, un modesto de Tercera División de Baleares.

Para el Atlético el encuentro es como se dice vulgarmente un marrónPara el Cardassar es todo lo contrario, una fiesta, un día único en la historia de la entidad y ojalá que la visita del Atlético sirva para poner un punto de alegría ante pasadas desdichas. Durante dos horas los jugadores del equipo de Sant Llorenç verán cumplido el sueño que algún día a lo mejor tuvieron de enfrentarse a uno de los grandes. Es lo bonito del fútbol y particularmente de la Copa.

Cierto es que en principio Simeone dará minutos a los que habitualmente juegan menos. Es el momento de ver en acción a alguno de los futbolistas que pueden aparecer a lo largo de la temporada. Puede debutar Gbric, el portero croata llamado a ser el sustituto de Oblak. La Copa tiene que ser su torneo. También debería entrar en escena Vrsaljko, a quien le torturan las lesiones. Trippier tendrá, por fin, un merecido descanso. Veremos si tiene unos minutos Saponjic o si el Cholo pone a alguno de los jugadores del filial junto a futbolistas que tienen que ir a más, como los Lodi, Lemar, Torreira o Kondogbia.

El Atlético viaja el mismo día y lo hace con el objetivo de evitar sorpresas. La Copa puede ser una tabla de salvación si la temporada se tuerce. Por cierto, no le vendría mal a alguno de los protestones del equipo rojiblanco viajar y entender que nadie es intocable en este equipo. Sólo hay uno que manda.

Al Valencia solo le falta que se la líe hoy el Terrassa

Terrassa es ciudad futbolera desde los albores del Siglo XIX. Hay registros de partidos desde 1902. El club fue fundado en 1911, antes incluso que el Valencia (1919). Su vida ha transcurrido más por la Segunda B y actualmente milita en Tercera. Su época dorada la vivió curiosamente a la par que los blanquinegros. Así, mientras el Valencia ganaba la Liga en 2002, el Terrassa tocaba techo en Segunda, con el añadido de que en Copa se enfrentó al Real Madrid, con un inolvidable 3-3 en un Olímpic lleno con 12.000 almas.

Hoy Terrassa, pese a que sus gradas estarán vacías porque la Generalitat impide público por la pandemia, sueña con liársela al Valencia , un equipo que hasta que se juegue la final aplazada sigue siendo el vigente campeón (aunque la RFEF decretó -con lógica- que no luzca el logo). Los de Xevi Molist, compañero de Puyol y Gerard López en el Juvenil del Barcelona que se proclamó campeón de Copa del Rey en 1996, solo han perdido un partido y en seis dejaron su portería a cero. Sergi Arranz es su veterano (31 años) y su goleador. 14 goles llevan entre todos en ocho jornadas, por solo tres encajados.

A Gracia le preocupa más el césped artificial que las críticas que recibe por el juego de su Valencia. «Solo puede estar de acuerdo con ellas», confesó el navarro, quien aclaró que «nadie de club me ha dicho» que tire la Copa, un torneo que Peter Lim menosprecia incluso cuando lo gana. Por ello, por el césped, entrenó ayer en sintético. Y por si acaso también ensayó penaltisLato causa baja por coronavirus. En su lugar (Gayà también causa baja por lesión), Jesús Vázquez, hijo de Braulio, director deportivo de Osasuna. Koba y Esquerdo entrarán en el plan rotaciones y debutará bajo palos Rivero.

Ficha y posibles alineaciones:

Estadio: Olímpic

Horario: 19:00 (DAZN)

Árbitro: Cuadra Fernández (Islas Baleares)

Terrassa: Ortega; Salva Torreño, Mico, Pelegrín, Lucas Viña; Álex Fernández, Nono; Villaverde,  Josu, Jaume Pascual; Sergi Arranz (entrenador: Xevi Molist)

Valencia: Cristian Rivero; Thierry Correia, Mangala, Diakhaby, Jesús Vázquez; Jason, Koba, Esquerdo, Cheryshev; Manu Vallejo y Sobrino. (entrenador Javi Gracia)