Mbappé: «Me gusta ser decisivo en este tipo de partidos»

El PSG venció 2-3 al Bayern de Múnich en una demostración de supervivencia y pundonor. Los parisinos sufrieron, resistieron y vencieron a un rival que no se rindió hasta el final y que tuvo contra las cuerdas a los de Pochettino. Kylian Mbappé, como en el Camp Nou, fue elegido mejor jugador del partido tras su doblete ante el actual campeón de Europa y aseguró en RMC Sport que este tipo de partidos son los que le gusta jugar.

«Hemos hecho un gran partido. Hemos sufrido en equipo, pero hemos estado sólidos y hemos hecho una gran actuación colectiva. Ahora vamos a París contentos, pero pensando en el partido del Estrasburgo del sábado. El partido del sábado lo jugaremos con la misma determinación que hoy», subrayó el delantero del PSG tras ser preguntado por el partido de hoy.

Sobre el plan de partido de Pochettino, añadió: «Pochettino nos dijo que había que bascular al Bayern. El plan era abriles con Neymar y conmigo, además de cerrar la línea de pase con Kimmich Como dije en Barcelona, me gustan este tipo de partidos. No estoy aquí para esconderme, me gusta ser decisivo en este tipo de encuentros«.

Mientras que en Sky Sports Alemania dijo sobre su futuro: «Como he dicho no lo sé. No tengo ganas de que todo el mundo hable de mi futuro y no hable de la victoria de hoy. Eso sería injusto para mis compañeros, para el club. Lo más importante es la victoria de hoy».

Lukaku acerca el scudetto

El Inter roza con los dedos su 19º scudetto después de ganar este miércoles al Sassuolo (2-1) un partido que debió haberse jugado hace un par de semanas pero que se aplazó por culpa de la pandemia. Con este triunfo los nerazzurri amplían su ventaja con el Milan a 11 puntos cuando sólo quedan 27 por disputarse. Sólo una hecatombe en las jornadas finales impedirá que el Inter sea campeón de Italia.

Apenas diez minutos necesitó el equipo de Conte para ponerse por delante en el marcador. Y lo hizo gracias al de casi siempre, Lukaku. El belga hizo su 21º gol en la Serie A esta temporada con un imponente cabezazo marca de la casa tras un centro de Ashley Young. El 9 se deshizo de su marca y atacó el espacio con violencia para medir el salto, girar la cabeza y colocar el balón en un lugar imposible para Consigli. Si es cierto que el Inter lo ha tasado en 100 millones y que necesita vender para solventar sus deudas, los grandes de Europa tienen ahí un killer de élite más barato que el soñado y casi inalcanzable Haaland.

El Inter pecó de falta de ambición para ir a por el segundo y el Sassuolo se le echó encima. Encerró a los nerazzurri en su área pero la verdad es que el equipo de Conte también se encontró cómodo defendiendo el resultado. Handanovic evitó un par de veces el gol del empate mientras el resto de su equipo, atrincherado, esperaba algún error del Sassuolo para armar una contra y sentenciar el partido. Plan sin fisuras. La defensa del Inter robó el balón en su área, buscó en largo a Lukaku, que controló la pelota, la condujo unos metros, la aguantó, detuvo el tiempo, y esperó el momento justo para asistir a Lautaro, que finiquitó el partido con la izquierda.

Y es que Lukaku no sólo marca. Además de sus espectaculares cifras (61 goles en 87 partidos con el Inter), es un delantero que atemoriza a los rivales, se asocia de maravilla, ataca los espacios, baja balones y desahoga mucho el juego de su equipo. Sin duda, si el Inter termina levantando el título, gran parte del éxito llevará la firma de Lukaku.

Ya en los minutos finales, el Sassuolo recortó distancias por medio de Traoré, al que tras un barullo en el área, le cayó el balón en la pierna derecha y ejecutó un precioso disparo con rosca que se coló por la escuadra.

Mount hace soñar al Chelsea

No costó ni uno de los 250 millones de euros que el Chelsea invirtió este verano, pero Mason Mount es sin duda la estrella de este equipo. No solo está siendo el mejor de los blues durante toda la temporada en Inglaterra, sino que este miércoles, en los cuartos de final de la Champions, donde brillan los grandes jugadores, volvió a dejar su sello con un golazo y un partido de bandera que hacen soñar al equipo de su vida. Poco más pudo hacer un Oporto al que, sin sus goleadores titulares, le costó un mundo intentar batir a un equipo que ha echado el cerrojo desde la llegada de Tuchel y que vio cómo, en los 10 últimos minutos, se le escapaba la eliminatoria entre los dedos con el gol de Chilwell en el 84.

El resultado es especialmente doloroso para los portugueses, pues, pese a que el partido se jugó en Sevilla, al igual que pasará en la vuelta, actuaban como locales. A pesar de que la prioridad de los dragones de Pepe fue llegar con vida a la vuelta, y de que hicieron una gran segunda parte, no pudieron contener la magia de Mason Mount. El control orientado de espaldas que hizo tras el pase de Jorginho es para que se lo cuelguen en un cuadro en su casa, pero la definición al palo largo tampoco dejó opción alguna a Marchesín.

Una de las mejores noticias para Tuchel, sin duda, fue el gran partido que hizo el equipo en todas las líneas, sobre todo cuando más apretaba el Oporto, y, en los últimos diez minutos, cuando la gasolina ya se le estaba acabando a los de Conceiçao, los blues impusieron su calidad. Primero, con un disparo tremendo de Pulisic a la cruceta, y después, tras un fallo clamoroso de Corona, con el gol de Chilwell, que llegó a regatear al portero para dejar la eliminatoria prácticamente sentenciada.

Diop: «El Real Madrid se juega la Liga y nosotros, la vida»

Es uno de los indiscutibles de Mendilibar en el centro del campo. Su veteranía le hace estar más tranquilo en la delicada situación clasificatoria del Eibar. Diop (35 años cumplidos en marzo, Kaolack, Senegal) se ha convertido en un seguro de vida en Ipurua. Recientemente perdió a su padre y la noticia conmocionó al vestuario azulgrana, donde el centrocampista africano es un tipo querido y respetado.

¿Cómo ha ido este tiempo sin competición?

Ha ido bien, con mucha ilusión y ganas, aunque hemos entrenado menos gente por los compañeros que han ido con sus selecciones.

¿Están bien mentalmente?

Sí, y además no queda otra. Tenemos diez finales por delante y si no estamos fuertes mentalmente en cada uno de ellos, nos vamos a complicar más la vida. Por mi experiencia sé que estas cosas pueden pasar, y sé que es una de las Ligas más competidas, y a todos nos va a costar, aunque desde principio de temporada sabíamos que este año iba a tocar sufrir más que otras temporadas. Pero aún queda, y lo que cuenta es el final.

¿Ve al equipo y al entrenador motivados para este duro esprín final?

Sí, claro, claro. Nosotros ya éramos conscientes de la dificultad. Es verdad que no pensábamos que íbamos a tener una racha tan mala, pero lo pasado, pasado está. Ya no podemos recuperar esos puntos perdidos, aunque hayamos merecido más, pero al final la Liga te pone donde mereces. Ahora esperamos que nos deje con tres equipos por detrás.

¿Le ha sorprendido el rendimiento y la llamada de Luis Enrique a Bryan Gil?

No me sorprende para nada. Entrenamos con él y vemos los partidos que hace. No tiene miedo a jugar el fútbol que le gusta, y es uno de los mejores extremos de toda la Liga, por eso es lógico que esté en la selección. Es un tío diferente.

Llega el Real Madrid…

Siempre es complicado jugar contra ellos. Se están jugando la Liga, pero nosotros nos jugamos la vida y vamos a ir a competir. Los diez partidos que quedan van a ser dificilísimos.

¿Cómo ve al equipo de Zidane?

Es cierto que han tenido algunos tramos en los que han fallado, pero cuando ponen en el campo todo su nivel, es muy difícil hacerles daño. Además, ahora Benzema marca la diferencia, porque está en un momento de forma increíble, pero espero que el sábado no tenga su mejor día.

Modric es otro veterano para el que parece que no pasa el tiempo…

Lo de Modric es increíble. Y creo que es un ejemplo para la gente joven, que se vea que si se hacen las cosas bien, se puede estar a ese nivel a pesar de la edad.

¿Cuál puede ser el secreto para puntuar?

Que ellos no tengan su mejor día, que nosotros tengamos un poco de suerte y acierto de cara al gol, pero sin pensar en que es el Madrid, sino saber que es un partido más. Un punto sería buenísimo. Tenemos que ganar, pero hay que seguir sumando. No nos vamos a engañar, el empate ante un equipo así sería bienvenido.

Las cuentas pendientes de En Nesyri ante los ‘grandes’

El Sevilla espera al Atlético de Madrid con la esperanza de cerrar lo antes posible su billete a la Champions League. Sin tener de momento la mente puesta en una hipotética lucha por la Liga, el conjunto nervionense tiene en Youssef En Nesyri a una de sus principales bazas para dañar al sólido bloque del Cholo Simeone. El delantero del cuadro sevillista tiene además un buen puñado de cuentas pendientes: no le marcó al Atlético en las siete citas que disputó entre el Sevilla, el Leganés y el Málaga. Todo un desafío que estará de nuevo sobre la mesa este domingo.

El gran curso de En Nesyri, que firmó 21 goles hasta el momento entre todas las competiciones, confirma que se trata de uno de los delanteros del momento en España y en Europa. El pasado mercado invernal ya tuvo su nombre en los focos del West Ham y se antoja probable que en verano vuelvan a la carga por el marroquí. Pero su brilló no apareció ante los tres equipos que pelean ahora por el título de Liga. No encontró la portería rival ni ante Atlético, ni Real Madrid ni Barcelona. Se trata de una de las espinas clavadas del ariete, que comenzó el curso con las duras críticas de su actuación ante el Bayern de Múnich y puede terminarlo con récords goleadores en Nervión.

Lopetegui tendrá su habitual duda en el ataque. Confió en En Nesyri en las últimas citas y las estadísticas de pegada están de parte del marroquí. Pero también es conocida la satisfacción del técnico con las posibilidades que le entrega sobre el césped Luuk De Jong, que brilló a nivel anotador en este parón con la selección holandesa. Juegue de inicio o no, En Nesyri busca una especie de revancha ante el Atlético de Madrid.

Canales, desgaste minimizado

Sergio Canales vuelve a estar a las órdenes de Manuel Pellegrini tras su presencia con la selección española absoluta durante este parón. Fueron muchos los fantasmas presentes en su marcha tras el recuerdo de su última participación con España, la que supuso una lesión que condicionó mucho al Betis durante un tramo de este campeonato liguero. Pero su desgaste en estas dos semanas fue minimizado: jugó 75 minutos a las órdenes de Luis Enrique, disputando tiempo de juego en dos de los tres choques que jugó el combinado nacional.

Pellegrini se llena de esperanza ante la posibilidad de que Canales esté al cien por cien para la cita del domingo contra el Elche. El chileno sabe que se trata de una cita muy importante antes de un calendario endurecido y quiere que una de sus principales figuras siga liderando el equipo en este tramo decisivo del campeonato. Desde la vuelta del cántabro al equipo, el Betis despegó en su rendimiento hasta alcanzar una posición de privilegio en plena lucha por plazas europeas. No dudó Pellegrini en rotar cuando vio la necesidad, pero su confianza en Canales le entrega al cántabro un mayor grado de responsabilidad en este plantel.

Para Canales, las diez jornadas que restan del campeonato liguero suponen su mejor inventivo para ganarse el billete definitivo a la Eurocopa. Se trata de un desafío personal para el jugador, que sabe que su mejor aliado para ello es conseguir un pasaporte a competiciones europeas con el Betis. Su rendimiento durante toda la campaña fue notable y parece una de las piezas de mayor confianza de Luis Enrique pese a que no disputó demasiados minutos en estas tres últimas citas del equipo español.