El Camp Nou se queda a mitad del aforo: 47.317 asistentes

Un total de 47.317 aficionados acudieron esta noche al Camp Nou a ver el partido ante el Valencia. Unos números claramente muy bajos si lo comparamos con otras temporadas, pero que ahora mismo es el mayor número de asistentes que se ha resgistrado esta temporada, que tenía como récord, el estreno de la ChampioNS ante el Bayern de Múnich, con 39.737 aficionados.

Sin embargo, la situación sanitaria ha cambiado mucho desde el día que se jugó ante el campeón alemán y el de esta noche ante el conjunto ´che’. Para empezar, en septiembre apenas estaba permitido un 40% del aforo, mientras que ahora hay ya la posibilidad de un 100%. Eso quiere decir que el día del Bayern hubo prácticamente un lleno de aforo, mientras que esta noche no llega al 50%.

No hay duda de que parte de la culpa de este descenso notable en la asistencia de aficionados es la excedencia de casi 28.000 socios del Barcelona durante toda esta temporada, que decidieron no pagar el abono durante este año y por tanto renunciar a su posibilidad de acudir al estadio.

Además, el club aún no ha puesto en funcionamiento el ‘asiento libre’, por lo que si un socio decide no ir a un partido no puede intercambiar su abono a otro aficionado. En los próximos partidos, el club tiene la intención de movilizar esta iniciativa para generar más ingresos.

Vuelven los bocadillos a las gradas del Estadio Gran Canaria

Buenas noticias para los aficionados hambrientos. Poco a poco, mientras sigan dando respiro los contagios y la campaña de vacunación, se van dando pasos hacia la normalidad de los futboleros. Si ya se podía ocupar el 100% del aforo de los recintos deportivos desde principio de este mes de octubre, este fin de semana se sigue volviendo poco a la vida antes de marzo de 2020. La Unión Deportiva ha anunciado que se podrá entrar comida y bebida al Gran Canaria. Además, las cantinas del estadio volverán a abrir.

Por tanto, este derbi ya de por sí especial por la vuelta del público a las gradas, será testigo de otro avance en la recuperación de los pequeños hábitos que nos venían acompañando en los eventos deportivos.

De igual forma, la entidad de Pío XII, que espera una afluencia de 25.000 espectadores este sábado, recuerda que hasta la misma hora del partido las taquillas estarán abiertas y además de la tienda oficial del club de 10 a 14h para aquellos que quieran adquirir sus entradas.

Paso en corto de Oviedo y Girona en el Carlos Tartiere

camiseta Real Oviedo baratas y Girona se quedaron a medias en su intento por escalar a la zona noble de la clasificación con un empate que parece no contentar del todo a ninguno de los dos. Los azules gozaron de ocasiones claras en la primera mitad pero se mostraron desacertados en la definición. En la segunda mitad, con el Girona mandando, Stuani tuvo la victoria en un remate en el área.

El Girona salió mandando y el Oviedo esperando a los espacios que se generaran en las pérdidas catalanas. Y estos aparecieron y en la primera mitad las ocasiones fueron azules. Obeng lanzó fuera una oportunidad inmejorable a los 7 minutos, solo en el área, tras galopada y servicio de Cornud. Después, a los 14, Borja García la pifió en la salida y regaló un balón franco a Obeng, solo ante Juan Carlos, pero el meta tapó cualquier hueco.

Seguía llegando el Oviedo. A los 20, otra nítida. Borja centró raso y Calvo, de excursión en el área rival, golpeó al aire. Tras un cabezazo malicioso de Viti, la lista de opciones de los locales en la primera parte la completó Bastón con un derechazo que despejó Juan Carlos de forma estética.

Tras el paso por los vestuarios, el partido siguió menos agitado. El Girona siguió mandando pero al Oviedo le costó robarle en zonas de peligro. Intentó acelerar las cosas Míchel introduciendo a Stuani y Samu Saiz, y el uruguayo tuvo la más clara pero su remate a centro de Valery se fue desviado.

También quiso Ziganda cambiar las reglas y metió a Jirka y Pombo, debut de este último. Participativos los dos, a los azules sin embargo les faltó algo más de colmillo arriba. Obeng fue expulsado al final por una entrada sobre Calavera y el partido murió con una última para Samu Saiz, al que respondió Femenías con una gran intervención.

Griezmann no levanta cabeza

Simeone hizo referencia a Griezmann en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Getafe. El entrenador del Atlético elogió al francés y se mostró muy optimista con respecto al futuro del delantero: «Contamos con la suerte de tenerle y seguro que rendirá como esperamos». También dejó claro que «está en el proceso de adaptarse a este nuevo Atlético que no es el Atlético en el que estuvo». Y el Cholo, sin decirlo, pareció pedir algo de tiempo para esa nueva aclimatación del punta. Griezmann, de momento, se asemeja al que ha jugado en el Barcelona y no levanta cabeza en el Atlético. Con él en el campo el equipo madrileño no ha marcado ni un gol. Contra el Oporto y el Athletic el conjunto de Simeone se quedó a cero. Y ante Espanyol y Getafe los goles llegaron cuando el francés ya no estaba en el terreno de juego.

Griezmann ha sido titular en los tres partidos ligueros desde que llegó al equipo rojiblanco. Simeone mostró fe ciega en él, aunque no completó ninguno de los tres. Jugó 59 minutos ante el Espanyol, 55 ante el Athletic y 67 contra el Getafe. En Champions, frente al Oporto, fue suplente y entró en el lugar de João Félix. El francés no ha tenido peso específico en el equipo y hasta ahora no ha sido determinante en ninguno de los tres encuentros. Incluso ya han llegado críticas hacia el francés, como en ‘Foot Mercato’.

Ante el Getafe  fue de menos a más y antes de ser cambiado tuvo dos disparos a portería que pudieron ser gol. Un remate se fue muy alto y el segundo estuvo a punto de suponer su primer gol en esta segunda etapa de rojiblanco. Con superioridad numérica, y ya con Cunha en el campo por Griezmann, y con el Atlético lanzado al ataque, el equipo sí se mostró mucho más ambicioso en el ataque.

Griezmann empezó ante el Getafe como segundo delantero, cerca de Luis Suárez, aunque con total libertad de movimientos. Entró por la banda izquierda. Simeone sacó también a Correa y Carrasco. El argentino jugó como medio por la derecha y Carrasco como interior zurdo. La diferencia entre el Atlético de ahora y el de su anterior etapa parece evidente.

Ahora es un equipo más combinativo, que le gusta jugar cerca del área rival. Un Atlético con muchos jugadores de calidad cerca de la portería contraria, con muchas opciones ofensivas. Entonces era un Atlético más contragolpeador. Un conjunto madrileño con Griezmann como lanzador para futbolistas rápidos como Fernando Torres o Gameiro. Un equipo con menos posesión, más vertical y que jugaba muy alejado de la portería contraria. Ahora está Suárez como delantero centro, un jugador más de área, menos explosivo y al que busca el Atlético en los últimos metros. Griezmann no aparece, aunque se le espera. Le espera Simeone, sus compañeros y la afición rojiblanca.

Kondogbia se alista

Kondogbia fue la pasada temporada una apuesta de la dirección deportiva del Atlético tras la marcha en el último instante de Thomas al Arsenal. Simeone y Berta pusieron su confianza en el centrocampista, entonces en el Valencia. Y la pasada temporada fue complicada para él, puesto que llegó a un equipo nuevo en el que hubo una enorme competencia en el centro del campo. Koke fue fijo, Llorente jugó por banda derecha, Lemar también minutos y Saúl, sin estar bien, también jugó. Incluso en determinadas fases de la campaña Herrera dispuso de bastantes minutos. Kondogbia lo tuvo complicado para jugar.

Con 28 años, y con contrato hasta 2024, el centrocampista recordó frente al Celta al de sus mejores partidos con el Valencia. Jugó por delante de la defensa, en su labor de pivote defensivo, con Koke a la derecha, y Lemar a la izquierda. Y se hizo con el centro del campo del Atlético. Se hizo con el partido. Simeone le puso en el once por delante de De Paul, fichaje estrella del equipo rojiblanco hasta ahora. El Cholo había ensayado durante todo la semana con Kondogbia como titular, aunque mantuvo la duda hasta el final.

La pasada campaña disputó 25 encuentros de LaLiga y dos de Copa con el Atlético. Pero con sólo 1.211 minutos de juego. Es decir, una participación residual. Nunca tuvo el protagonismo con el que ha comenzado esta temporada. En este ejercicio fue de los pocos que pudo comenzar la pretemporada, aunque tuvo que parar al pasar el coronavirus. Pero una vez superado el Cholo le dio la responsabilidad de liderar al equipo desde el medio.

Simeone parece seguir decidido a jugar con la defensa de tres centrales y dos carrileros. Y por delante un jugador que actúe cerca de los centrales. En el ejercicio 2020-21 esa labor la hizo Koke, ahora un poco más desplazado a la derecha. Veremos lo que sucede en los próximos encuentros. Pero el Cholo ha ganado un jugador para la causaKondogbia se alista. No quiere dejar pasar la oportunidad de ser un futbolista importante que luchará de nuevo por el título liguero. Además de los tres puntos, el partido de Balaídos dejó buenas noticias para el Cholo. Y Kondogbia es una de ellas.

Los motivos de Simeone para el optimismo en las diez finales

El Atlético tiene diez finales por delante, el campeonato entra en la recta final y Simeone y su plantilla cuentan ahora con unos días para coger fuerzas de cara los encuentros que faltan. El primero de ellos será muy exigente, puesto que el líder se enfrentará al Sevilla. El Cholo tiene motivos para la esperanza, aunque el técnico rojiblanco sabe que su equipo tiene que mejorar bastante.

Oblak decide. El cancerbero del Atlético no había tenido una primera parte del campeonato brillante. Acostumbrado el equipo a que el esloveno fuera el mejor en muchos partidos del pasado ejercicio, Oblak hizo una primera vuelta aceptable. Pero en estas últimas jornadas ha vuelto a su nivel habitual. Y de cara a los diez encuentros que quedan, para el Cholo es vital tenerle en un gran estado de forma. Ante el Deportivo Alavés fue decisivo en el penalti. Es el jugador mejor valorado de LaLiga y tiene ganas de llevarse el título liguero. Busca hacer historia. Y mantener la puerta a cero es vital.

Notable Trippier. El lateral inglés estuvo durante muchos partidos sancionados, volvió ante el Real Madrid y el Atlético lo ha notado en los partidos que ha jugado. Ante el conjunto vitoriano dio la asistencia a Luis Suárez en el gol y poco después hizo otro centro que pudo ser el 2-0, en esta ocasión con remate de Marcos Llorente. Trippier es un jugador muy regular y Simeone respira tranquilo al tenerle de nuevo. El inglés, además, se entiende muy bien con el madrileño. La banda derecha del Atlético tiene que darle muchas alegrías al Cholo.

Lemar rinde. Koke lo ha jugado prácticamente todo y muestra señales de cansancio en algunos partidos. Ante el Deportivo Alavés fue Lemar el jugador que tuvo las ideas más claras, el que intentó desequilibrar una y otra vez a la defensa del conjunto vitoriano. En estos diez partidos será importante que mantenga ese buen nivel. Para el técnico argentino ahora mismo es uno de los imprescindibles en el equipo.

João Félix se atreve. El portugués no pudo jugar ante el Deportivo Alavés por sanción y estará en los diez últimos partidos. El equipo madrileño resultó eliminado ante el Chelsea, pero el portugués fue el mejor de su equipo y para el Atlético es una excelente noticia. El Cholo quiere un João Félix atrevido, que lo intente una y otra vez. El portugués tuvo un gran inicio de campaña y debe ayudar al equipo en estas diez finales. Pocos jugadores tienen en LaLiga la calidad del portugués.

Los goles de Suárez. El delantero uruguayo volvió a marcar. Lo hizo ante el Deportivo Alavés. En algunas fases del partido se le vio algo cansado, sin la chispa de otras veces pero fue determinante con su tanto. Suárez tiene experiencia y veteranía para afrontar la recta final del campeonato. Ha marcado 19 goles en el torneo liguero y sus tantos son oro para el equipo madrileño.

El banquillo. El Atlético tuvo muchos problemas a lo largo del campeonato con el tema de la pandemia. Simeone recurrió al filial para completar las convocatorias y ahora ya tiene a todos disponibles. Jugadores como Saúl, Dembélé, Herrera, Lodi… tiene que aportar mucho en estos encuentros. No son titulares, pero el Cholo sabe que necesitará tener a todos enchufados en lo que queda de campaña.

El anterior Atlético-Sevilla fue el último partido con público en el Wanda Metropolitano

La historia de este Atlético-Sevilla es la de un partido de la jornada 1 que se pospuso y que ahora mide al líder y a un aspirante a la Champions. Mirando hacia atrás, es una cita que trae buenos recuerdos en el Wanda Metropolitano, y en este caso no por el resultado, por los goles o los regates… La anterior visita de los hispalenses fue el último partido con público en la casa rojiblanca.

Fue el 7 de marzo de 2020. El Atleti era sexto y el Sevilla, cuarto, aunque los rojiblancos andaban casi más pendientes de la visita al Liverpool del día 11. Los visitantes pensaban en la Roma también. Pero antes tocaba Liga. El estadio se engalanó y rozó el lleno ante un rival que motiva mucho y en una fecha y hora que también (sábado a las 16:00), y encima el partido resultó apasionante.

La primera parte fue una locura. En el minuto 18 marcó De Jong. A la media hora, y tras cinco minutos a vueltas con el VAR, Morata empató de penalti. En plena euforia local, João Félix consiguió el 2-1 y, antes del descanso y de nuevo tras pasar por el videoarbitraje, un penalti a favor del Sevilla vailó para que Ocampos hiciera el 2-2. El segundo tiempo fue más tranquilo y, aunque hubo tensión, ambos equipos se fueron convenciendo de que las tablas no eran del todo malas para nadie.

Paralelamente a la jornada, el coronavirus —todavía no declarada oficialmente la pandemia— se extendía por Europa a un ritmo brutal y afectaba al deporte con suspensiones de todo tipo de eventos. Una historia suficientemente contada ya. El fútbol tardó en volver al Wanda Metropolitano, tres meses en concreto. Pero la afición aún no lo ha hecho. La fiesta que se vivió aquella tarde con ambiente primaveral se echa de menos y la espera se está haciendo muy larga. Por eso este Atlético-Sevilla trae gratos recuerdos, casi de otra época. Morriña de un tiempo que volverá…

El líder llama a la puerta

Como a este Barça no hay por dónde cogerle, la prueba de esta noche en el Camp Nou (21:00 horas Movistar LaLiga) contra la Real Sociedad, se adivina como una piedra de toque excepcional para demostrar a todos aquellos que tratan de resolver la situación real, o algo parecido, del equipo de Koeman . El líder llama a la puerta de un Camp Nou en un duelo que sin duda va a evaluar a su equipo en consonancia al resultado de esta noche ante los vascos. O caja o faja. No hay más.

Para el Barça esta noche sólo vale el resultado, no se puede mirar más allá. En otro tiempo se apuntaría a la manera, pero a día de hoy no hay más que el puesto en la clasificación, o el teletexto que decía un ilustre como Begiristain, figura que une a la Real y al Barcelona como ninguna.

La Real Sociedad comparece en el Camp Nou como líder en un partido adelantado de un campeonato que tiene partidos pendientes ante un equipo que no sabe dónde está. Un lío tremendo que tiene dos lecturas. Una es la que favorecería a los de Imanol, que pueden dar una estocada a un rival que hace tiempo que no sabe dónde está. Un triunfo txuri-urdin sería gasolina para los vascos, que vería cómo su candidatura se reafirma mientras que para el Barça sería la constatación de que el curso es de objetivos mínimos.

Pero lo inesperado de este partido, que llega emboscado, supone una oportunidad para los de Koeman, que con los números en la mano igual no están tan mal como parece. Al loro.

Koeman exigió a los suyos hace dos semanas ganar todos los partidos hasta fin de año y a la primera curva sus muchachos se fueron de la pista en CádizNo se admiten más errores en el Barcelona ni que esté la Real delante. Hace un mes, el empate se daba por bueno, ahora, el triunfo es inexcusable para un equipo que sabrá después de este test que es lo que puede ser de mayor en LaLiga. Si hay partidos que marcan un antes y un despuéseste es uno de ellos.