El Camp Nou se queda a mitad del aforo: 47.317 asistentes

Un total de 47.317 aficionados acudieron esta noche al Camp Nou a ver el partido ante el Valencia. Unos números claramente muy bajos si lo comparamos con otras temporadas, pero que ahora mismo es el mayor número de asistentes que se ha resgistrado esta temporada, que tenía como récord, el estreno de la ChampioNS ante el Bayern de Múnich, con 39.737 aficionados.

Sin embargo, la situación sanitaria ha cambiado mucho desde el día que se jugó ante el campeón alemán y el de esta noche ante el conjunto ´che’. Para empezar, en septiembre apenas estaba permitido un 40% del aforo, mientras que ahora hay ya la posibilidad de un 100%. Eso quiere decir que el día del Bayern hubo prácticamente un lleno de aforo, mientras que esta noche no llega al 50%.

No hay duda de que parte de la culpa de este descenso notable en la asistencia de aficionados es la excedencia de casi 28.000 socios del Barcelona durante toda esta temporada, que decidieron no pagar el abono durante este año y por tanto renunciar a su posibilidad de acudir al estadio.

Además, el club aún no ha puesto en funcionamiento el ‘asiento libre’, por lo que si un socio decide no ir a un partido no puede intercambiar su abono a otro aficionado. En los próximos partidos, el club tiene la intención de movilizar esta iniciativa para generar más ingresos.

Messi, renovación pausada

Uno de los efectos colaterales que muchos presuponían que el retorno de Joan Laporta al sillón presidencial azulgrana provocaría sería la aceleración en la renovación de contrato de Leo Messi. Pues bien, según apuntan desde ‘El Larguero’ de la Cadena SEResa extensión contractual va para largo. Y es que, el astro argentino podría terminar la temporada, marcharse a jugar la Copa América y volver del torneo, el cual se disputa entre el 13 de junio y el 11 de julio (si Argentina llega a la final), sin haber resuelto su futuro.

La razón que esgrimen las fuentes consultadas por El Larguero es que el conjunto blaugrana sigue teniendo abierta una auditoría, necesaria para arrojar luz a la verdadera situación económica del club. Hasta que no se conozca el estado de las cuentas no podrá ofrecerse una cantidad concreta al rosarino y desde la entidad presidida por Laporta no son optimistas en que la citada información se conozca en los próximos días.

Asimismo, añaden, Messi pretende conocer el rumbo de proyecto deportivo del club antes de plasmar su firma en un nuevo contrato, aunque este satisfaga sus pretensiones económicas y de duración. Esto es, estar informado sobre el entrenador que se sentará en el banquillo la próxima temporada, así como las posibles entradas y salidas que rondan la mente de la secretaría técnica.

Una baza que desaparece

Además, una de las bazas que Laporta esperaba jugar, el regreso de Neymar al Camp Nou, se ha esfumado. El brasileño, a pesar de algún escarceo final con el Barça, ha renovado recientemente con el PSG, haciendo imposible el reencuentro entre las dos estrellas, al menos en la Ciudad Condal. Algo que, como el propio Ney manifestó tiempo atrás, le hubiera encantado.

El maremoto provocado el pasado verano por el burofax se ha apaciguado, pero hasta que Leo no certifique de manera definitiva su renovación no se calmarán las aguas por completo. Los cantos de sirena llegados desde el Parque de los Prínicipes, donde sí podría reencontrarse con Neymar, siguen presentes. Si esta espera se confirma, Messi, cuya vinculación actual termina en junio, pasaría un tiempo siendo un jugador libre, algo que seguro tratarán de evitar en Can Barça, aunque, como deslizan en ‘El Larguero’, el optimismo al respecto brilla por su ausencia.

Griezmann se agarra al Barça

«Lo que me beneficia es estar en el campo». Claro y conciso. Así se mostraba Antoine Griezmann después del estupendo partido realizado por el Barcelona en su visita a la Real Sociedad. El francés abrió el marcador y en el nuevo sistema dibujado por Koeman parece sentirse mucho más cómodo. Sin embargo, dejó claro que no le preocupa el planteamiento, si no la confianza que se le profesa. Y es que, aunque su nombre aparezca como método financiero para sufragar fichajes futuros, él tiene claro que su horizonte se colorea en azul y grana.

El programa ‘Tot costa’, de Catalunya Radio, señala que el delantero está a gusto. Marcharse no es una opción en su mente y está muy tranquilo en lo que a su devenir respecta. Tiene tres años más de contrato (hasta 2024) y aunque en el club, según añade esta información, le consideran como uno de los candidatos a salir este verano, Grizi quiere seguir.

Antoine llegó a Barcelona en 2019 a cambio de 120 millones con una etiqueta, la de crack, que no ha logrado refrendar. El rey sigue siendo Messi, pero el Principito no ha conseguido formar parte a tiempo completo de su corte, como sí hicieron en el pasado Neymar o Luis Suárez o poco a poco consigue hacerlo un Ousmane Dembélé cada día más delantero. Eric Abidal ha reconocido en una entrevista concedida al Telegraph que fue «el presidente» el que «decidió fichar a Griezmann». «Si no, hubiéramos fichado a Griezmann antes. Creo al 100% que podríamos haber vuelto a fichar a Neymar», añadía el exdirector deportivo blaugrana.

Hristo Stoichkov añadía mayor pesaje a la balanza de las críticas. «Cuando Griezmann está, el Barça juega con diez», esgrimía el búlgaro. Una carga que se une a la rumorología continúa en la que se apunta a su adiós prematuro. Con la llegada de Joan Laporta al sillón presidencial, el ‘7’ se colocaba en cabeza en la lista de tareas de Mateu Alemany, nuevo director general de la entidad. Decidir sobre su futuro, con los goles de Haaland retumbando en la mente de Laporta, se aventura como una de las líneas maestras del nuevo proyecto del club.

Obstáculos

Un posible intercambio con Paulo Dybala aparecía en la prensa italiana hace escasas fechas. La eterna renovación del argentino, en horas bajas en la Juventus, colocaba de nuevo a la pieza de La Joya en el tablero barcelonés. En el pasado, tanto Griezmann gustaba en Turín como Dybala en Can Barça, de ahí que la Vecchia Signora, sabedora de que el deseo del club no va en la misma línea que el del jugador, aparezca como actor secundario en la partida y haya decidido tantear el terreno.

Laporta va con todo a por Haaland, el gran nombre que le acompañó en la campaña. Cada vez que el cyborg noruego aparece como futurible, la ola del rumor alcanza a Coutinho y Griezmann, los dos jugadores señalados para coser parte del agujero económico del club. Son quienes gozan de mayor mercado en lo que a retorno económico respecta. Sin olvidar que la posibilidad de que el Kun Agüero llegue a coste cero también jugaría en su contra. Más madera.

Seguir cultivando brotes verdes

Sin embargo, a pesar de todo este cúmulo de vallas, el ariete ha decidido, según la información manejada por Catalunya Radio, saltarlas todas y ganar la carrera. ¿Su meta? Aferrase al club y convencer a todos que la estrella sobre la que construir parte del futuro del club llegó procedente del Atlético de Madrid hace algo más de año y medio. Como decíamos, el 3-4-2-1 con el que Koeman plantea los partidos en estos momentos le beneficia.

Acompañar a Messi y huir del extremo, con la movilidad de Dembélé por delante, le permite potenciar una de sus mayores virtudes, la pared y la asociación. En sus dos últimos partidos ligueros, en la doble mediapunta, ha logrado ver portería (Huesca y Real Sociedad). En los cinco anteriores, a caballo entre el extremo izquierdo y el centro del ataque, se quedó a cero. Una realidad a la que debe aferrarse casi tan fuerte como a su deseo por seguir vestido de azulgrana. Ahora toca mantener el tono con Francia. Allí, nadie le pone en duda. A la vuelta, tocará seguir picando piedra y despejar las que aquí le acompañan.

El crack español en el que se fijó Kimmich

Con tan solo 26 años, Joshua Kimmich ya es considerado uno de los mejores centrocampistas del momento. A la hora de seguir perfeccionando su juego a lo largo de los años, el mediocentro del

se ha fijado constantemente en la manera de interpretar el fútbol de Xavi, al que considera como uno de sus grandes ídolos en la última edición del rotativo alemán Sport Bild, donde Kimmich respondió a un cuestionario confeccionado por aficionados.

«Mi modelo a seguir siempre fue Xavi Hernández del Barcelona«, explica el internacional alemán. «Nunca fue el mejor, pero actuaba con visión, cuidaba el pase y la técnica. Trataba de colocar a otros jugadores en el centro de atención. Me impresionó y fue hacia lo que quería orientarme. Le llegué a conocer durante nuestro stage de concentración en Doha y he de admitir que fue una experiencia genial», concluyó Kimmich.

Eso sí, el ex del VfB Stuttgart y RB Leipzig tuvo que esperar hasta que pudo jugar en la posición de su ídolo. En la Mannschaft y en Múnich, donde aterrizó a petición expresa de Pep Guardiola en 2015, comenzó como lateral derecho e, incluso, llegó a jugar de central. Fue tras la marcha de Philipp Lahm y Xabi Alonso en 2017 que Jupp Heynckes comenzó a darle minutos en el centro del campo hasta que se convirtió en el faro de un Bayern que, igual que el Barça de Xavi, se alzó con el sextete.

Coutinho no sale del pozo: operado por segunda vez

Philippe Coutinho tiene motivos para estar preocupado: no se están cumpliendo los plazos previsto de su recuperación -se sometió a una menisectomía el 2 de enero con un pronóstico inicial de baja de tres meses- y además tuvo que volver a pasar por el quirófano hace unas semanas para extraer un quiste en su rodilla izquierda, según se desveló en el programa ‘Onze’ de Esport3, que le estaba produciendo un derrame de líquido sinovial y la consecuente hinchazón en la rodilla.

Evidentemente, la situación actual de Coutinho no invita al optimismo. En el club optan por la prudencia y prefieren no marcar plazos, pero los diversos reveses que está sufriendo el jugador en su recuperación, le han llevado a tomar la decisión de viajar a Qatar para ponerse en manos del especialista belga de rodilla, Pieter D’Hooghe.

Según ha podido saber AS, el jugador no sólo realizó una completa revisión del estado de su rodilla sino que también quiso una segunda opinión sobre el tratamiento a seguir tras no estar del todo satisfecho con los servicios médicos del FC Barcelona.

Hay que recordar que no es la primera vez que los jugadores del FC Barcelona visitan la consulta del doctor D’Hooghe en Doha. Los franceses Ousmane Dembélé y Samuel Umtiti también se pusieron en manos del centro Aspetar para solucionar sus respectivas lesiones.

En cualquier caso, descartado totalmente que reaparezca en los tres meses previstos, ahora mismo se daría por bueno si el delantero llega al tramo final de la temporada y pudiese jugar dos o tres partidos.

El Barça cierra la sangría: deja la portería a cero un mes después

Una de las prioridades de Ronald Koeman era frenar la sangría de goles encajados en los últimos partidos. Desde hace un mes, el Barcelona era incapaz de dejar su portería a cero, acumulando ocho partidos consecutivos recibiendo como mínimo un gol. De hecho, los números no dejaban lugar a dudas: sumaba 16 goles en contra en los últimos ocho encuentros, dejando un promedio desolador de dos por partido.

El resultado de este miércoles rompe de esta forma una hemorragia preocupante en defensa. De hecho, se da la casualidad que el último partido que el Barcelona logró no encajar un gol fue precisamente ante el Elche el pasado 24 de enero, en el primer partido de la segunda vuelta. Desde ese día, todos los rivales que que se habían enfrentado al Barcelona habían conseguido batir a Ter Stegen: Rayo (1-2), Athletic (2-1), Granada (3-5), Betis (2-3), Sevilla (2-0), Alavés (5-1), PSG (1-4) y Cádiz (1-1).

Ahora está por ver si se trata sólo de una situación puntual o si el Barcelona ha encontrado el camino para asentar su línea defensiva. En todo caso, aparte de Gerard Piqué, que el equipo ha recibido su regreso con los brazos abiertos , y de Jordi Alba, que se encuentra en un momento de forma espectacular, las otras dos piezas en defensa abren muchas más dudas e incertidumbre.

En principio Sergiño Dest era el hombre llamado a ocupar la banda derecha, sobre todo tras la lesión de Sergi Roberto, pero su juventud, tiene sólo 19 años, y sus problemas musculares, le han impedido mantener una regularidadKoeman ha tenido que recurrir con un defensa del filial, que además jugaba como central en el equipo de Pimienta, para ocupar la banda derecha, cumpliendo el papel de forma digna.

Y si el lateral derecho es toda una incógnita, ya no digamos la plaza de central izquierdo. Ni Clement Lenglet ni Samuel Umtitilos teóricos candidatos a esa plaza, han demostrado ofrecer suficientes garantías, siendo un jugador que el año pasado tenía ficha del filial, Ronald Araújo, quien se ha ganado la propiedad por méritos propios. Sin embargo, una inoportuna lesión del central uruguayo ha dejado el puesto de central en una situación de interinidad alarmante.