Goldar: «Lo de Cartagena no se puede volver a repetir»

David Goldar, defensa de la UD Ibiza, afirma que desde el primer momento en la plantilla son «conscientes de la dificultad» de la competición de LaLiga SmartBank, por lo que no quieren dramatizar tras las dos derrotas consecutivas sufridas. «Sabíamos el camino largo que nos iba a esperar», comenta el futbolista gallego, que también deja claro que la goleada (5-1) y la imagen ofrecida en Cartagena «no se puede volver a repetir». Confía en que puedan cambiar la dinámica porque apunta que el Ibiza es un equipo «muy sólido, muy fuerte y solidario», y quieren resarcirse ante el Mirandés, al que reciben este domingo a las 14 en horas en Can Misses.

Cree que los de Miranda de Ebro les plantearán «un partido muy complicado», como «todos los de la Segunda». «El Mirandés creo que es un equipo muy joven, muy dinámico, que tiene mucho talento y calidad. Pero creo que, con nuestro bloque, con todas nuestras armas intentaremos frenarlos y buscar la victoria en casa», añade.

Goldar sostiene que la nota que debe recibir el equipo, tras las jornadas disputadas, «es positiva», a pesar de los dos últimos tropiezos. «El equipo se está adaptando a la categoría. Poco a poco los nuevos compañeros están adaptándose al equipo y esto hace que sea cada vez más sólido y tenga más recursos. El equipo está convencido de que va a ser un camino largo y duro. Creo que es un bloque muy sólido, muy fuerte y solidario. Juntos podemos conseguir los objetivos que nos marquemos», indica el defensa de los celestes.

«Lo que va a hacer que consigamos el objetivo es la solidez que tenga el equipo, los automatismos que seamos capaces de adaptar, cómo trabaje la plantilla como conjunto, cuántos jugadores seamos capaces de luchar por una misma idea, de estar conectados a la misma idea que tiene el míster… Ese es el camino. Yo creo que el equipo da la cara. A pesar de haber perdido este partido [el de Cartagena], que es para pasar página, en todos hemos dado la cara», añade.

Con respecto a la afición del Ibiza, apunta que es «la hostia». «Son gente súper honesta», declara el zaguero. «Son siempre educados, se portan muy bien, nos respetan mucho y es una afición muy honesta. Siempre están receptivos para apoyar al equipo, y nosotros lo que tenemos que hacer, como mínimo, es devolverle esa honestidad en el terreno de juego. Estamos juntos y esperemos disfrutar de un gran año en Segunda División», apunta.

El once de la jornada 39 de LaLiga SmartBank

La trigesimonovena jornada de LaLiga SmartBank tuvo once protagonistas que a continuación detallamos. Destacaron Miguel de la Fuente (Leganés) y Manu Barreiro (Lugo), con sendos dobletes. Vada (Tenerife) y Abdón (Mallorca) marcaron uno y dieron otro. Lucas Ahijado (Oviedo) anotó un golazo desde fuera del área.

Cristian Álvarez vuelve al once de la jornada y esta vez lo hace por su actuación en la portería. Ante Las Palmas el argentino estuvo espléndido, con un total de nueve paradas (tres en el área pequeña) que sirvieron para mantener su portería a cero por segundo partido consecutivo. El Zaragoza respira la salvación.

El Cartagena logró su segunda victoria seguida para escapar un poquito más de la zona de descenso. En ella tuvo especial protagonismo Delmás, al marcar el primer tanto de los suyos en un despiste del espanyolista Wu Lei. El lateral estuvo rápido para meter el pie y anotar su primer tanto de la temporada.

El Girona dio un paso de gigante en su carrera por el playoff, al derrotar al Sporting, uno de sus rivales. Los gerundenses ganaron por la mínima con otro gol de Juanpe, que volvió a ver puerta por segunda semana consecutiva. El defensa recogió un rechace de Mariño a disparo de Monchu para marcar otro tanto decisivo.

Sergio González estrenó su cuenta goleadora ante el Tenerife. El polivalente central, que también puede jugar como mediocentro, marcó el segundo gol del partido ante el Sabadell, con un perfecto remate con la pierna izquierda tras un lanzamiento de falta. El Tenerife sigue en la zona tranquila de la tabla.

El Oviedo certificó la permanencia con un golazo mayúsculo de Lucas Ahijado. El lateral marcó el único tanto del partido contra el Málaga, con un trallazo desde fuera del área que tomó una parábola hasta la misma escuadra derecha de la portería de Dani Barrio. El meta del Málaga no pudo hacer nada para evitarlo.

Vada fue el otro responsable de la victoria del Tenerife ante el Sabadell. El centrocampista, cedido por el Almería, abrió el marcador con un fuerte disparo cruzado desde dentro del área, a servicio de Nono. No contento de ello, se adjudicó la asistencia del otro tanto, marcado por Sergio González..

Si el Almería quiere subir a Primera, va a necesitar la mejor versión de Lazo en el playoff de ascenso. El centrocampista volvió a este nivel, en el empate de los andaluces ante el Albacete, con un auténtico golazo: presionó a Javi Jiménez, le robó el balón y tras driblarle, disparó a portería. Imposible para Bernabé Barragán.

Mientras las matemáticas no digan lo contrario, la Ponferradina puede seguir luchando por el playoff. El equipo berciano venció a domicilio al Castellón por 0-2 en un partido en el que Óscar Sielva volvió a ver puerta. El centrocampista estuvo listo al recoger un rechace en el área y posteriormente cruzar la pelota. Lleva ocho tantos.

El Leganés tiene un filón de cara al playoff de ascenso a Primera en las botas de Miguel de la Fuente. El delantero cedido por el Valladolid está en su mejor momento justo en la fase importante de la temporada. Ante el Logroñés anotó un doblete y suma dos partidos consecutivos viendo puerta.

A Manu Barreiro no le tiembla el pulso en los momentos claves como volvió a demostrar ante el Mirandés. El delantero del Lugo marcó dos goles de penalti en los últimos minutos, que sirvieron para dar la vuelta al resultado y que mantienen a los gallegos en la lucha por la salvación. Lleva once goles esta temporada.

Abdón Prats festejó su reciente renovación con el Mallorca con un partidazo. El delantero fue el protagonista de los dos goles de los bermellones. Primero, marcando el penalti que abrió el marcador; y después, apuntándose la asistencia del tanto de Salva Sevilla, con un toque sutil a un balón que pasó por encima de toda la defensa.