El Marsella respira antes del Clásico

El camisetas Olympique de Marsella baratas ha conseguido reconducir una situación que parecía muy complicada con las dos últimas derrotas en la Ligue 1. El conjunto marsellés venció por 4-1 al Lorient en un encuentro bastante difícil que comenzó perdiendo en la primera mitad y que tuvo que remontar, en parte, gracias al talento de un inspirado Payet. El mediapunta estuvo implicado en tres de los cuatro goles de su equipo, demostrando que, a este nivel, es uno de los mejores jugadores de la Ligue 1.

Tras dos derrotas seguidas, con la necesidad de ganar y con el Clásico de la próxima semana ante el PSG en el horizonte, el Marsella no se podía permitir otra derrota hoy ante el Lorient en un partido trampa para los de Sampaoli. El técnico salió con su clásico sistema de tres centrales con la principal novedad de Konrad de la Fuente, que salió como titular en la banda izquierda para intentar reivindicarse tras un inicio de temporada un tanto irregular.

Del Marsella camaleónico, fragoroso y autosuficiente de las primeras jornadas queda bastante poco. El equipo de Sampaoli ha experimentado un bajón físico importante y los últimos resultados así lo corroboran. Hoy, ante el Lorient, el conjunto marsellés comenzó el partido perdiendo desde muy pronto, ya que una pérdida comprometida de Kamará cerca de su área acabó en un penalti de Luan sobre Diarra que Laurienté acabó rubricando desde los 11 metros.

Si algo caracteriza al Marsella, además de tener el sello de identidad de Sampaoli, es la capacidad de resiliencia para sobreponerse a resultados adversos. Con más ímpetu que juego, los locales consiguieron generar jugadas de mucho peligro, entre ellas un remate de Milik y otro de Payet que repelió Nardi con bastantes dificultades. Antes del empate, Diarra tuvo el 0-2, pero su disparo se marchó rozando el poste. Minutos después, el OM no perdonó y Kamará enmendó su error del primer gol con un buen disparo en la frontal tras dos gestos técnicos sensacionales de Payet. Antes del descanso, el Marsella continuó buscando sin freno la portería rival, pero sin éxito.

Al son de Dimitri Payet, que es un jugador excepcional al que la regularidad no le ha acompañado junto al talento, el Marsella consiguió ponerse por delante en el marcador. El internacional francés asistió a Guendouzi con un preciso centro en un córner botado nada más comenzar la segunda mitad y los de Sampaoli, que en ningún momento dieron sensación de superioridad, remontaron el partido. A partir de entonces, el Marsella decidió defender con el balón sin arriesgar en sus ataques y el Lorient intentó ganar metros, pero de forma muy tímida. Milik, tras una asistencia del omnipresente Payet al contragolpe, dio la estocada definitiva en el Velodrome, al que todavía le quedaba tiempo para celebrar un último gol, esta vez de Guendouzi, que rubricó una gran actuación con un doblete.

Vuelven los bocadillos a las gradas del Estadio Gran Canaria

Buenas noticias para los aficionados hambrientos. Poco a poco, mientras sigan dando respiro los contagios y la campaña de vacunación, se van dando pasos hacia la normalidad de los futboleros. Si ya se podía ocupar el 100% del aforo de los recintos deportivos desde principio de este mes de octubre, este fin de semana se sigue volviendo poco a la vida antes de marzo de 2020. La Unión Deportiva ha anunciado que se podrá entrar comida y bebida al Gran Canaria. Además, las cantinas del estadio volverán a abrir.

Por tanto, este derbi ya de por sí especial por la vuelta del público a las gradas, será testigo de otro avance en la recuperación de los pequeños hábitos que nos venían acompañando en los eventos deportivos.

De igual forma, la entidad de Pío XII, que espera una afluencia de 25.000 espectadores este sábado, recuerda que hasta la misma hora del partido las taquillas estarán abiertas y además de la tienda oficial del club de 10 a 14h para aquellos que quieran adquirir sus entradas.

Paso en corto de Oviedo y Girona en el Carlos Tartiere

camiseta Real Oviedo baratas y Girona se quedaron a medias en su intento por escalar a la zona noble de la clasificación con un empate que parece no contentar del todo a ninguno de los dos. Los azules gozaron de ocasiones claras en la primera mitad pero se mostraron desacertados en la definición. En la segunda mitad, con el Girona mandando, Stuani tuvo la victoria en un remate en el área.

El Girona salió mandando y el Oviedo esperando a los espacios que se generaran en las pérdidas catalanas. Y estos aparecieron y en la primera mitad las ocasiones fueron azules. Obeng lanzó fuera una oportunidad inmejorable a los 7 minutos, solo en el área, tras galopada y servicio de Cornud. Después, a los 14, Borja García la pifió en la salida y regaló un balón franco a Obeng, solo ante Juan Carlos, pero el meta tapó cualquier hueco.

Seguía llegando el Oviedo. A los 20, otra nítida. Borja centró raso y Calvo, de excursión en el área rival, golpeó al aire. Tras un cabezazo malicioso de Viti, la lista de opciones de los locales en la primera parte la completó Bastón con un derechazo que despejó Juan Carlos de forma estética.

Tras el paso por los vestuarios, el partido siguió menos agitado. El Girona siguió mandando pero al Oviedo le costó robarle en zonas de peligro. Intentó acelerar las cosas Míchel introduciendo a Stuani y Samu Saiz, y el uruguayo tuvo la más clara pero su remate a centro de Valery se fue desviado.

También quiso Ziganda cambiar las reglas y metió a Jirka y Pombo, debut de este último. Participativos los dos, a los azules sin embargo les faltó algo más de colmillo arriba. Obeng fue expulsado al final por una entrada sobre Calavera y el partido murió con una última para Samu Saiz, al que respondió Femenías con una gran intervención.

James Rodríguez es nuevo jugador del Al-Rayyan de Qatar

Después de 3 días de haberse conocido su viaje repentino a Qatar, este miércoles 22 de septiembre se oficializó el fichaje de James Rodríguez al Al-Rayyan de ese país, un equipo que es dirigido por el francés Laurent Blanc y que suma 8 ligas cataríes en su historia.

James llega al Al-Rayyan tras haber intentado irse a una de las principales ligas de Europa en el mes de agosto, algo que finalmente no sucedió y que lo obligó a quedarse unos días más en Everton, equipo en el que tenía contrato hasta junio de 2022 pero donde no entraba en los planes del técnico Rafael Benítez.

El colombiano firmó contrato por toda la temporada en Qatar y seguirá teniendo un sueldo millonario, un poco más de un millón de dólares mensuales, según informó la prensa inglesa. El alto salario del jugador fue uno de los factores que impidió su marcha a un equipo europeo de primer nivel.

Además de mantener su sueldo de estrella, otro de los motivos que habría llevado a James a aceptar su marcha a Medio Oriente es recuperar la continuidad para ser tenido en cuenta en Selección Colombia, donde no está desde hace casi un año. Quizás allí pueda dejar atrás las lesiones y tener minutos para estar en las Eliminatorias Sudamericanas.

El Al-Rayyan no ha podido ganar en esta campaña 2021/22, suma dos empates y una derrota en el inicio de la liga local. Es décimo en la tabla de posiciones. James estaría listo para disputar sus primeros minutos el próximo lunes 27 de septiembre frente al Al-Khor en condición de local.

La segunda vida de Falcao

Radamel Falcao ha vuelto. Es una realidad. Su fichaje por el camiseta Rayo Vallecano baratas suscitó tanta euforia como dudas: ¿Pero está para jugar? ¿No lleva varios años de lesión en lesión? Ambas preguntas son afirmativas. El Tigre, desde su salida del Atleti, ha atravesado 18 lesiones diferentes que le han hecho perderse 110 partidos oficiales. La enfermería le empujó fuera del escenario, pero el Rayo le ha regalado un cenital para él solo.

Aún no ha sido titular con la Franja y, sin embargo, ya es el máximo goleador del equipo (junto a Trejo y Álvaro García, ambos con dos goles). El Tigre salió en el 71′ contra el Getafe y al quinto balón que tocó, sacó la zarpa derecha. Situación similar en San Mamés. «Aquí la quiero», le dijo a Bebé en la última del partido. Y metió la cabeza para poner el 1-2 y silenciar la Catedral. Dos suplencias, dos goles. Sale a zarpazo cada 17 minutos con el Rayo.

En Vallecas ha encontrado una familia… Y una segunda vida. Es adorado por la afición (más de 2.500 aficionados hicieron cola durante horas para ver su presentación) y ha encajado en el equipo como anillo al dedo. «Ha venido con actitud de integrarse», dijo Iraola. Dicho y hecho. Ya es uno más. El último día de mercado eligió el Rayo por delante de otras ofertas, y dos motivos le llevaron a ello: uno, Madrid, ciudad idónea para serenar la vida de su familia tras varios años de aventuras; y dos, Qatar 2022, Mundial al que quiere ir cómo sea. Con el Rayo vio una oportunidad para ser feliz y poder volver a rugir. Ya hace ambas.

Parte médico: 18 lesiones en ocho años

Como jugador del Atleti no tuvo ni una sola lesión, cero. Pero fue abandonar el Calderón y empezaron las curvas. En total llegó a atravesar 18 diferentes, que le hicieron perderse 110 partidos oficiales entre Mónaco, United, Chelsea y Galatasaray. Una rutina de enfermerías que le hizo perder ritmo y confianza.

En el Principado, entre las dos etapas que pasó allí (salió cedido a United y Chelsea para luego volver) sus números fueron notables: 83 goles en 140 partidos (a diana cada 125′). Y sus lesiones, intermitentes: pasó diez veces por la enfermería con todo tipo de molestias, la más grave, la rotura del ligamento cruzado. Se perdió 44 combates.

Ese ligamento es lo que más lata le ha dado. Se lo rompió por primera vez en enero de 2006, luciendo la Franja de River Plate. Y aunque durante años le dio tregua, fue algo temporal. La molestia acabó volviendo, hasta el punto que, durante un tiempo, tuvo que aprender a convivir con cierto dolor.

Pero los verdaderos problemas empezaron cuando se acercó al aeropuerto de Mónaco. Firmó por el United en calidad de cedido y sólo marcó cuatro goles en 29 partidos; firmó por el Chelsea, también a préstamo, y sólo jugó 12 partidos… Marcando un gol. En Londres, una lesión inguinal le dejó 150 días en el dique seco. Y cuando se recuperó, dejó de contar para Hiddink. Llovía sobre mojado.

La guinda al amargo pastel llegó con su salida al Galatasaray. Llevaba sólo un mes en Turquía cuando se lesionó del tendón de Aquiles: dos meses fuera. Poco después vinieron molestias en el muslo y un desgarro en el fémur. Le resultaba imposible disfrutar del fútbol; coger ritmo. Marcó 20 goles con la camiseta del Galatasaray (en 43 partidos). Diagnóstico definitivo: 18 lesiones desde 2013. Y 110 partidos oficiales en el dique seco.

Vallecas, una segunda oportunidad

Su historia con el humilde barrio madrileño, de momento, roza lo idílico. El Tigre, consciente de que su fichaje levantó incógnitas, ha decidido acallarlas a base de zarpazos. No ha venido al Rayo a retirarse; tampoco a tomarse un año sabático para recuperarse al 100%. No, ha venido a ponerse el mono de trabajo y sudar. Quiere ser un ídolo en Vallecas, ya lo es. Quiere ir al Mundial de Qatar 2022, va por el buen camino. Ha empezado la segunda vida de Falcao.

Nikola Maras, refuerzo para la zaga del Rayo de Iraola

El Rayo ha conseguido el fichaje que buscaba para la defensa: Nikola Maras.

Tras la llegada de Unai López a Vallecas para reforzar la medular, el equipo vallecano ha cerrado la llegada de un defensa central. El elegido ha sido Nikola Maras. En el quipo almeriense buscaban traspasarlo, pero el jugador quería seguir jugando en España y esta es la razón por la que rechazó irse traspasado a un equipo turco. En las últimas semanas, varios equipos de Primera como Levante y Elche se han interesado por su situación, pero en el club almeriense no aceptaron las propuestas de cesión de ambos equipos. Sin embargo, en las últimas horas, el Rayo ha conseguido convencer al equipo andaluz que ha aceptado una cesión con opción a compra. De esta forma, en Vallecas se han hecho con los servicios de Maras.

Con esta llegada, Iraola sólo necesita la llegad de un atacante, tras no fructificar los intentos por hacerse con Djurdjevic, delantero del Sporting, y con Lucas Pérez. El jugador del Alavés finalmente jugará en el Elche. Este movimiento ha abierto la posibilidad que Guido Carrillo, actual delantero ilicitano, pueda llegar a Vallecas. El argentino, con la llegada de Lucas quedaría relegado a quinto punta del equipo ilicitano, lo que le complica mucho disfrutar de minutos en el Martínez Valero. Además, su alto salario y que tiene mercado en el fútbol español y francés le hacen candidato a salir del club. Esta es una posibilidad, aunque en las últimas horas han sonado otros nombres para reforzar el ataque de La Franja, para cumplir los deseos de Iraola.

Jorginho-Kanté-De Bruyne, el nuevo orden del fútbol

Ni Messi ni Cristiano Ronaldo ni Mbappé ni Lewandowski ni Neymar ni Haaland ni Kane… El trío de candidatos al premio de la UEFA al mejor jugador masculino del año tiene entre sí varios denominadores comunes. Los tres acabarán el año con 30 años; los tres son centrocampistas y representan con brillantez la nueva tendencia futbolística en la que el físico y la energía marcan las diferencias colectivas de los equipos; los tres juegan en clubes de la Champions y ninguno de ellos responde al perfil de gran estrella que suele acaparar normalmente esta clase de premios. Más bien se acercan al clásico jugador de equipo que antepone el grupo a la individualidad.

Los tres candidatos han sido elegidos por especialistas en la materia. Por un jurado compuesto por 24 de los seleccionadores cuyos equipos participaron en la Eurocopa disputada este verano, los 80 entrenadores de los clubes que estuvieron en las fases de grupo de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League 2020-21 y también formaban parte de él 55 periodistas que representaban a cada una de las 55 federaciones miembro de la UEFA.

Al amparo de los títulos obtenidos con sus respectivos equipos y selección la temporada pasada, Jorginho, Kanté y De Bruyne, se han hecho merecedores a sus respectivas candidaturas por su aportación individual. Piezas claves en el funcionamiento colectivo, brillaron por sí mismos, cada uno con un rol diferente pero complementario.

El brasileño Jorge Luiz Frello (Santa Catarina, Brasil, 29 años), conocido como ‘il professore’ o ‘Radio Jorginho’ por su costumbre de hablar continuamente con sus compañeros durante los partidos, ha realizado toda su carrera en el fútbol italiano y con el doblete Champions con el Chelsea y Eurocopa con Italia se antoja favorito al título de mejor jugador. Mediocentro bien equilibrado para la construcción y la recuperación, en el Chelsea comparte el ancho del campo con Kanté o Kovacic e incluso ha jugado con los dos juntos. Siempre él en la posición central. En Italia abarca más campo. Especialista en las acciones a balón parado… y en los penaltis, aunque en la final de la Eurocopa fallara el suyo en la tanda definitiva.

N’Golo Kanté (París, 30 años) campeón del mundo con Francia en Rusia 2018 presenta la Champions ganada con el Chelsea como principal estandarte de una temporada en la que ha alcanzado su máxima expresión futbolística y en la que ha mostrado unas virtudes ofensivas ocultas. Tanto en su equipo como en la selección ha ampliado su zona de influencia y ha llegado al ataque con más libertad. Ya no es solo la aspiradora que recupera balones en situaciones defensivas, sino que ha demostrado que también sabe lo que tiene que hacer con la pelota cuando está en su poder.

Kevin de Bruyne (Gante, Bélgica, 30 años) también tiene un pasado en el Chelsea (2013-14) pero ha sido en el Manchester City de la mano de Pep Guardiola donde ha alcanzado su máximo esplendor futbolístico. La temporada pasada conquistó su tercera Premier, pero una lesión le hizo pasar inadvertido por la Eurocopa donde estaba llamado a ser el epicentro del juego belga. Un auténtico todoterreno. Ha pasado en los últimos años por todas las posiciones del centro del campo y la delantera. Capaz de jugar de mediocentro organizador y falso delantero centro, su capacidad de adaptación a las circunstancias le convierte en un jugador completísimo. Más ofensivo, por supuesto, que sus rivales en la nominación.

Del Bosque: «He llegado a pensar que el equipo más equilibrado sería formado por diez centrocampistas»

«Alguna vez he llegado a pensar que el equipo más compensado y equilibrado sería el formado por diez centrocampistas. Son los futbolistas más completos en su mentalidad. Generosos y acostumbrados a trabajar para el equipo: saben defender, saben atacar y estar atentos a todas las circunstancias del juego. Puede que estén un poco más alejados del gol y siempre se necesite un especialista, pero con buenos centrocampistas se llega lejos y demostrado está a lo largo de la historia. Desde luego, los tres candidatos de este año reúnen esas condiciones innatas del medio o volante, como lo queremos llamar, tanto en el aspecto técnico como físico». Palabras de un Vicente del Bosque que no puede olvidar que en sus tiempos de jugador (1966-84) veía el fútbol desde el periscopio del centrocampista de exquisita técnica.

Desde el 2011 que la UEFA puso en escena este galardón para potenciar sus competiciones anuales, solo dos centrocampistas lograron romper la hegemonía de los delanteros: Iniesta (2012) y Modric (2018). También tuvo su mérito Virgil Van Dijk, el central holandés del Liverpool, que lo ganó en 2019. El resto de premios se lo repartieron Cristiano Ronaldo en tres ocasiones, Messi, dos y Ribery y Lewandowski.

El Balón de Oro, en vigencia desde 1956 y que solo dejó de entregarse en 2020 por culpa del COVID, es sin duda el ‘rey’ de los premios individuales en el planeta fútbol y una buena referencia para observar que los centrocampistas de oficio, puros y duros, tipo Kanté y Jorginho, han tenido poco reconocimiento a lo largo del tiempo. Solo dos, el checo Josef Masopust (1962) y el croata Luka Modric (2018) obtuvieron el trofeo. Entre la larga lista de galardonados hay incluso más defensas: Beckenbauer, Sammer, ambos líberos, y Cannavaro, central.

En el caso del belga De Bruyne, por su contundente condición técnica, y la posición que ocupa en el campo, se podría incluir en la familia de los grandes ’10’ históricos que sí ganaron el premio, como Luis Suárez (1960), Gianni Rivera (1969), Michel Platini (1983,84 y 85), Matthäus (1990), Roberto Baggio (1993), Zinedine Zidane (1998), Nedved (2003) y Kaká (2007).

Otro puzle para el debut de Cunha

El camiseta Atletico Madrid barata ya ha hecho oficial el fichaje de Matheus Cunha y el delantero, de 22 años, llega con ganas de estrenar su nueva camiseta con el 19 a la espalda, herencia de Diego Costa y Dembélé. Sin embargo, aún deberá tener paciencia. Su condición de extracomunitario le obliga a esperar un efecto dominó de compañeros para que se le pueda inscribir y, por tanto, ver jugar.

El club rojiblanco tiene cubiertas las tres fichas de extracomunitario con Felipe, Lodi y Nehuén, que fue convocado contra el Elche, aunque no tuvo minutos. El argentino se encuentra en Italia para rematar su cesión al Udinese, pero esta salida no será suficiente para Cunha. Aún queda Arias. La normativa obliga al Atleti a medir los tiempos con el colombiano y el delantero recién llegado.

Arias se entrena con el Atleti, pero no tiene sitio en la plantilla entre otras razones por ser extracomunitario, aunque para poder cederlo el club tiene que inscribirlo antes en LaLiga. Es decir, la secuencia debe ser: registrar a Nehuén (hecho), cederlo (a punto), registrar a Arias, encontrarle también una salida a préstamo y, entonces sí, inscribir a Matheus Cunha. Si, por el contrario, el Atleti da de alta al delantero antes que a Arias, ya no podrá ceder al lateral porque no habría ficha para él, sólo traspasarlo o darle la baja.

Este puzle hace que Cunha tenga muy difícil poder ser convocado este domingo contra el Villarreal, aunque todo depende de cuánto se demoren las despedidas de Nehuén Pérez y de Arias, sobre todo esta última. El cuerpo técnico no tiene prisa con el delantero, que además se irá con Brasil en este parón, lo cual retrasará todo el plan previsto para él. Pero quizá Cunha esté a tiempo de un primer contacto con el Metropolitano ya como jugador del Atlético.

Cunha, prodigio en matemáticas que empezó en el fútbol sala

Antes que en el fútbol, donde destacó Matheus Cunha (João Pessoa, Paraíba, Brasil, 1999) fue en las notas. En matemáticas y física. Más le valía. Su padre, Carmelo, como recoge Luis Miguel Hinojal en un perfil sobre el fútbolista brasileño en El País, era blanco y profesor de química. No tiene detrás la típica historia de favelas y calle. Su familia es de clase media. Empezó en su ciudad, la capital del estado de Paraíba, conocida como ‘la ciudad donde el sol nace primero’, porque es la que se encuentra en el punto más oriental del continente americano, en el fútbol sala, en el club Cabo Branco, en el que su padre también jugó. Pronto destacó. De ahí, una llamada, del centro de entrenamiento Barao, en Recife, a 100 kilómetros de casaMateo, así le apodan, se fue allí, a vivir con su abuela.

«Matheus, un notable estudiante«, como cuenta El País, «estuvo allí tres años». En ese proyecto social y deportivo que formaba a niños integrando fútbol sala, fútbol 7 y 11. A los 14, otra llamada. Un empresario le vio, se prendó de su calidad y le propuso a sus padres otro traslado, ahora a 3.000 kilómetros al sur: Coritiba. Su madre, Luziana, de piel negra, le preguntó: «¿De verdad quieres ir?». «Recuerda aceptarte a ti mismo y ser fuerte. Por allí algunos van a decir que eres negro y te llamarán Paraíba. Y lo eres«, le dijo, cuenta Hinojal antes de precisar que Paraíba es «el término a manudo utilizado de forma despectiva y racista con el que muchos brasileños apodan a los ciudadanos negros de todo el nordeste». Y Cunha era fuerte, sí, y perseguía un sueño. Ese que le contaban los posters de Ronaldinho y Podolski en su habitación, ya sus ídolos.

Campeón olímpico en Tokio

Allí no sólo jugaba, también ayudaba en matemáticas y física a los alumnos del club con más dificultades en esas materias. En 2017, en Dallas, un ojeador del Sion le vio y su llamada le condujo a Europa. «A pesar de que era muy joven, cuando mi representante me comunicó que me querían, ni me lo pensé«, declaró el jugador. También destacaba en idiomas, se adaptó rápido. 10 goles, el Leipzig, uno de sus goles en la Bundesliga, al Leverkusen, fue el gol del año. En febrero de 2020, llegó al Hertha, por 18 millones. Nueve goles en 11 partidos, siete la temporada pasada. Ahora llega el salto definitivo, ese que hace junto a su mujer, Gabriela, abogada, y su hijo Levi, nacido en 2020. Cuando llegó al Sion, sus padres viajaron con él. En un momento, en su debut con el club suizo, Cunha se acercó a su madre, y le preguntó. «¿Qué tal?». «Está muy bien, pero estás fallando un poco. Deja de hacerlo», le espetó su madre, Luziana. Ahora, en el Atlético, tiene la oportunidad de mejorarlo, ese debut. «Es un sueño estar acá», dijo en sus redes sociales ayer, nada más hacerse oficial su fichaje. En perfecto español, por cierto. Y una inmensa sonrisa Profiden. Al cuello, ya una medalla. La del oro que Brasil logró en los Juegos de Tokio, frente a España, en la que Luziana ya pudo ver como su hijo marcaba el gol de la victoria.

Los 40 millones de Odegaard

Martin Odegaard regresaba a Madrid con intención de pelear un puesto, pero una vez más, la moneda en la capìtal de España ha salido cruz. El noruego no tiene clara la continuidad en el equipo blanco y este no especulará con quedárselo o no y ya le pone precio.

Según Goal, el camiseta Real Madrid barata ha tasado a Martin Odegaard en 40 millones de euros. Al noruego le restan aún dos años de contrato con el club blanco, pero que está en situación de salida es palpable. Odegaard no entró en la convocatoria contra el Alavés y sigue atento al mercado.

En esta situación, el principal candidato para desbloquearla es el Arsenal. El conjunto londinense, en el que ha estado cedido Odegaard, es el principal interesado en llevarse al mediapunta. Ahora, ya conocen el precio.

Con la salida de Joe Willock, los gunners han ingresado casi 30 millones de euros que bien podrían utilizar en tratar de fichar al jugador del Real Madrid.

En el Arsenal, Martin Odegaard dio un buen nivel aunque sus datos se quedaron algo cortos en poco más de media temporada. Con los londinenses jugó 20 partidos (1300 minutos) en los que marcó dos goles y dio dos asistencias.