«Lo último que querría es estar en los zapatos de Solskjaer»

Jurgen Klopp, entrenador del Liverpool, compareció después de su histórica victoria en Old Trafford por 0-5 ante el Manchester United. El alemán analizó la trascendencia del resultado, el partido y también la situación de Solskjaer, míster del United.

Haciendo historia: «Me han dicho que es algo que no había sucedido antes. Estamos escribiendo nuestro propio pequeño capítulo en la historia del club. La gente hablará de esto en el futuro porque no creo que vuelva a suceder en mucho tiempo, si alguna vez sucede».

Valoración del partido: «Ha sido un buen día, un grandísimo día. Hemos sido muy clínicos de cara a puerta. Los presionamos arriba muy bien, ha salido fenomenal».

Sobre Solskjaer: «Lo último que querría es estar ahora en sus zapatos»

Manita histórica para sentenciar a Solskjaer

Todavía quedaba más de media hora para el final en Old Trafford cuando se empezaron a escuchar cánticos hacia Ole Gunnar Solskjaer, aunque no de su propia afición. Fueron los hinchas del Liverpool quienes decidieron tomar la iniciativa para animar los últimos minutos de un partido sentenciado, histórico, humillante para el camiseta Manchester United 2022 (0-5), que pasará a la historia de la Premier League: «Solskjaer debe quedarse, ¿podemos jugar contra vosotros cada semana?», gritaban los ‘reds’ desde una de las esquinas del Teatro de los Sueños.

El Liverpool ha cavado la tumba de Solskjaer, muy cuestionado en las últimas semanas, al que sólo la remontada contra Atalanta en la Champions League ha mantenido con seguridad en el puesto. Antes de alcanzar el minuto cinco de partido, Naby Keita marcó el gol más rápido de la historia de los ‘reds’ en Old Trafford (4’42’’). A partir de ese momento sólo se sucedieron récords y estadísticas que hundían más y más al Manchester United y que confirmaban la distancia entre unos y otros, dejando a los de Jürgen Klopp como los grandes vencedores, pues la principal diferencia fue táctica. Cada movimiento de los visitantes fue un quebradero de cabeza para Maguire, Shaw, Lindelöf y compañía, incapaces de frenar el tornado ‘red’.

En cuanto Keita abrió el marcador, el paseo del Liverpool fue antológico y no tanto por su superioridad, sino por la debilidad que mostró un Manchester United que puso la alfombra roja para su rival, a excepción de De Gea, que salvó las que pudo salvar. En total, sólo un partido sin recibir goles de los últimos 21 disputados: un dato que habla por sí solo.

A partir de ahí llegó el 0-2 de Diogo Jota tras una asistencia de Alexander-Arnold, y después dos tantos de Mo Salah, imperial durante el primer tiempo. El egipcio volvió loco a Maguire y le obligó a salir de su zona para terminar rematándolo en el área. Al descanso, un 0-4 inapelable, definitivo, sólo a expensas del tamaño de la goleada. El primer tiempo finalizó con una pelea que provocó una patada de frustración de Cristiano Ronaldo a Curtis Jones.

Los segundos cuarenta y cinco minutos sirvieron para que la hinchada del Liverpool sacara su propio repertorio de canciones, para que Salah pusiera el sello con su hattrick y para que Pogba, que entró en el descanso, fuera expulsado en el 60 tras una entrada a Keita que no pudo continuar. Aunque Cristiano marcó un buen gol, el tanto fue anulado por el VAR.

Las próximas horas serán decisivas para el futuro de Solskjaer en el club. En los últimos tres partidos, los diablos rojos han concedido 11 goles. El equipo funciona como dos entes que no se conocen, el ataque y la defensa, y sólo el primero es determinante, pero no siempre consigue tirar del peso del segundo. Mientras tanto, el Liverpool sonríe: 27 goles a favor en las nueve jornadas disputadas de la Premier League y Salah sigue confirmándose como el mejor futbolista la liga… a la espera de renovar su contrato, que acaba en 2023.

Diogo Jota, un viejo conocido con ganas de demostrar su valía

El camisetas Liverpool baratas viajará a Madrid con un peligro en su delantera que conoce el método Simeone. Un Diogo Jota que tuvo un paso fugaz como rojiblanco, pero que se ha convertido en un atacante determinante para el Liverpool y un referente en la selección portuguesa, donde ha compartido minutos arriba junto a João Félix hasta hacerse un fijo en los onces de Fernando Santos con mucho más protagonismo que el ‘7’ rojiblanco.

El extremo aparentemente podrá participar en el partido de mañana tras superar unos problemas físicos que le llevaron a no tener minutos contra el Watford, pero quiere lucir sus mejores virtudes en el Wanda Metropolitano. A punto de cumplir 25 años, Diogo Jota dejó la sensación de que el Atlético había perdido un gran talento sin llegarle a dar la oportunidad de mostrar sus cualidades. Firmado en 2016 después de deslumbrar con el Paços Ferreira, mostrando una determinación tremenda de cara a puerta para su edad, Jota trató de presentar su fútbol a Simeone durante aquel verano, en el que llegó a participar en los partidos veraniegos y a marcar ante el Crotone.

Pero, al igual que un Santos Borré con el que fue presentado, Jota se marchó cedido al acabar la pretemporada en busca de ganar experiencia. Y el portugués hizo un gran papel en el Oporto, a préstamo junto a Óliver Torres y consiguiendo una gran versión bajo el mando de Nuno, que quedó prendado de sus cualidades. El técnico logró que el Wolverhampton apostase por su cesión una temporada después en el intento de volver a la Premier y los 18 goles de Diogo Jota llevaron al club inglés a pagar la opción de compra que por entonces dejaba un buen ingreso (algo más de 10 millones) en las cuentas del Atlético por un jugador que no había llegado a debutar.

Sin embargo, la operación no pudo ser más beneficiosa para los Wolves. Disfrutó de un fantástico Jota tres temporadas, la última con 16 goles en la máxima categoría, hasta que el Liverpool de Klopp se lanzó a por sus servicios por su desborde, llegada, juventud, potencial y voracidad de cara a puerta llegando desde segunda línea. Los reds pagaron 50 millones por sus servicios y a Jota no le pudo la presión en su primera temporada, con 13 goles y colándose con continuidad en la tripleta ofensiva del Liverpool restando muchas titularidades a Firmino.

Ahora, y con tres tantos en los primeros nueve partidos del curso, Diogo Jota quiere demostrar en el Wanda Metropolitano que estaba preparado para haber sido importante en el Atlético. Su estado físico determinará el protagonismo que pueda tener en el partido. Uno de varios fichajes que no llegaron a debutar en la era Simeone y probablemente el jugador de más talento que se escapó del radar del técnico argentino. Jota será todo un peligro para la zaga del Atlético, donde los Koke, Giménez, Savic (que no podrá jugar por sanción) u Oblak tendrán recuerdo de aquellos entrenamientos de 2016 donde el portugués era todo un chaval con ganas de comerse el mundo.

Histórico Liverpool: cinco derrotas seguidas en Anfield

Hubo un tiempo en esta temporada en el que Mason Mount era criticado por no rendir, por estar siempre en el once de Lampard, a pesar de su nivel ofrecido, por ser su ojito derecho. Hubo un tiempo en el que, recién llegado Tuchel, todos se preguntaban si Mount seguiría jugando con el técnico alemán, si Mount pasaría por encima de fichajes millonarios como Havertz o Ziyech. El tiempo ha acabado hablando: Mount es imprescindible en el Chelsea. Así lo ha demostrado semana tras semana y así lo demostró en Anfield, cuando un gol suyo dio la victoria a los ‘blues’ y los coloca en la cuarta posición de la Premier League. Mount recogió en el borde del área, se fue perfilando hacia el centro, esquivó a Fabinho y la colocó en el palo largo de Alisson, que volvía a la portería tras un partido de ausencia.

El duelo contra el actual defensor del título volvió a mostrar el bloqueo que sufre el Liverpool. Aunque sumaron tres puntos en la última jornada (0-2 al Sheffield United), los de Klopp han jugado 11 partidos de liga en 2021 y han perdido seis. En Anfield, la estadística es de cinco derrotas en seis partidos y apenas un gol a favor. Números que pocos habrían imaginado meses atrás. En total, 10 horas de fútbol en el feudo ‘red’ sin un gol (el primer disparo del partido para los locales llegó en el minuto 85). En total, cinco derrotas consecutivas como local en liga, algo nunca antes visto y con situaciones difíciles de pensar hace no tanto, como que Salah fuera sustituido a la hora de partido para dar entrada a un Diogo Jota, que ha estado de baja desde el 9 de diciembre. Cuánto ha cambiado el panorama desde el día que se lesionó.

Mientras que el Liverpool pone en serio peligro su entrada en el Top-4 de la Premier (ya son séptimos a cuatro puntos, una posición precisamente marcada por el Chelsea) después de haber perdido más partidos en Anfield en 2021 que en los cinco años anteriores con Klopp, los de Tuchel siguen confirmando su mejora: ocho partidos con el alemán, seis de ellos sin recibir gol.