Los motivos de Simeone para el optimismo en las diez finales

El Atlético tiene diez finales por delante, el campeonato entra en la recta final y Simeone y su plantilla cuentan ahora con unos días para coger fuerzas de cara los encuentros que faltan. El primero de ellos será muy exigente, puesto que el líder se enfrentará al Sevilla. El Cholo tiene motivos para la esperanza, aunque el técnico rojiblanco sabe que su equipo tiene que mejorar bastante.

Oblak decide. El cancerbero del Atlético no había tenido una primera parte del campeonato brillante. Acostumbrado el equipo a que el esloveno fuera el mejor en muchos partidos del pasado ejercicio, Oblak hizo una primera vuelta aceptable. Pero en estas últimas jornadas ha vuelto a su nivel habitual. Y de cara a los diez encuentros que quedan, para el Cholo es vital tenerle en un gran estado de forma. Ante el Deportivo Alavés fue decisivo en el penalti. Es el jugador mejor valorado de LaLiga y tiene ganas de llevarse el título liguero. Busca hacer historia. Y mantener la puerta a cero es vital.

Notable Trippier. El lateral inglés estuvo durante muchos partidos sancionados, volvió ante el Real Madrid y el Atlético lo ha notado en los partidos que ha jugado. Ante el conjunto vitoriano dio la asistencia a Luis Suárez en el gol y poco después hizo otro centro que pudo ser el 2-0, en esta ocasión con remate de Marcos Llorente. Trippier es un jugador muy regular y Simeone respira tranquilo al tenerle de nuevo. El inglés, además, se entiende muy bien con el madrileño. La banda derecha del Atlético tiene que darle muchas alegrías al Cholo.

Lemar rinde. Koke lo ha jugado prácticamente todo y muestra señales de cansancio en algunos partidos. Ante el Deportivo Alavés fue Lemar el jugador que tuvo las ideas más claras, el que intentó desequilibrar una y otra vez a la defensa del conjunto vitoriano. En estos diez partidos será importante que mantenga ese buen nivel. Para el técnico argentino ahora mismo es uno de los imprescindibles en el equipo.

João Félix se atreve. El portugués no pudo jugar ante el Deportivo Alavés por sanción y estará en los diez últimos partidos. El equipo madrileño resultó eliminado ante el Chelsea, pero el portugués fue el mejor de su equipo y para el Atlético es una excelente noticia. El Cholo quiere un João Félix atrevido, que lo intente una y otra vez. El portugués tuvo un gran inicio de campaña y debe ayudar al equipo en estas diez finales. Pocos jugadores tienen en LaLiga la calidad del portugués.

Los goles de Suárez. El delantero uruguayo volvió a marcar. Lo hizo ante el Deportivo Alavés. En algunas fases del partido se le vio algo cansado, sin la chispa de otras veces pero fue determinante con su tanto. Suárez tiene experiencia y veteranía para afrontar la recta final del campeonato. Ha marcado 19 goles en el torneo liguero y sus tantos son oro para el equipo madrileño.

El banquillo. El Atlético tuvo muchos problemas a lo largo del campeonato con el tema de la pandemia. Simeone recurrió al filial para completar las convocatorias y ahora ya tiene a todos disponibles. Jugadores como Saúl, Dembélé, Herrera, Lodi… tiene que aportar mucho en estos encuentros. No son titulares, pero el Cholo sabe que necesitará tener a todos enchufados en lo que queda de campaña.

El Atlético paga el esfuerzo

El Atlético ha vivido unas últimas semanas complicadas. Más allá del rendimiento sobre el campo, que pese a los empates ante Celta y Levante ha continuado siendo a un nivel muy alto, las bajas se han acumulado entre los futbolistas de Simeone.

La sanción de Trippier, los positivos por coronavirus de Carrasco, Hermoso, João Félix, Dembélé, Lemar y Herrera o las molestias de Giménez y Vitolo han provocado que el Cholo haya tenido que ir recurriendo constantemente a los mismos futbolistas. Un técnico que, desde que se instauraron los cinco cambios se ha acostumbrado a agotarlos, o por lo menos a gastar gran parte de ellos, y que por ejemplo ante Celta y Granada tan solo realizó uno.

Y eso ha ido cargando de kilómetros y minutos a varios futbolistas. Más allá de Oblak, que lo ha jugado todo en Liga y Champions (2.520 minutos), otros tres jugadores han superado los 2.000′. Savic (2.419), que no podrá jugar contra el Levante por sanción y que solo se había perdido el partido ante el Alavés por el mismo motivo, Koke (2.178) y Llorente (2.111) son los futbolistas más utilizados.

Y ante el Levante, el desgaste se fue haciendo patente en los últimos minutos. El Atlético tuvo la gran opción de ponerse por delante a partir de una ocasión de oro de Correa, pero la superioridad rojiblanca en el juego que se había vislumbrado en la primera mitad y en el inicio de la segunda se fue evaporando en los últimos minutos. Koke perdió precisión hasta salir sustituido y Llorente añadió un cambio de posición al carril derecho que le acabó de desfondar de tanto subir y bajar la banda.

Otro jugador que ha podido ir notando la carga de minutos es Luis Suárez. El uruguayo ha jugado 873 de los últimos 900 minutos del equipo en Liga. Con la salida de Costa y la llegada de Dembélé, que contrajo la enfermedad por coronavirus, Suárez se ha quedado sin sustituto natural hasta que regrese el francés, que todavía no ha debutado, y a sus 34 años está jugando prácticamente todo. Es el Pichichi de LaLiga con 16 tantos y pese a llevar dos partidos seguidos sin marcar es un peligro constante, aunque en Granada y ante el Levante fue de más a menos. Correa es otro de los futbolistas que está acumulando muchos más minutos de los habituales.

Un problema cuando se llega a los finales de partido con resultados tan ajustados como en los últimos encuentros. Simeone ha ido recuperando efectivos, en la visita al Levante ya tuvo un banquillo de garantías, pudo realizar cuatro cambios y Dembélé, Lemar y Herrera muy están cerca de volver. Eso sí, mañana ya no tendrá a Savic y Saúl por sanción y el martes jugará su tercer partido en seis días, la ida de los octavos de Champions contra el Chelsea como local, pero viajando hasta Bucarest. La concentración de contratiempos ha obligado al Cholo a exprimir a futbolistas claves, donde se espera como agua de mayo el desahogo que puede conllevar volver a tener gran parte de la plantilla disponible.

El otro reto de Suárez y Oblak: ¿hace cuánto no gana el Atlético el Pichichi y el Zamora a la vez?

Los números sonríen al Atlético en este inicio de Liga. Para empezar es el líder, lo más importante de todo. También es el equipo menos goleado de Primera (6), con bastante diferencia, y el segundo que más marca (29), aunque con mejor promedio que el primero, el Barça (30 en un partido más). A nivel individual, Suárez lleva nueve tantos, el que más junto a Gerard Moreno y Aspas. El equipo está siempre por encima de las individualidades, pero mientras pelea por el título, el Atleti lo hará por el Zamora con Oblak y el Pichichi con el uruguayo…

Para el esloveno no es una situación nueva ni mucho menos. El último año se le escapó, pero fue el portero menos goleado de Primera durante las cuatro anteriores temporadas, 2015-19. Ahora vuela a por su quinto Zamora, a la altura de los que más tienen, Ramallets y Valdés. El uruguayo también sabe lo que es ganar el Pichichi. Lo consiguió en la 2015-16 con 40 tantos. Es decir, coincidió en el tiempo con Oblak, sólo que el delantero vestía entonces de azulgrana. Ahora pelean por conseguirlo como futbolistas del Atlético, una hazaña que no se da desde hace medio siglo…

Trofeos individuales del Atlético

ZAMORA PICHICHI
1939-40 Tabales 1940-41 Pruden
1948-49 Marcel Domingo 1968-69 Gárate
1970-71 Rodri 1969-70 Gárate
1976-77 Reina Luis
1990-91 Abel 1970-71 Gárate
1995-96 Molina 1984-85 Hugo Sánchez
2012-13 Courtois 1988-89 Baltazar
2013-14 Courtois 1991-92 Manolo
2015-16 Oblak 1997-98 Vieri
2016-17 Oblak 2008-09 Forlán
2017-18 Oblak
2018-19 Oblak

El Atlético tiene 12 trofeos Zamora y 10 Pichichis, pero a la vez el equipo rojiblanco sólo los ha logrado en la 1970-71. Aquel año, el equipo quedó tercero, jugándose el título en la última jornada, pero como consuelo, Gárate fue el máximo goleador (17, junto a Rexach) y Rodri, el portero que menos encajó (17 en 28). Para el ariete era su tercer galardón consecutivo. Curiosamente, el del curso anterior (1969-70), en el que el Atleti sí salió campeón, compartió el Pichichi con su compañero Luis Aragonés y con el madridista Amancio.

El último máximo goleador colchonero fue Forlán, que además se llevó la Bota de Oro (2009). Desde entonces se los han repartido entre Cristiano y Messi, salvo el citado de Suárez. Falcao (28 tantos, 2013) y Diego Costa (27, 2014) son los rojiblancos que más se han acercado en la última década. En la otra parte del campo, de las doce temporadas con el Zamora, la mitad son en la era Simeone (las cuatro de Oblak más dos con Courtois). El portero lo tiene a tiro y, si Suárez mantiene el ritmo, el Atleti aspira a un registro histórico…