La ‘pelea’ entre Maguire y Azpilicueta da un giro al fútbol inglés

La Premier League quiere mejorar el VAR de cara a la próxima temporada. Las numerosas quejas de los clubes por las numerosas inconsistencias en la toma de decisiones arbitrales han focalizado el debate a lo largo del curso. En la reunión de este jueves de los clubes de la competición, uno de los puntos más calientes del día será la mejora del VAR.

Una de las jugadas más polémicas del curso, y una de las que han recibido todos los clubes de la Premier League, tuvo lugar en octubre en un partido entre el Manchester United y el Chelsea, cuando Maguire agarró con los dos brazos por el cuello a Azpilicueta dentro del área pero ni el árbitro Atkinson pitó penalti ni el VAR consideró oportuno actuar.

A lo largo de las últimas semanas, los clubes han recibido vídeos por parte de la Premier League con jugadas polémicas en las que ha intervenido el VAR y tenían que responder con las reacciones de los entrenadores, directivos y capitanes sobre qué cambios se podrían implementar para la próxima temporada. Además, cada clip tenía un Sí/No para comentar si la jugada en cuestión tenía que haber sido revisada por el VAR. Al final del cuestionario tuvieron la oportunidad de explicar cómo creían que podía mejorar el sistema de la toma de decisiones.

Histórico Liverpool: cinco derrotas seguidas en Anfield

Hubo un tiempo en esta temporada en el que Mason Mount era criticado por no rendir, por estar siempre en el once de Lampard, a pesar de su nivel ofrecido, por ser su ojito derecho. Hubo un tiempo en el que, recién llegado Tuchel, todos se preguntaban si Mount seguiría jugando con el técnico alemán, si Mount pasaría por encima de fichajes millonarios como Havertz o Ziyech. El tiempo ha acabado hablando: Mount es imprescindible en el Chelsea. Así lo ha demostrado semana tras semana y así lo demostró en Anfield, cuando un gol suyo dio la victoria a los ‘blues’ y los coloca en la cuarta posición de la Premier League. Mount recogió en el borde del área, se fue perfilando hacia el centro, esquivó a Fabinho y la colocó en el palo largo de Alisson, que volvía a la portería tras un partido de ausencia.

El duelo contra el actual defensor del título volvió a mostrar el bloqueo que sufre el Liverpool. Aunque sumaron tres puntos en la última jornada (0-2 al Sheffield United), los de Klopp han jugado 11 partidos de liga en 2021 y han perdido seis. En Anfield, la estadística es de cinco derrotas en seis partidos y apenas un gol a favor. Números que pocos habrían imaginado meses atrás. En total, 10 horas de fútbol en el feudo ‘red’ sin un gol (el primer disparo del partido para los locales llegó en el minuto 85). En total, cinco derrotas consecutivas como local en liga, algo nunca antes visto y con situaciones difíciles de pensar hace no tanto, como que Salah fuera sustituido a la hora de partido para dar entrada a un Diogo Jota, que ha estado de baja desde el 9 de diciembre. Cuánto ha cambiado el panorama desde el día que se lesionó.

Mientras que el Liverpool pone en serio peligro su entrada en el Top-4 de la Premier (ya son séptimos a cuatro puntos, una posición precisamente marcada por el Chelsea) después de haber perdido más partidos en Anfield en 2021 que en los cinco años anteriores con Klopp, los de Tuchel siguen confirmando su mejora: ocho partidos con el alemán, seis de ellos sin recibir gol.