Simeone prepara un once con novedades… pero sin João Féli

Simeone ha encontrado su once de confianza, pero en Eibar le va a tocar retocarlo por obligación. Tres titularísimos se pierden el partido de este jueves, cada uno por una razón diferente: Koke cumple sanción por amarillasHermoso arrastra un esguince de tobillo y Trippier está castigado por la Federación Inglesa. Además, parece que el Cholo volverá a dejar a João Félix en el banquillo, quizá para reservarlo para el domingo (Valencia), aunque también para premiar a Correa, goleador en el último partido.

El portugués no pasa por un buen momento deportivo, con unas molestias además en el tobillo que desde hace semanas le impiden brillar como venía haciendo. Contra el Sevilla no fue titular, sino que salió en el tramo final, y ese puede ser el plan para mañana en Ipurua. Será un partido de pierna dura, como le gusta decir al Cholo, y el trabajo que le ofrece Correa es de total garantía para el técnico. Se guarda una carta ganadora para la segunda mitad.

En el resto de líneas habrá novedades, pero menos sorprendentes, según lo ensayado por el entrenador. La ausencia de Koke, insustituible, es la que más dudas genera a Simeone, aunque parece que en su lugar entrará Saúl, auxiliado en el medio por Llorente. En defensa, si Hermoso no llega a tiempo, será Felipe quien forme atrás junto a Savic y Giménez. Para el lateral derecho, será turno de nuevo para Vrsaljko. Trippier se perderá los próximos partidos y el croata debe dar un paso al frente. El británico, a quien la FIFA le ha quitado la cautelar, no puede jugar, aunque este martes no se entrenó por unas molestias musculares. El futbolista está siendo sometido a pruebas médicas para diagnosticar su dolencia. No obstante, mientras el TAS no diga lo contrario, no podrá entrar en las convocatorias.

El equipo disputará nueve días después de su último encuentro, un parón que no se daba desde que jugaron las selecciones. El KO en la Copa concede un respiro a la plantilla, que después del domingo tendrá de nuevo otra semana libre hasta la visita al Cádiz…

Aprobados y suspensos del Granada: ¿Penalti no pitado de Casemiro a Yangel Herrera?

1-Rui Silva: No tuvo trabajo en la primera parte porque el Real Madrid no le exigió. En la segunda parte las cosas cambiaron. A los 55’ hizo dos paradones seguidos y se llevó un palo poste de Asensio. No pudo impedir ninguno de los dos goles del Real Madrid.

2-Foulquier: Amonestado a los 26’ por quitarse con el brazo a Mendy. Descolocado en el origen del primer gol madridista. Diego le cambió por Quini porque varias veces se jugó la segunda amarilla. Regular actuación.

20-Vallejo: Reapareció tras varios partidos de ausencia por lesión y porque el Real Madrid no aplicó la famosa ‘cláusula del miedo’ pese a estar cedido. Se le adelantó Casemiro en el 1-0, Sustituido por Germán a los 84.

22-Domingos Duarte: Una muralla en la primera mitad. Lo cortó todo y sacó un balón casi bajo palos a Asensio pese a que se dañó en el tobillo. Continuó en el campo a muy buen nivel. El mejor de la defensa.

15-Carlos Neva: Le tocó vérselas con Lucas Vázquez y Carvajal. Peleó muchísimo en su banda izquierda. Fue de más a menos.

8-Yan Eteki: Sustituto natural del sancionado Gonalons como pivote con rol defensivo. Se dejó la piel pero a veces se descolocó. Todo corazón. Sustituido a los 63’.

21-Yangel Herrera: El VAR revisó un posible penalti reclamado por el venezolano por un posible agarrón Casemiro, que no fue tenido en cuenta. Muy dudosa acción. Disciplinado en la presión alta.

5-Luis Milla: Recibió una falta de Lucas que costó la amarilla al madridista. Atento para recibir y eficaz en la estrategia así como a los balones divididos. Le superó Benzema en el 2-0.

10-Antonio Puertas: Falló a los 30 segundos un gol clarísimo que le regaló Soldado. Courtoius le sacó en 57’ el posible 1-1. Jugó todo el partido y acabó reventado porque se mató.

9-Roberto Soldado: Grandioso pase de gol nada más empezar desaprovechado por Puertas. Corrió muchísimos kilómetros. Le faltaron ocasiones para rematar.

24-Kenedy: Empezó por la izquierda muy enchufado. Como suele hacer Machis intercambió de ala con frecuencia. No llegó a tiempo en la ayuda para frenar a Asensio en el 1-0. No hizo mal partido.

Desde el banquillo:

7-Luis Suárez: Salió a los 62’ por Eteki para aportar potencia. Le faltó entrar en calor.

26-Alberto Soro: Entró a los 62’ por Kenedy. Se movió en el centro del campo escorado por la derecha. No entró mucho en juego.

17-Quini: Entró para refrescar a Foulquier. Tapó mucho mejor la banda derecha y buscó el centro lateral. Cada vez que sale se le ve que va a más.

23-Jorge Molina. Entró, como casi siempre, por Roberto Soldado a los 73’. Lo primero que hizo fue un disparo que interceptó Casemiro. Salió fresco. Le faltaron minutos.

6-Germán. Diego le sacó en la recta final en busca de alguno de sus famosos remates de cabeza salvadores.

Diego Martínez: Como casi siempre realizó cuatro cambios con respecto a su once anterior. Amonestado a los 45’. Le planteó un partido muy incómodo al Real Madrid con presión muy alta sin renunciar a nada. Pese a la derrota, el Granada dio buena imagen.

 

El líder llama a la puerta

Como a este Barça no hay por dónde cogerle, la prueba de esta noche en el Camp Nou (21:00 horas Movistar LaLiga) contra la Real Sociedad, se adivina como una piedra de toque excepcional para demostrar a todos aquellos que tratan de resolver la situación real, o algo parecido, del equipo de Koeman . El líder llama a la puerta de un Camp Nou en un duelo que sin duda va a evaluar a su equipo en consonancia al resultado de esta noche ante los vascos. O caja o faja. No hay más.

Para el Barça esta noche sólo vale el resultado, no se puede mirar más allá. En otro tiempo se apuntaría a la manera, pero a día de hoy no hay más que el puesto en la clasificación, o el teletexto que decía un ilustre como Begiristain, figura que une a la Real y al Barcelona como ninguna.

La Real Sociedad comparece en el Camp Nou como líder en un partido adelantado de un campeonato que tiene partidos pendientes ante un equipo que no sabe dónde está. Un lío tremendo que tiene dos lecturas. Una es la que favorecería a los de Imanol, que pueden dar una estocada a un rival que hace tiempo que no sabe dónde está. Un triunfo txuri-urdin sería gasolina para los vascos, que vería cómo su candidatura se reafirma mientras que para el Barça sería la constatación de que el curso es de objetivos mínimos.

Pero lo inesperado de este partido, que llega emboscado, supone una oportunidad para los de Koeman, que con los números en la mano igual no están tan mal como parece. Al loro.

Koeman exigió a los suyos hace dos semanas ganar todos los partidos hasta fin de año y a la primera curva sus muchachos se fueron de la pista en CádizNo se admiten más errores en el Barcelona ni que esté la Real delante. Hace un mes, el empate se daba por bueno, ahora, el triunfo es inexcusable para un equipo que sabrá después de este test que es lo que puede ser de mayor en LaLiga. Si hay partidos que marcan un antes y un despuéseste es uno de ellos.