«Lo de Isco es para el museo»

Soplan vientos cargados de polémica alrededor de Isco. El centrocampista parecía que, con el regreso de Ancelotti, viviría una especie de renacimiento. Comenzó teniendo minutos, con titularidades ante Levante y Betis cuando el curso amanecía, pero, desde entonces, está viviendo una regresión. El choque ante el Granada de la última jornada complicó aún más la situación, puesto que tuvo un desaire a Carletto que le coloca en una tesitura complicada. Calentaba junto a Jovic y Vallejo cuando estos iban a ingresar al campo y él no, algo que no le sentó nada bien. «Isco ha entendido que iba a salir tras el calentamiento. Le dicen que va a salir más tarde, se cabrea y se sienta en el banquillo», explicaron en ‘El Larguero’. Ancelotti cedió y le dio entrada antes de lo previsto y en el programa de la SER analizan lo ocurrido y la situación del malagueño.

«Isco se equivoca, pero no se le puede sacar para tres minutos. Davide Ancelotti se equivoca por querer sacarle menos tiempo», razona Javier Herráez, que entiende que no fue del todo acertado tratar al futbolista de esa manera por parte del cuerpo técnico. «Ahora mismo, en cuanto a importancia en minutos, tiene la importancia de Vallejo o Jovic. La historia de lo que ha sido Isco es para el museo», argumenta Antonio Romero, comparándole con dos compañeros que, a priori, partían en desventaja a comienzo de temporada.

«A Ancelotti le queda tan bien el traje de entrenador del Madrid como a Isco le empieza a quedar mal el de futbolista del chandal Real Madrid 20/21. Ancelotti le tiende la mano e Isco haría mal en desaprovechar esta ocasión», continúa Romero. Mientras que Julio Pulido recuerda que el técnico madridista «ha reconocido que Isco no quería calentar, es la realidad». Asimismo, esgrime un argumento similar al anterior y piensa que esto es una oportunidad para el de Benalmádena: «Ancelotti ha abierto la puerta a que le vayan los jugadores a reclamarle minutos cuando no tengan minutos».

Por último, Miguel Martín Talavera, ‘Tala’, le compara con el caso de Juan Mata, en el Mundial que ganó España, y no encuentra justificación a lo ocurrido en el Nuevo Los Cármenes :«Hoy Mata sale a jugar 20 segundos y es campeón del mundo. No se puede justificar lo de Isco». Veremos qué ocurre en el choque ante el Sheriff en Champions. De momento, su contador de minutos en la máxima competición sigue a cero. ¿Se activará tras lo ocurrido en Granada?

Kessié, más fácil para el Madrid

El chandal Real Madrid 2021/22 sigue monitorizando la situación de Franck Kessié. Y se están eliminando obstáculos en su camino. El primero, el Milan, el todavía propietario del jugador hasta junio. Según el ‘Corriere dello Sport’la entidad rossonera da por hecho que no podrá renovar al costamarfileño. Lo ha intentado, incluso con un generoso aumento de sueldo, pero Kessié parece querer salir al mercado sin ninguna restricción. Ahí le esperan el Madrid y el PSG.

Kessié ha ido creciendo en Milanello hasta el punto de que, con 24 años, su valor de mercado es de 55 millones de euros en la valoración que hace Transfermarkt y entra de lleno en el perfil que están buscando en Chamartín. Un potencial competidor de Casemiro, aunque tenga sus propias características, y a coste cero. Por ahí está encarando operaciones como la de Antonio Rüdiger en la misma senda que realizó la de David Alaba el verano pasado. También, evidentemente, Mbappé…

La gran competencia, grandísima, es el PSG. El club parisino estuvo tanteando a Camavinga y aquí, con Kessié, ahora mismo tiene ventaja. Entró antes a interesarse y es una de las razones por las que Kessié rechazó una oferta de 6,5 millones de euros netos por temporada para prolongar su vínculo actual con el Milan.

El Madrid va por detrás, pero al menos empieza a saber que la opción de que Kessié se quede como milanista está casi descartada.

La resolución de Ramos no se descarta, según ‘Le Parisien’

El culebrón de Sergio Ramos con el PSG parece que, por el momento, no tiene fecha de caducidad, a tal punto de que Le Parisienel boletín más cercano al conjunto parisino, asegura que el club se puede plantear una hipotética resolución de contrato. Así lo indica el rotativo parisino, que se pregunta si realmente fue precipitado el fichaje de un jugador de 35 años que apenas había podido jugar en 2021.

“Pero internamente, la confianza que algunos depositaron en el defensa en el momento de su fichaje, o incluso tras su lesión en la pantorrilla unas semanas después, ya no es inquebrantable hoy. Tanto es así que la opción de la resolución de contrato, aunque no está en la agenda del día, ya no es ciencia ficción, habiendo el PSG asimilado el hecho de que pudo haberse equivocado en su elección”, afirma Le Parisien.

Ramos, que en principio debería volver a entrenar esta semana con el resto de sus compañeros, no tiene todavía una fecha de regreso. El camero lleva sin disputar un partido oficial más de cinco meses, concretamente desde el 5 de mayo, y no para de recaer en su lesión en el sóleo. Una hipotética resolución de contrato comienza a barajarse en París.

El Madrid, del rosa al colorado

Entre que el Madrid se cree lo que aún no es, que el Sheriff trajo un portero galáctico y que Ancelotti se echó al monte antes de tiempo, al equipo blanco se le fue un partido que creyó tener en el bolsillo desde el día del sorteo. La cosa comenzó en un sesteo, continuó con un asedio repleto de oportunidades perdidas (31 disparos) y acabó con un resultado bochornoso. Sólo Vinicius supo entender cómo se resuelven pleitos como este, pero no bastó. Así entró el Madrid en la historia del Sheriff y el partido, en la historia negra del Madrid en su competición de cabecera.

Ancelotti ha dirigido a ocho equipos en la Champions, más que nadie en la historia. Es decir, lo ha visto todo. Y sus ojos desconfiados le dijeron que cualquiera que se cuele en la fase de grupos de este circo tiene uñas y dientes, incluido este Sheriff multinacional y novato, capricho menor de un oligarca y construido con un dinero que no sale de la industria, aunque no sea lo mismo montar un equipo ganador desde una república fantasma que desde un emirato bañado por el petróleo.

Así que el italiano, sospechando que el partido iba a tener miga, sólo se guardó a Modric de los verdaderamente imprescindibles. Eso sí, pasó el corrector a su alineación del sábado. La labor artesanal para cuadrar a intocables y emergentes en el mismo once acabó por mandar, ante el Villarreal, a Valverde al lateral derecho y a Nacho al izquierdo. El resultado de la maniobra fue que se perdieron dos bandas por el camino.

Un mal comienzo

Ante el Sheriff le dio una salida más lógica al equipo con Nacho y Miguel Gutiérrez en sus papeles naturales. Y además tiró de Hazard. Jugadores en rehabilitación física y moral como él agradecen partidos presuntamente a favor de obra. Este lo era. Pero del belga se espera un partido que le sirva de justificante a tanta paciencia. Jugó por detrás de Benzema y por delante de Casemiro y Camavinga, con Valverde inclinado a la derecha. Un ecosistema ideal para ayudarle a encontrar la salida del laberinto y anduvo más despierto y emprendedor de lo habitual.

Pero aquel viento a favor que se suponía se volvió inesperadamente de cara. Un Madrid asimétrico, muy volcado a la izquierda, balonmanizó sin ideas de salida ante un equipo disciplinadísimo atrás y con capacidad de respuesta en la contra. En una de ellas desvisitió al cuadro blanco. Cristiano profundizó por la izquierda y su centro fue cabeceado por Yakhshiboev de modo imparable. Poco después el uzbeko rozó el segundo, en disparo cruzado que Courtois sólo pudo seguir con la vista.

Hasta entonces el Madrid, al que el Villarreal bajó el hinchazón de optimismo, anduvo pensando que aquello se resolvería solo, a paso de procesión, sin gasto de energía. Al fin y al cabo enfrente había un don nadie. Pero partidos de baño y masaje ya no existen. Sólo Camavinga le dio cierta marcha al equipo, que tardó casi 20 minutos en disparar a puerta. Quizá convenga recordarle al Madrid que ante equipos de la clase media alta de la Liga sus triunfos, cuando llegan, se miden en milímetros. O sea, que no le sobra tanto.

Después del insólito 0-1 sí imperó el ranking UEFA, la abismal diferencia entre el multicampeón y el último en llegar. Y empezó el bombardeo. Miguel Gutiérrez, Vinicius, Hazard dos veces, Nacho, Benzema, Casemiro… Una embestida en toda regla que convirtió a Athanasiadis en superhéroe. El Sheriff llegó al descanso con respiración asistida.

El asedio se intensificó tras el descanso desde un lugar que se ha vuelto habitual: Vinicius. Evidentemente la solución estaba por fuera visto el tapón que el Sheriff había montado por dentro, con sus dos mediocentros de primera barrera y los centrales de segunda.

El terremoto de Ancelotti

En cualquier caso, ante el temor de un sonrojo histórico, el Madrid comenzó a jugar con la prisa del desesperado demasiado pronto. La lluvia de centros moría en aquel puré defensivo moldavo hasta que Vinicius encontró la solución a su modo. Dos entradas como un relámpago por la izquierda acabaron de igual modo, con derribo del alborotador brasileño. Costanza se libró del penalti; Addo, no, tras el paso del belga Visser por el VAR. Benzema transformó el penalti, pasó a Raúl y se convirtió en el cuarto goleador de todos los tiempos en la competición.

Entonces Ancelotti ordenó una carga insólita, un terremoto inexplicable con 25 minutos por delante: cuatro cambios, cuatro delanteros, Valverde de lateral derecho, Camavinga de lateral izquierdo y Modric y Kroos, que aún debe ponerse al día, al volante de ese alocado 4-2-4. Con la sacudida aún caliente a Bruno le anularon el 1-2 por un pie.

Fue el penúltimo aviso del Sheriff, a merced ya de lo que aguantara el heroico Athanasiadis, un portero con ocho manos y una cara providencial, la que casi le rompe Modric con un trallazo a quemarropa. Pero aún quedaba el último giro de guión, un trallazo espectacular de Thill que dejó al Madrid con el blanco en el marcador y el rojo en la cara. El pinchazo tiene remedio en la tabla, pero el equipo será carne de telediarios en medio mundo.

Los 40 millones de Odegaard

Martin Odegaard regresaba a Madrid con intención de pelear un puesto, pero una vez más, la moneda en la capìtal de España ha salido cruz. El noruego no tiene clara la continuidad en el equipo blanco y este no especulará con quedárselo o no y ya le pone precio.

Según Goal, el camiseta Real Madrid barata ha tasado a Martin Odegaard en 40 millones de euros. Al noruego le restan aún dos años de contrato con el club blanco, pero que está en situación de salida es palpable. Odegaard no entró en la convocatoria contra el Alavés y sigue atento al mercado.

En esta situación, el principal candidato para desbloquearla es el Arsenal. El conjunto londinense, en el que ha estado cedido Odegaard, es el principal interesado en llevarse al mediapunta. Ahora, ya conocen el precio.

Con la salida de Joe Willock, los gunners han ingresado casi 30 millones de euros que bien podrían utilizar en tratar de fichar al jugador del Real Madrid.

En el Arsenal, Martin Odegaard dio un buen nivel aunque sus datos se quedaron algo cortos en poco más de media temporada. Con los londinenses jugó 20 partidos (1300 minutos) en los que marcó dos goles y dio dos asistencias.

Varane ‘pide apuntes’ sobre el Manchester United

Raphael Varane es el nombre propio estos días en la zona de Mánchester. El central francés está cerca de cerrar una carrera de leyenda en el camiseta Real Madrid barata y viajar a Old Trafford para empezar en Inglaterra en busca de nuevos retos tras una década de blanco. Ganador de cuatro Ligas de Campeones, tres Ligas, una Copa, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de España y tres de Europa, la Premier es el próximo objetivo.

El de Lille impresiona en el norte de Inglaterra por sus ganas de acudir, su calidad, su historial… Será recibido como una estrella, pero él ya deja gestos de humildad y ganas de trabajar como uno más. Según explica Manchester Evening News, principal sitio de noticias de la zona, Raphael Varane, cuando ya conocía su destino, empezó a pedir vídeos para ponerse al día con el trabajo del equipo. Este medio asegura que el francés solicitó clips en los que se explicara como defendían las jugadas a balón parado. El club, según explican, agradeció la solicitud, pero le explicó que el especialista del staff en estas jugadas había cambiado y aún no había ejemplos para que viera lo que Solskjaer les iba a pedir. Así, tendrá que esperar hasta incorporarse y que Eric Ramsey, el nuevo entrenador de esta parcela, se las explique.

El Real Madrid ingresará 50 millones de euros

Según confirmó AS, el traspaso se puede dar prácticamente por cerrado. El jugador se marchará y dejará en caja 50 millones de euros, cuya forma de pago aún está por acordarse entre el Real Madrid y el Manchester United. Los red devils comenzaron la negociación con una oferta de 45 milllones más cinco en variables, que tuvo que subir hasta recibir el visto bueno de los blancos.

Así, Varane llega al United con galones de estrella y se espera que su impacto en el club sea inminente. Con su salida y la de Sergio Ramos, el Real Madrid abrirá una nueva etapa en el centro de su defensa. A día de hoy cuenta con David Alaba, Militao, Nacho y Jesús Vallejo.

Haaland o Lewandowski

Los acontecimientos están demostrando que será un verano muy estático en cuanto a grandes operaciones. Pero, en cambio, poco a poco se van colocando en su sitio las intenciones de futuro de algunos de los principales clubes y jugadores. En este sentido, el camsieta Real Madrid barata anticipa un gran movimiento, estratégico en su proyecto, más allá del intento de fichar a Mbappé este mismo verano. Es el del puesto de su delantero centro, ya que Benzema cuenta 33 primaveras. Si tiene para el verano de 2022 abierta la opción de Haaland, al que el Borussia parece que va a retener finalmente una temporada más, también estará a tiro a Lewandowski.

Tal y como ha publicado AS, Lewandowski está dispuesto a cambiar de aires y el Real Madrid es su principal opción. Tanto, que sólo por el equipo blanco estaría dispuesto a forzar una salida. Pero tiene contrato hasta 2023 con el Bayern y el club bávaro se niega a venderlo ahora. Sin embargo, según apunta L’Equipe, el próximo verano, cuando sólo le quede al ariete una temporada más, abrirá la mano pidiendo un precio de 50 millones. Una situación cantada, pues entonces el Bayern estará en el mismo caso que el Madrid ahora con Varane… Tendrá que venderlo o dejarle marchar gratos un año después (en 2023).

Una vez más, por tanto, los tiempos se alinean con el Real Madrid, pues si en este mercado su principal objetivo es Mbappé, para el próximo, el del verano de 2022, tendrá dos vías abiertas para fichar a un delantero de categoría, la de Lewandowski y la de Haaland. El noruego es en realidad el gran objetivo. Ha tenido ofertas importantes para dejar el Borussia ahora y ha dicho a su representante, Raiola, que las deseche para esperar al Real Madrid. Y, llegado el momento, el club blanco tendrá la opción de jugar con esa doble vía, Haaland o Lewandowski, para abaratar costes en la operación que se decida a hacer.

Raiola llevó a Haaland al Borussia en unas condiciones muy ventajosas, sólo pagó 20 millones de euros más comisiones, pero se reservó una opción de poder sacarlo de allí a un precio razonable en el verano de 2022. Apuntan a AS fuentes conocedoras del caso que no hay nada firmado, sólo un pacto verbal, así que si el Borussia se mostrara reacio a respetarlo, el Madrid siempre tendría esa opción de Lewandowski para abaratar la operación por el noruego… o ir directamente a por el polaco.

Diop: «El Real Madrid se juega la Liga y nosotros, la vida»

Es uno de los indiscutibles de Mendilibar en el centro del campo. Su veteranía le hace estar más tranquilo en la delicada situación clasificatoria del Eibar. Diop (35 años cumplidos en marzo, Kaolack, Senegal) se ha convertido en un seguro de vida en Ipurua. Recientemente perdió a su padre y la noticia conmocionó al vestuario azulgrana, donde el centrocampista africano es un tipo querido y respetado.

¿Cómo ha ido este tiempo sin competición?

Ha ido bien, con mucha ilusión y ganas, aunque hemos entrenado menos gente por los compañeros que han ido con sus selecciones.

¿Están bien mentalmente?

Sí, y además no queda otra. Tenemos diez finales por delante y si no estamos fuertes mentalmente en cada uno de ellos, nos vamos a complicar más la vida. Por mi experiencia sé que estas cosas pueden pasar, y sé que es una de las Ligas más competidas, y a todos nos va a costar, aunque desde principio de temporada sabíamos que este año iba a tocar sufrir más que otras temporadas. Pero aún queda, y lo que cuenta es el final.

¿Ve al equipo y al entrenador motivados para este duro esprín final?

Sí, claro, claro. Nosotros ya éramos conscientes de la dificultad. Es verdad que no pensábamos que íbamos a tener una racha tan mala, pero lo pasado, pasado está. Ya no podemos recuperar esos puntos perdidos, aunque hayamos merecido más, pero al final la Liga te pone donde mereces. Ahora esperamos que nos deje con tres equipos por detrás.

¿Le ha sorprendido el rendimiento y la llamada de Luis Enrique a Bryan Gil?

No me sorprende para nada. Entrenamos con él y vemos los partidos que hace. No tiene miedo a jugar el fútbol que le gusta, y es uno de los mejores extremos de toda la Liga, por eso es lógico que esté en la selección. Es un tío diferente.

Llega el Real Madrid…

Siempre es complicado jugar contra ellos. Se están jugando la Liga, pero nosotros nos jugamos la vida y vamos a ir a competir. Los diez partidos que quedan van a ser dificilísimos.

¿Cómo ve al equipo de Zidane?

Es cierto que han tenido algunos tramos en los que han fallado, pero cuando ponen en el campo todo su nivel, es muy difícil hacerles daño. Además, ahora Benzema marca la diferencia, porque está en un momento de forma increíble, pero espero que el sábado no tenga su mejor día.

Modric es otro veterano para el que parece que no pasa el tiempo…

Lo de Modric es increíble. Y creo que es un ejemplo para la gente joven, que se vea que si se hacen las cosas bien, se puede estar a ese nivel a pesar de la edad.

¿Cuál puede ser el secreto para puntuar?

Que ellos no tengan su mejor día, que nosotros tengamos un poco de suerte y acierto de cara al gol, pero sin pensar en que es el Madrid, sino saber que es un partido más. Un punto sería buenísimo. Tenemos que ganar, pero hay que seguir sumando. No nos vamos a engañar, el empate ante un equipo así sería bienvenido.

Valverde, doctorado en derbis

A Valverde le van los derbis. El uruguayo llega a tiempo para el partido del Wanda después de haber disputado el lunes sus primeros minutos en más de un mes. El charrúa jugó el último cuarto de hora contra la Real Sociedad una vez recuperado de una lesión muscular que le tuvo cinco semanas lejos de los terrenos de juego. Un regreso con el que coger rodaje para un tramo decisivo de la temporada en el que tendrá que dar oxígeno al tridente indisoluble que forman Casemiro, Modric y Kroos en el centro del campo.

Tener al Atlético enfrente saca lo mejor de Valverde. Fede fue la gran sorpresa de Zidane en el once la pasada temporada en el Wanda. Le fogueó cuatro días antes para Osasuna. Con Modric saliendo de lesión, pareció una decisión para reservar a James de cara al derbi. Resultó ser una declaración de intenciones. El internacional celeste pasó con nota el examen contra los rojillos. «Hay que destacar a Valverde, que ha hecho un partido brutal», dijo Zidane, motu proprio, tras el partido. El técnico francés dio una pista, pero nadie la captó. Cuajó un partido sobresaliente. «Antes del derbi con el Atlético, sabía que estaba en el once y estaba muy nervioso y vino Casemiro y me dijo: ‘¿Estás nervioso?’. Y le dije: ‘No, que va’. Pero me vio la mano y estaba temblando», confesó semanas después en una entrevista en Real Madrid TV.

Su figura fue creciendo a base de grandes actuaciones, hasta el punto de discutir el puesto a un Modric que no terminaba de arrancar, y los resultados acompañaban al Madrid al compás de la presencia de Valverde. El derbi de la final de la Supercopa le doctoró. Quedaban cinco minutos y medio para el final cuando hizo una entrada a Morata para evitar que el delantero se plantara solo ante Courtois. Una falta canchera para una roja contradictoria. Dejaba a su equipo con diez, pero evitaba que el Atlético se quedara con la Supercopa en esa jugada. Los elogios esta vez vinieron del rival. «Fue la jugada más importante del partido de Valverde. Le dije que yo hubiera hecho lo mismo en su lugar», comentó Simeone. Pese a la expulsión, o quizás también por ella, se llevó el premio al MVP de la final.

El reseteo tras el confinamiento supuso un apagón, aunque fue varias veces titular en ese tramo final del campeonato camino de la Liga 34. Esta temporada le están lastrando las lesiones y el gran momento de forma y juego de Kroos y Modric. Ha pasado dos veces por la concurrida enfermería madridista. Estuvo un mes de baja en pleno otoño por una fisura en la espina tibial y consiguió llegar a tiempo para reaparecer con dos minutos en el derbi del Di Stéfano. Luego, tras el partido de Copa (20 de enero) una lesión muscular en el aductor le ha tenido cinco semanas KO. Apenas ha participado en 21 de los 34 partidos de esta temporada, sólo 12 como titular. Suma 1.170 minutos, el 13º del equipo. Volvió este mismo lunes contra la Real con la vista puesta en el derbi. El partido donde Valverde mejor imparte su magisterio.

El Madrid aplaza su decisión sobre Camavinga hasta abril

Eduardo Camavinga es el jugador elegido por Zidane para reforzar el centro del campo del Madrid la próxima temporada. El técnico francés considera al joven jugador franco-angoleño de 18 años como el complemento ideal para Casemiro en el eje de la medular. Los contactos entre el entorno del jugador y el Real Madrid han comenzado hace meses, pero el club blanco ha aplazado el avance de las mismas al próximo mes de abril, según ha podido saber As. El Madrid desea conocer el avance de la pandemia y la trayectoria que tendrá el equipo en la Champions para saber qué ingresos va a generar en estos primeros meses y la proyección de los mismos. La vuelta de público al Bernabéu resulta fundamental para las arcas madridistas.

El Rennes tasó a Camavinga en 70 millones de euros la temporada pasada, pero el Madrid en ningún caso llegaría a esa cantidad, puesto que el joven centrocampista finaliza contrato en 2022. Además, su rendimiento ha bajado respecto a la temporada pasada, cuando causó sensación y se convirtió en objeto de deseo de varios de los grandes equipos de Europa. De hecho, no sólo el Madrid está interesado en él, también el PSG, Bayern y Juventus le siguen muy de cerca.

Curiosamente, una de las claves para que Camavinga acabe recalando en el Madrid tiene nombre y apellido. Se trata de su agente, Jonathan Barnett. Viejo conocido del madridismo, puesto que representa también a Bale. El presidente de Stellar Group ha hablado en ‘L’Equipe’ sobre el interés del Madrid en Camavinga y ha dado una pista: «Tenemos una excelente relación con el Real Madrid. Pregúntales…».

Camavinga lleva disputados esta temporada 20 encuentros, ha marcado un gol y ha dado dos asistencias. Esta temporada se ha perdido cuatro partidos por lesión.