¿Quién crees que ganará la Champions: City o Chelsea?

Carlos Soler fue de los pocos jugadores del camiseta de futbol Valencia barata que se despidió de Javi Gracia a través de sus redes sociales. El canterano tuvo un gesto de cariño con el navarro. Lo hizo consciente de que la marcha del técnico cerraba una etapa, pero con la ilusión de que el nuevo comandante de la nave ché es un viejo conocido suyo. Soler se reencuentra, otra vez, con Voro, su mentor, el hombre que consolidó al canterano en el equipo de su vida.

Soler debutó cuando Prandelli ocupaba el banquillo ché, en la temporada 2016-17. El técnico italiano recurrió al centrocampista en una de sus últimas batallas al frente del Valencia. Fue en Anoeta donde se estrenó Soler con el primer equipo, pero el entrenador que más le ha marcado al ‘Chino’ ha sido Voro. El valenciano le dio galones cuando cogió al Valencia aquel enero de 2017 tras el adiós de Prandelli. Desde el primer día, Voro vio que Soler era distinto y siempre le ha tenido un cariño especial. El respeto es mutuo porque el mediocentro tiene en un altar a Voro. «Es de los entrenadores que más me ha influido», ha reconocido el propio Soler en varias entrevistas.

El reencuentro de esta temporada entre el técnico y el jugador coincidirá con la mejor versión de Soler. El canterano ha dado un paso al frente tras la salida de Coquelin y Parejo en sala de máquinas del Valencia. Soler está firmando la mejor campaña de su carrera, asumiendo responsabilidades y tirando del carro en momentos complicados. Ante el Barça, cuajó uno de sus mejores partidos y le puso la guinda con un golazo que siempre perdurará en la retina del valencianismo.

Voro ha seguido de cerca la progresión de Soler, especialmente este año. El canterano es el máximo realizador del equipo, con diez goles, nueve en Liga y uno en Copa. Además, ha repartido siete asistencias en las dos competiciones. Nunca antes Soler había tenido tanta incidencia en el juego del Valencia como este año.

Son varias las ocasiones en las que jugar y entrenador se han visto las caras, pero en esta oportunidad el técnico también va a necesitar la personalidad del mediocentro para lograr cuanto antes la salvación. Voro se aferrará a Soler, uno de sus hombres de confianza, para devolver la paz a Mestalla.