La coronacrisis frena los despidos

El pasado domingo, casi de manera inesperada, llegó la destitución de Gaizka Garitano como entrenador del Athletic. Inesperada porque se anunció a las pocas horas del triunfo de los leones ante el Elche. El despido de Garitano es el segundo que se produce esta temporada en LaLiga Santander. El primero fue el de Óscar García en el Celta, tras nueve jornadas, para dar paso a Coudet. Se trata de una cifra muy baja para lo que viene siendo normal según los datos a estas alturas de la temporada, casi en el ecuador del campeonato y de terminar la primera vuelta.

Hay que retroceder quince años para ver solo dos cambios en los banquillos de Primera hasta la 17ª jornada. Se produjo en el curso 2005-06, cuando se destituyó a Mendilibar en el Athletic y a Luxemburgo en el Real Madrid. Clemente y López Caro fueron los nuevos inquilinos de dichos banquillos. Una cifra muy baja a estas alturas en comparación con los últimos años. La pasada temporada se dieron cinco cambios en los banquillos tras 17 jornadas: Marcelino, Gallego, Pellegrino, Cembranos y Escribá. Pero hubo cifras superiores si nos vamos más atrás, en la  17-18 se dieron hasta nueve destituciones en el mismo periodo de tiempo.

Esta reducción de despidos en los banquillos viene ligada a la situación económica de los equipos como efecto derivado de la crisis del COVID, que han visto mermados sus ingresos y, por lo tanto, han tenido que bajar el límite de coste de la plantilla: partida de los presupuestos destinada a pagar salarios e indemnizaciones en caso de despidos. Estos límites salariales ajustados al máximo para cumplir con las normas de LaLiga hacen que los clubes se piensen muy bien la destitución de un entrenador, que provocaría un gasto extra y un desajuste en sus cuentas.

Pero a pesar de ello, el fantasma del despido está ahí. Como es el caso de Míchel con el Huesca. El técnico admitió tras perder ante el Barcelona que tiene «miedo de perder su trabajo».  También se encuentra en una situación delicada el Valencia, que coquetea con el descenso. La situación no es idónea para Osasuna o el Elche, que ocupan los últimos puestos. O el Getafe, que tras unas temporadas luchando por Europa, se asoma al abismo.

Pepe Mel ya tiene a su comodín

Año nuevo, plantilla nueva. O casi. Con la llegada de 2021, menos de 48 horas ya, Pepe Mel suma un notable número de efectivos a la causa de la Unión Deportiva Las Palmas. Conoce reconoció Ángel López, su segundo entrenador, el regreso a la actividad tras el descanso navideño debía traer consigo la recuperación y regreso de importantes futbolistas en sus esquemas como Sergio Ruiz, Pejiño, Araujo o Ale Díez, que andaban lesionados.

Precisamente, la vuelta de este último, polivalente defensa cacereño con iguales garantías de alto rendimiento lo mismo da que sea en el lateral derecho que el izquierdo, esa una de las más celebradas por el propio Mel. Ocurre que Díez cayó abatido por problemas físicos el pasado 3 de octubre, cuando el Logroñés perdió en el Estadio Gran Canaria. Corría el minuto 41 de partido, y el aquel día lateral derecho fue inmediatamente sustituido por Eric Curbelo.

Dos días después, las pertinentes pruebas médicas descubrieron que Díez, que llegó a coste cero el verano pasado a Las Palmas tras acabar su contrato con el Extremadura, sufría una fractura de Jones en el quinto metatarsiano del pie izquierdo, lo que le obligó a pasar por el quirófano. Se pronosticaron, de inicio, alrededor de tres meses de baja.

Ni que se conocieran de antemano, las previsiones podrían cumplirse casi con exactitud. Se ‘clavaron’. Así, Díez se ejercita como uno más a las órdenes de Pepe Mel desde que Las Palmas regresara el lunes a los entrenamientos tras el descanso navideño. Así lo ha expresado además el futbolista a través de sus perfiles en redes sociales, y no se descarta que acuda convocado al duelo con el Espanyol de este domingo, 3 de enero, en Gran Canaria.

«Nos hace mejores», insiste su entrenador. Su reaparición no podría ser más oportuna para UD. Ante su ausencia, el cuerpo técnico amarillo barajó durante muchas semanas la posibilidad de usar a Cristian Cedrés como carrilero derecho, acaso cuando Lemos no estuviera disponible. Así jugó, por ejemplo, contra el Alcorcón y Varea. Ante la grave lesión del extremo de Carrizal, la vuelta de Díez suma efectivos a la causa y a una posición descubierta desde hace meses. Igualmente, Mel ha colocado en dicha posición a Curbelo, pero la voluntariedad del central no termina de traducirse en un óptimo rendimiento en dicha posición. Bien pudiera, incluso, sentar a Dani Castellano y Jonathan Silva en la pugna por el costado izquierdo de la zaga. Y es que Pepe Mel ya tiene a su comodín.

Raúl de Tomás, goles de récord

Con sus 12 goles, no solo triplica Raúl de Tomás los cuatro que logró la pasada temporada desde que aterrizó en Cornellà-El Prat en enero, sino que se está convirtiendo en el ‘pichich’ de los ‘pichichis’ del EspanyolNingún otro, por soberbia que fuera su cuenta anotadora al final de LaLiga, llevaba tantos goles como los del madrileño al término de un año natural, en las fiestas navideñas. Ni siquiera en Segunda.

¿Y en Segunda? El único que se acercó, y mucho, a los registros de RdT fue Gabino Rodríguez, quien antes de la Nochevieja había marcado 11 goles en la temporada 1989-90. Eso sí, en lo sucesivo solo fue capaz de anotar uno más.

Ni Velko Iotov, con siete a estas alturas en la campaña 1993-94 (de los 13 que haría en todo el curso), ni los ocho de Cayetano Ré en la 1969-70 (17 al final) ni José Paredes, con seis de sus ocho dianas antes de Navidad en la 1962-63, pudieron alcanzar los guarismos de Raúl de Tomás. Y le quedan 23 jornadas para seguir haciendo historia.

Los ‘pichichis’ del Espanyol en el siglo XXI

Temporada ‘Pichichi’ perico Goles hasta fin de año Goles final de temporada
2020-21 Raúl de Tomás 12 ¿?
2019-20 RdT / Wu Lei / David López 0 / 1 / 0 4
2018-19 Borja Iglesias 8 17
2017-18 Gerard Moreno 7 16
2016-17 Gerard Moreno 6 13
2015-16 Felipe Caicedo 5 8
2014-15 Sergio García 7 14
2013-14 Sergio García 7 12
2012-13 Joan Verdú 5 9
2011-12 Kalu Uche 0 6
2010-11 Dani Osvaldo 6 13
2009-10 Dani Osvaldo 0 7
2008-09 Raúl Tamudo 3 6
2007-08 Luis García 5 13
2006-07 Raúl Tamudo 7 15
2005-06 Luis García / Raúl Tamudo 4 / 5 10
2004-05 Maxi Rodríguez 7 15
2003-04 Raúl Tamudo 2 19
2002-03 Savo Milosevic 4 12
2001-02 Raúl Tamudo 8 17
2000-01 Raúl Tamudo 3 11

Aprobados y suspensos del Granada: ¿Penalti no pitado de Casemiro a Yangel Herrera?

1-Rui Silva: No tuvo trabajo en la primera parte porque el Real Madrid no le exigió. En la segunda parte las cosas cambiaron. A los 55’ hizo dos paradones seguidos y se llevó un palo poste de Asensio. No pudo impedir ninguno de los dos goles del Real Madrid.

2-Foulquier: Amonestado a los 26’ por quitarse con el brazo a Mendy. Descolocado en el origen del primer gol madridista. Diego le cambió por Quini porque varias veces se jugó la segunda amarilla. Regular actuación.

20-Vallejo: Reapareció tras varios partidos de ausencia por lesión y porque el Real Madrid no aplicó la famosa ‘cláusula del miedo’ pese a estar cedido. Se le adelantó Casemiro en el 1-0, Sustituido por Germán a los 84.

22-Domingos Duarte: Una muralla en la primera mitad. Lo cortó todo y sacó un balón casi bajo palos a Asensio pese a que se dañó en el tobillo. Continuó en el campo a muy buen nivel. El mejor de la defensa.

15-Carlos Neva: Le tocó vérselas con Lucas Vázquez y Carvajal. Peleó muchísimo en su banda izquierda. Fue de más a menos.

8-Yan Eteki: Sustituto natural del sancionado Gonalons como pivote con rol defensivo. Se dejó la piel pero a veces se descolocó. Todo corazón. Sustituido a los 63’.

21-Yangel Herrera: El VAR revisó un posible penalti reclamado por el venezolano por un posible agarrón Casemiro, que no fue tenido en cuenta. Muy dudosa acción. Disciplinado en la presión alta.

5-Luis Milla: Recibió una falta de Lucas que costó la amarilla al madridista. Atento para recibir y eficaz en la estrategia así como a los balones divididos. Le superó Benzema en el 2-0.

10-Antonio Puertas: Falló a los 30 segundos un gol clarísimo que le regaló Soldado. Courtoius le sacó en 57’ el posible 1-1. Jugó todo el partido y acabó reventado porque se mató.

9-Roberto Soldado: Grandioso pase de gol nada más empezar desaprovechado por Puertas. Corrió muchísimos kilómetros. Le faltaron ocasiones para rematar.

24-Kenedy: Empezó por la izquierda muy enchufado. Como suele hacer Machis intercambió de ala con frecuencia. No llegó a tiempo en la ayuda para frenar a Asensio en el 1-0. No hizo mal partido.

Desde el banquillo:

7-Luis Suárez: Salió a los 62’ por Eteki para aportar potencia. Le faltó entrar en calor.

26-Alberto Soro: Entró a los 62’ por Kenedy. Se movió en el centro del campo escorado por la derecha. No entró mucho en juego.

17-Quini: Entró para refrescar a Foulquier. Tapó mucho mejor la banda derecha y buscó el centro lateral. Cada vez que sale se le ve que va a más.

23-Jorge Molina. Entró, como casi siempre, por Roberto Soldado a los 73’. Lo primero que hizo fue un disparo que interceptó Casemiro. Salió fresco. Le faltaron minutos.

6-Germán. Diego le sacó en la recta final en busca de alguno de sus famosos remates de cabeza salvadores.

Diego Martínez: Como casi siempre realizó cuatro cambios con respecto a su once anterior. Amonestado a los 45’. Le planteó un partido muy incómodo al Real Madrid con presión muy alta sin renunciar a nada. Pese a la derrota, el Granada dio buena imagen.

 

El líder llama a la puerta

Como a este Barça no hay por dónde cogerle, la prueba de esta noche en el Camp Nou (21:00 horas Movistar LaLiga) contra la Real Sociedad, se adivina como una piedra de toque excepcional para demostrar a todos aquellos que tratan de resolver la situación real, o algo parecido, del equipo de Koeman . El líder llama a la puerta de un Camp Nou en un duelo que sin duda va a evaluar a su equipo en consonancia al resultado de esta noche ante los vascos. O caja o faja. No hay más.

Para el Barça esta noche sólo vale el resultado, no se puede mirar más allá. En otro tiempo se apuntaría a la manera, pero a día de hoy no hay más que el puesto en la clasificación, o el teletexto que decía un ilustre como Begiristain, figura que une a la Real y al Barcelona como ninguna.

La Real Sociedad comparece en el Camp Nou como líder en un partido adelantado de un campeonato que tiene partidos pendientes ante un equipo que no sabe dónde está. Un lío tremendo que tiene dos lecturas. Una es la que favorecería a los de Imanol, que pueden dar una estocada a un rival que hace tiempo que no sabe dónde está. Un triunfo txuri-urdin sería gasolina para los vascos, que vería cómo su candidatura se reafirma mientras que para el Barça sería la constatación de que el curso es de objetivos mínimos.

Pero lo inesperado de este partido, que llega emboscado, supone una oportunidad para los de Koeman, que con los números en la mano igual no están tan mal como parece. Al loro.

Koeman exigió a los suyos hace dos semanas ganar todos los partidos hasta fin de año y a la primera curva sus muchachos se fueron de la pista en CádizNo se admiten más errores en el Barcelona ni que esté la Real delante. Hace un mes, el empate se daba por bueno, ahora, el triunfo es inexcusable para un equipo que sabrá después de este test que es lo que puede ser de mayor en LaLiga. Si hay partidos que marcan un antes y un despuéseste es uno de ellos.

Rober y Araujo narran las victorias de Las Palmas

En cuanto a su clasificación liguera, 10º puesto en estos momentos, poco o nada se le puede reprochar a Las Palmas, que ahora mismo anida a dos puntos de los playoff y se mantiene siete por encima del descenso. Otro análisis merecen sus 15 goles marcados y encajados, solo superado por el Espanyol en el apartado anotador (17), y por Málaga y Castellón en la estadística de los recibidos, con 16.

En cualquier caso, la UD suma de momento cuatro victorias, todas ellas con un denominador común: en las mismas jornadas de éxito solo marcaron Araujo y Rober. O, al menos, fueron decisivos en la consecución del gol, como el caso del extremo sevillano en el derbi canario del pasado domingo.

Ocurrió que, apenas dos minutos después de empezar e segundo tiempo del partido contra el Tenerife, un córner botado por Las Palmas lo acabó recogiendo Rober dentro del área y su centro envenado centro posterior, tras tocar en Vada, se coló en la portería chicharrera tras un monumental fallo de Ortolá, portero visitante. No fue suyo el gol, pero sí más que decisiva su participación en la consecución del mismo.

Antes, la UD consiguió su primera victoria liguera contra el Logroñés (4º jornada), merced a sendos goles del propio Rober y Araujo. El delantero argentino sentenció al Almería (6ª jornada) dos partidos después con un doblete para el 2-0 final, y acto seguido capituló el Castellón, 2-1, repartiéndose ambos la eficacia realizadora.

El domingo, Rober cocinó el gol que derrotó al Tenerife. Y es que, de momento, él y Araujo son los narradores de las victorias de Las Palmas, que además dejó su portería a cero tras cinco partidos seguidos encajando.

Sin noticias de Orlando Sá

¿Qué pasa con Orlando Sá? Es una pregunta que se hacen muchas de las personas que siguen el día a día del Málaga. El delantero portugués llegó a La Rosaleda este verano como uno de los jugadores llamados a liderar este nuevo proyecto marcado por la austeridad económica. Después de un largo periodo de inactividad debido a una importante lesión en el tendón de Aquiles, Sá vio en el Málaga la oportunidad perfecta para tratar de recuperar su nivel en un campeonato muy exigente como es la Segunda División española.

El ariete no escondió desde el primer día que después de tanto tiempo sin competir necesitaría de un margen algo mayor que el resto de sus compañeros para alcanzar un estado físico óptimo. Pellicer ha destacado en varias ocasiones su compromiso y su implicación dentro del vestuario. La última defensa del técnico al delantero fue este mismo sábado, en la previa de la visita a Ponferrada: «Es el jugador con más experiencia del grupo y es un ejemplo. Va a tener su protagonismo, nos va a ayudar y va a ser protagonista, no tengo dudas».

Sin embargo, Orlando Sá se marchó del Toralín sin disputar un solo minuto, situación que se ha repetido en los tres últimos partidos. El ‘9’ del Málaga apenas ha disputado en lo que va de temporada 136 minutos repartidos en seis encuentros. Su rol dentro del equipo ha ido disminuyendo a pasos agigantados en las últimas jornadas. De hecho, no ha participado en seis de los ocho últimos envites ligueros (dos se los perdió por lesión) y en los dos que ha jugado, ante Sporting y Mallorca, sólo ha disputado cuatro minutos en cada uno.

Matos, un rendimiento discutible

José Joaquín Matos es otro de los jugadores del Málaga que están actualmente en el ojo del huracán. Empezó la temporada a buen nivel, pero su rendimiento ha decrecido considerablemente. Hasta el punto que Pellicer utilizó a Iván Calero a pierna cambiada en la banda izquierda en Sabadell por delante el lateral zurdo. La baja de Ismael Casas por molestias musculares abrió las puertas de la titularidad a Matos en Ponferrada. Y el blanquiazul no tuvo su mejor encuentro. Le faltó acierto en ataque y defensivamente estuvo excesivamente blandito en el gol de la Ponferradina. Curro Sánchez le ganó la partida al lateral malaguista y anotó el 1-1 que evitó que el equipo de Pellicer sumase un nuevo triunfo a domicilio.