Hicham ve la luz

Hicham puso la nota positiva este jueves en el entrenamiento del camiseta Malaga barata. El extremo marroquí se ha pasado el año prácticamente en blanco por culpa de varias lesiones musculares y ha realizado una parte de la sesión de hoy junto a sus compañeros en el primer brote verde de su recuperación en bastantes semanas. La luz asoma al final del túnel para el veloz futbolista de la cantera blanquiazul.

El Málaga tiene depositadas buenas esperanzas en el potencial de Hicham, al que Pellicer conoce a la perfección. El técnico le dio protagonismo en el final de la pasada campaña y este curso estaba llamado a ser el de su confirmación, pero sus continuas lesiones le han frenado en seco. Su objetivo ahora es recuperarse al cien por cien y ponerse a punto con vistas al inicio de la pretemporada y al próximo curso.

Su estado físico ha generado cierta preocupación en la entidad y en el propio futbolista, que hace un par de meses visitó en Lille a un especialista en medicina deportiva para tratar de poner fin a sus problemas musculares.

Esta temporada sólo ha podido participar en tres encuentros, en los que ha disputado únicamente 44 minutos de juego. Ni medio tiempo en todo el curso. El extremo debutó en Castellón en la segunda jornada de Liga, pero sólo duró dos minutos sobre el césped antes de caer lesionado. Luego sumó ocho minutos en la derrota del Málaga en Almería (3-1) y tres días más tarde, el 16 de diciembre en Copa ante el Coruxo, se lesionó a las 34 minutos. Desde entonces no ha vuelto a jugar.

El caso de Hicham es uno de los que merece capítulo aparte en el Málaga. El futbolista renovó la pasada temporada hasta 2022 y cumplió 23 años en enero, por lo que el próximo ejercicio ya no será Sub-23 y no podrá tener ficha del filial y jugar con la primera plantilla como ha venido haciendo estos dos últimos cursos. Manolo Gaspar deberá decidir si le hace ficha profesional y le da dorsal del primer equipo o si le busca una salida en forma de traspaso o cesión este verano.

Ale Benítez sufre un esguince de rodilla

La mala nueva del entrenamiento de hoy la ha protagonizado Ale Benítez. El canterano, que se había ganado un sitio en el lateral derecho del equipo en las ultimas semanas, ha sufrido un esguince en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha y peligra su participación en la recta final de la temporada y en la primera eliminatoria de playoff que el Atlético Malagueño debe disputar ante El Palo dentro de diez días.

Por su parte, Luis Muñoz causó baja por segundo día consecutivo debido a una sobrecarga muscular en el cuádriceps. Desde el club apuntaban que la dolencia era leve y confían en que llegue a tiempo para la cita del lunes ante el Oviedo en el Carlos Tartiere. A día de hoy es duda.

Embarba alcanza 250 partidos en el mejor extremo de su carrera

Ocho meses exactos le bastaron a Adrián Embarba, desde su fichaje por el Espanyol en enero de 2020, para convertirse en uno de los capitanes del conjunto perico, a finales de octubre. El liderazgo lo lleva en la sangre, es una de las cualidades que le llevaron a portar durante años la bandera del Rayo Vallecano y, en consecuencia, a recalar en el RCDE Stadium. El extremo cumple 250 partidos oficiales (132 en Segunda, 107 en Primera y 11, en la Copa del Rey) en su momento de mayor plenitud.

Nueve goles lleva Embarba esta temporada y 14 asistencias, el que más entre Primera y Segunda División. Unos números que aún puede mejorar para convertirlos en el mejor curso de su carrera, ya que nueve dianas anotó también el curso pasado entre Rayo (siete) y Espanyol (dos), y llegó hasta los 15 pases de gol (11 en Vallecas, cuatro en Cornellà). Atrás quedan sus ocho tantos y 13 asistencias de la campaña 2017-18, con el Rayo, también en Segunda. Lo que sí ha conseguido ya, números en mano, es pulverizar sus promedios.

En sus 194 partidos con la camiseta del Rayo Vallecano, 13,939 minutos, anotó Embarba 33 goles (uno cada 422 minutos) y dio 41 asistencias (una cada 339′). Desde que milita en el Espanyol, hace 15 meses, ha disputado 56 encuentros oficiales, 4.153 minutos en total, con un balance de 11 goles (uno cada 377′) y 18 asistencias (una cada 230′). Queda claro que, a sus 28 años, el capitán Embarba presenta sus mejores guarismos. Preparado para volver a Primera.

Dimata y su sociedad con RdT: «Ha crecido nuestra amistad»

Si las pequeñas sociedades se forman desde el entendimiento en el juego y la complicidad emocional, Nany Dimata y Raúl de Tomás están siendo (y pueden serlo en el futuro) una pareja que reúne estas características. Desde que ambos coinciden en el equipo titular, el Espanyol no ha perdido, y los dos goleadores han demostrado ser complementarios. Esta química se traslada también fuera de los terrenos de juego, como explicó el belga a los canales del club perico.

«Fue casualidad. Una vez mi hermano necesitó el coche y RdT se ofreció a llevarme a casa. Desde entonces vamos muchos días juntos. Nos llevamos muy bien y ha crecido nuestra amistad», comentó el delantero, que acumula tres goles esta temporada, dos de ellos ante Almería y Mallorca en dos encuentros clave: «Le he podido marcar a dos rivales directos, aunque lo importante es el resultado que va consiguiendo el equipo», comentó el delantero.

Dimata echará raíces en el EspanyolEl jugador fue el único fichaje del mercado de invierno pero su cesión se convierte en compra obligatoria, de 2,2 millones de euros, en caso de que los pericos asciendan. Un sueño que cada vez es más realidad. «Si te soy sincero estoy a gusto, me he integrado, los compañeros me ayudan. Hay espíritu de equipo. Siempre será importante si puedo aportar», manifestó.

Después de dos años sin jugar por una lesión de rodilla, y sin oportunidades en el Anderlecht, Dimata agradece la paciencia de los técnicos del Espanyol a la hora de darle minutos y poder acelerar su rodaje. La apuesta de Rufete, director general deportivo, es la de recuperar al futbolista para la próxima temporada. «Le agradezco la confianza al club. Vuelvo a tener minutos y una buena condición física. Me siento en forma».

Solo Messi y Benzema tienen la misma madera que Embarba

Justo a tiempo, tras superar la COVID-19, se recuperó Adrián Embarba en la primera vuelta para reencontrarse con el Rayo Vallecano. Para rememorar sus siete temporadas en Vallecas y especialmente sus registros de la pasada campaña, 11 asistencias (además de siete goles) que le llevaron a fichar por el Espanyol y a terminar el curso siendo el máximo pasador de Segunda aun habiéndose marchado en enero. Ahora, justo un año después, el extremo recibirá al Rayo en el RCDE Stadium liderando una estadística muy diferente.

Se ha convertido Embarba, muy a su pesar, en el jugador de Segunda y de todo el fútbol profesional español –igualado solo por Lionel Messi y Karim Benzema, palabras mayores– que más disparos estrella en la madera de la portería rival. Con el del pasado sábado en Montilivi contra el Girona en una rosca que había superado a Juan Carlos Martín, lleva cinco esta temporada, por delante de los cuatro de Gerard Moreno e Iñaki Williams y los tres, entre otros, de su compañero Javi Puado y del goleador del Almería Umar Sadiq. También se topó con los postes el atacante perico ante Albacete, Mirandés, Leganés y Cartagena.

El desatino de Embarba –o su puntería fina, que hay que tenerla para acertar con el palo– erige también al Espanyol como el equipo profesional, junto al Real Madrid, que más veces ha estrellado sus sueños con la madera esta temporada. En hasta 12 ocasiones ha chutado al poste, por las 11 del Oviedo y del Zaragoza, y las diez del Atlético de Madrid, el Valladolid y el Leganés. Además de los cinco palos del extremo y los tres de Puado, en el Espanyol han corrido esa suerte Wu Lei (dos veces), Raúl de Tomás y Lluís López.

La representativa jornada 23

Con tanta madera, y a pesar de que lleva cinco goles esta campaña con el Espanyol, no consigue marcar Embarba desde el pasado 7 de noviembre, frente al Lugo. Y, con otras cinco asistencias, ninguna acaba en gol desde el 2 de diciembre en Cartagena.

A pesar de su peso innegable en el equipo de Vicente Moreno, se encuentra por ahora lejos de esos dígitos, 11-7, de cuando dejó el Rayo hace un año para enrolarse en el Espanyol. Lo hizo tras la jornada 23, exactamente la misma en que ahora los vallecanos visitarán Cornellà. Le queda todo un mundo por delante para revertir los guarismos, bastará con redirigir su pulso un par de centímetros.

Un problema central

Cojeando como estaba, o casi, desde el partido contra el Málaga (0-0), jugado el 11 de octubre en la hermosa capital de la Costa del Sol, el talón de Aquiles de Aythami Artiles ha dicho basta. Fue el propio capitán de Las Palmas, que jugó su último partido ante el Mirandés (25 de noviembre) y desde entonces anda de baja, quien confirmara ayer que el viernes será operado de esas persistentes molestias en el tendón de Aquiles.

Pese a que tanto Pepe Mel (entrenador) como Miguel Ángel Ramírez (presidente) anunciaran días atrás que perderse el resto de temporada se daba por seguro, Artiles abrió ayer la puerta de la esperanza. «Me han dicho que puedo volver en tres meses, así que mi objetivo es llegar para jugar algunos partidos. No quise ser egoísta y puse mi ficha a disposición del club», señaló ayer en la emisora de radio de la entidad. En cualquier caso, este nuevo contratiempo físico en el seno de la plantilla de Las Palmas, el cuento de nunca acabar desde que se inaugurara la Ciudad Deportiva de Barranco Seco, le origina al equipo un problema ‘central’.

Descartado por un largo periodo Aythami, que hasta su lesión había jugado este curso 882 minutos repartidos en diez partidos, todos como titular, la brecha entre el resto de opositores al centro de la zaga es demasiado grande. Ocurre que Mel no duda de Curbelo, meritorio también como lateral derecho, 1.131 minutos en 17 encuentros, y mucho menos de Álex Suárez, que amasa hasta la fecha 20 titularidades en todos los envites en los que ha participado para un total de 1.750 minutos, líder indiscutible de Las Palmas en este apartado. A partir de ahí, el abismo.

Tomás Cardona no está y probablemente ni se le espere, participante además en todas las quinielas que lo sitúan como uno de los descartes anunciados por MÁR. Determinados problemas musculares y la continúa excusa de su adaptación lastraron la confianza de Mel, y de momento solo ha jugado tres partidos, ante Leganés, Castellón y Albacete, y apenas 196 minutos. Tampoco es que le vaya mucho mejor a Ismael Athuman pese a la insistencia de Mel en verano para que se le hiciera ficha profesional, acumulando el internacional keniata tres partidos y 270 minutos. También cuenta Las Palmas con el recurso de Saúl Coco, pero el pibe de la cantera apenas ha tenido participación en la Copa del Rey.

Los números cantan y la distancia entre la dupla Suárez-Curbelo y el resto de centrales es tan grande que el club podría estar acelerando las gestiones para reforzar el eje de la zaga, tan dañado en estos tiempos. Pese a que desde la entidad se anuncia que no llegarán refuerzos al primer equipo salvo que sean de la casa, con Rafa Mujica a la espera y Dani Ojeda ya en el Alcorcón, toca mirar al exterior para reforzar la defensa pese a la insistencia de entrenador y dirigentes en mirar hacia la cantera. Se avecinan semanas frenéticas en los despachos de la Unión Deportiva.

Pepe Mel ya tiene a su comodín

Año nuevo, plantilla nueva. O casi. Con la llegada de 2021, menos de 48 horas ya, Pepe Mel suma un notable número de efectivos a la causa de la Unión Deportiva Las Palmas. Conoce reconoció Ángel López, su segundo entrenador, el regreso a la actividad tras el descanso navideño debía traer consigo la recuperación y regreso de importantes futbolistas en sus esquemas como Sergio Ruiz, Pejiño, Araujo o Ale Díez, que andaban lesionados.

Precisamente, la vuelta de este último, polivalente defensa cacereño con iguales garantías de alto rendimiento lo mismo da que sea en el lateral derecho que el izquierdo, esa una de las más celebradas por el propio Mel. Ocurre que Díez cayó abatido por problemas físicos el pasado 3 de octubre, cuando el Logroñés perdió en el Estadio Gran Canaria. Corría el minuto 41 de partido, y el aquel día lateral derecho fue inmediatamente sustituido por Eric Curbelo.

Dos días después, las pertinentes pruebas médicas descubrieron que Díez, que llegó a coste cero el verano pasado a Las Palmas tras acabar su contrato con el Extremadura, sufría una fractura de Jones en el quinto metatarsiano del pie izquierdo, lo que le obligó a pasar por el quirófano. Se pronosticaron, de inicio, alrededor de tres meses de baja.

Ni que se conocieran de antemano, las previsiones podrían cumplirse casi con exactitud. Se ‘clavaron’. Así, Díez se ejercita como uno más a las órdenes de Pepe Mel desde que Las Palmas regresara el lunes a los entrenamientos tras el descanso navideño. Así lo ha expresado además el futbolista a través de sus perfiles en redes sociales, y no se descarta que acuda convocado al duelo con el Espanyol de este domingo, 3 de enero, en Gran Canaria.

«Nos hace mejores», insiste su entrenador. Su reaparición no podría ser más oportuna para UD. Ante su ausencia, el cuerpo técnico amarillo barajó durante muchas semanas la posibilidad de usar a Cristian Cedrés como carrilero derecho, acaso cuando Lemos no estuviera disponible. Así jugó, por ejemplo, contra el Alcorcón y Varea. Ante la grave lesión del extremo de Carrizal, la vuelta de Díez suma efectivos a la causa y a una posición descubierta desde hace meses. Igualmente, Mel ha colocado en dicha posición a Curbelo, pero la voluntariedad del central no termina de traducirse en un óptimo rendimiento en dicha posición. Bien pudiera, incluso, sentar a Dani Castellano y Jonathan Silva en la pugna por el costado izquierdo de la zaga. Y es que Pepe Mel ya tiene a su comodín.

Raúl de Tomás, goles de récord

Con sus 12 goles, no solo triplica Raúl de Tomás los cuatro que logró la pasada temporada desde que aterrizó en Cornellà-El Prat en enero, sino que se está convirtiendo en el ‘pichich’ de los ‘pichichis’ del EspanyolNingún otro, por soberbia que fuera su cuenta anotadora al final de LaLiga, llevaba tantos goles como los del madrileño al término de un año natural, en las fiestas navideñas. Ni siquiera en Segunda.

¿Y en Segunda? El único que se acercó, y mucho, a los registros de RdT fue Gabino Rodríguez, quien antes de la Nochevieja había marcado 11 goles en la temporada 1989-90. Eso sí, en lo sucesivo solo fue capaz de anotar uno más.

Ni Velko Iotov, con siete a estas alturas en la campaña 1993-94 (de los 13 que haría en todo el curso), ni los ocho de Cayetano Ré en la 1969-70 (17 al final) ni José Paredes, con seis de sus ocho dianas antes de Navidad en la 1962-63, pudieron alcanzar los guarismos de Raúl de Tomás. Y le quedan 23 jornadas para seguir haciendo historia.

Los ‘pichichis’ del Espanyol en el siglo XXI

Temporada ‘Pichichi’ perico Goles hasta fin de año Goles final de temporada
2020-21 Raúl de Tomás 12 ¿?
2019-20 RdT / Wu Lei / David López 0 / 1 / 0 4
2018-19 Borja Iglesias 8 17
2017-18 Gerard Moreno 7 16
2016-17 Gerard Moreno 6 13
2015-16 Felipe Caicedo 5 8
2014-15 Sergio García 7 14
2013-14 Sergio García 7 12
2012-13 Joan Verdú 5 9
2011-12 Kalu Uche 0 6
2010-11 Dani Osvaldo 6 13
2009-10 Dani Osvaldo 0 7
2008-09 Raúl Tamudo 3 6
2007-08 Luis García 5 13
2006-07 Raúl Tamudo 7 15
2005-06 Luis García / Raúl Tamudo 4 / 5 10
2004-05 Maxi Rodríguez 7 15
2003-04 Raúl Tamudo 2 19
2002-03 Savo Milosevic 4 12
2001-02 Raúl Tamudo 8 17
2000-01 Raúl Tamudo 3 11

Rober y Araujo narran las victorias de Las Palmas

En cuanto a su clasificación liguera, 10º puesto en estos momentos, poco o nada se le puede reprochar a Las Palmas, que ahora mismo anida a dos puntos de los playoff y se mantiene siete por encima del descenso. Otro análisis merecen sus 15 goles marcados y encajados, solo superado por el Espanyol en el apartado anotador (17), y por Málaga y Castellón en la estadística de los recibidos, con 16.

En cualquier caso, la UD suma de momento cuatro victorias, todas ellas con un denominador común: en las mismas jornadas de éxito solo marcaron Araujo y Rober. O, al menos, fueron decisivos en la consecución del gol, como el caso del extremo sevillano en el derbi canario del pasado domingo.

Ocurrió que, apenas dos minutos después de empezar e segundo tiempo del partido contra el Tenerife, un córner botado por Las Palmas lo acabó recogiendo Rober dentro del área y su centro envenado centro posterior, tras tocar en Vada, se coló en la portería chicharrera tras un monumental fallo de Ortolá, portero visitante. No fue suyo el gol, pero sí más que decisiva su participación en la consecución del mismo.

Antes, la UD consiguió su primera victoria liguera contra el Logroñés (4º jornada), merced a sendos goles del propio Rober y Araujo. El delantero argentino sentenció al Almería (6ª jornada) dos partidos después con un doblete para el 2-0 final, y acto seguido capituló el Castellón, 2-1, repartiéndose ambos la eficacia realizadora.

El domingo, Rober cocinó el gol que derrotó al Tenerife. Y es que, de momento, él y Araujo son los narradores de las victorias de Las Palmas, que además dejó su portería a cero tras cinco partidos seguidos encajando.

Sin noticias de Orlando Sá

¿Qué pasa con Orlando Sá? Es una pregunta que se hacen muchas de las personas que siguen el día a día del Málaga. El delantero portugués llegó a La Rosaleda este verano como uno de los jugadores llamados a liderar este nuevo proyecto marcado por la austeridad económica. Después de un largo periodo de inactividad debido a una importante lesión en el tendón de Aquiles, Sá vio en el Málaga la oportunidad perfecta para tratar de recuperar su nivel en un campeonato muy exigente como es la Segunda División española.

El ariete no escondió desde el primer día que después de tanto tiempo sin competir necesitaría de un margen algo mayor que el resto de sus compañeros para alcanzar un estado físico óptimo. Pellicer ha destacado en varias ocasiones su compromiso y su implicación dentro del vestuario. La última defensa del técnico al delantero fue este mismo sábado, en la previa de la visita a Ponferrada: «Es el jugador con más experiencia del grupo y es un ejemplo. Va a tener su protagonismo, nos va a ayudar y va a ser protagonista, no tengo dudas».

Sin embargo, Orlando Sá se marchó del Toralín sin disputar un solo minuto, situación que se ha repetido en los tres últimos partidos. El ‘9’ del Málaga apenas ha disputado en lo que va de temporada 136 minutos repartidos en seis encuentros. Su rol dentro del equipo ha ido disminuyendo a pasos agigantados en las últimas jornadas. De hecho, no ha participado en seis de los ocho últimos envites ligueros (dos se los perdió por lesión) y en los dos que ha jugado, ante Sporting y Mallorca, sólo ha disputado cuatro minutos en cada uno.

Matos, un rendimiento discutible

José Joaquín Matos es otro de los jugadores del Málaga que están actualmente en el ojo del huracán. Empezó la temporada a buen nivel, pero su rendimiento ha decrecido considerablemente. Hasta el punto que Pellicer utilizó a Iván Calero a pierna cambiada en la banda izquierda en Sabadell por delante el lateral zurdo. La baja de Ismael Casas por molestias musculares abrió las puertas de la titularidad a Matos en Ponferrada. Y el blanquiazul no tuvo su mejor encuentro. Le faltó acierto en ataque y defensivamente estuvo excesivamente blandito en el gol de la Ponferradina. Curro Sánchez le ganó la partida al lateral malaguista y anotó el 1-1 que evitó que el equipo de Pellicer sumase un nuevo triunfo a domicilio.