«Muchos odian al PSG, con esa actitud de ‘escoria’ les das la razón»

Presnel Kimpembe fue expulsado ante el Rennes por una entrada a Jérémy Doku que le ha costado, después de conocerse la decisión de Comité Disciplinario de la Ligue 1, una sanción de tres partidos. Es decir, no volverá a jugar esta temporada. Leonardo, director deportivo parisino, no digirió bien perder al internacional francés para el esprín final por el campeonato y mostró su enfado en declaraciones recogidas por AFP: «Me parece completamente incoherente que un lance de juego se sancione de esta manera en el final de liga (…). Es la mayor sanción de la temporada«.

Leonardo continuó: «El Comité solo se ha juzgado la falta (no han tenido en cuenta la trifulca posterior). Doku no resultó herido y Kimpembe no tiene intención de lastimarle. Llega tarde, es una falta importante, pero que sea la mayor sanción de la temporada es algo desproporcionado«. De esta manera, Abdou Diallo apunta que tendrá que acompañar a Marquinhos en el intento por apurar las opciones capitalinas por arrebatar la Ligue 1 al Lille.

Esta actitud de Leonardo no gustó a un exPSG, un Jérôme Rothen que ahora es analista en RMC Sport y que acostumbra a no morderse la lengua a la hora de expresar su opinión. «Lo que me molesta es que Leonardo esté de acuerdo con Kimpembe, con su entrada y su actitud. Contra eso debemos pelear en el PSG. En Francia, muchos odian al PSG. Si además le das la razón con ese tipo de actitud de ‘escoria’…«, lamentó Rothen.

El citado choque acabó en empate (1-1), después de que Guirassy igualase el penalti convertido por Neymar. Kimpembe, frustrado, tomó el camino de vestuarios antes de tiempo tras su acción sobre Doku en el 87′ y deja a Pochettino sin uno de sus jugadores clave para jugar ante el Reims y el Brest en las dos últimas jornadas ligueras. El Lille, con tres puntos de ventaja, tiene el título en bandeja.

Crisis sin precedentes en Burdeos

La crisis económica provocada por el coronavirus ha dejado sus primeras víctimas en el fútbol francés. En un comunicado emitido hace unos minutos, el Girondins de Burdeos ha anunciado la salida de sus propietarios, King Street, para dejar la gestión del club en manos del Tribunal de Comercio.

La decisión, tomada por el presidente Fréderic Longuépée, es consecuencia de la retirada de King Street como accionista mayoritario. El fondo de inversión americano, que aterrizó en 2018 en la gestión del Burdeos, había tenido problemas económicos en su gestión y había dejado al histórico francés al borde de la ruina.

«Se ha designado un representante ad hoc que será el encargado de ayudar al Girondins Burdeos en su búsqueda de una solución duradera. Estos hechos se suman a las consecuencias económicas que han golpeado duramente a los clubes la temporada pasada debido al cese de la Ligue 1 y la consiguiente pérdida de ingresos», indica el comunicado emitido por el Girondins de Burdeos hace unos minutos.

La situación del equipo del sur de Francia esta temporada está siendo dramática, ya que a la retirada de King Street se le une una situación deportiva bastante complicada. Esta salida le puede obligar a empezar en categorías amateur. El Girondins de Burdeos se encuentra actualmente a cinco puntos del descenso y únicamente ha sumado dos victorias en los últimos 11 encuentros.