Wu Lei, brotes verdes

 

Juegue mucho o poco, si algo no deja Wu Lei es indiferente. En su país, lógicamente, porque cualquiera de sus acciones se convierte en ‘trending topic’ de redes sociales como Weibo. Y en el Espanyol, porque viene de demostrar en todo un derbi –como ya evidenció con aquel apoteósico 2-2 ante el Barcelona el 4 de enero de 2020– que a veces menos es más. Y lo hizo justo el día en que cumplía 50 partidos en este 2021.

Únicamente disputó Wu Lei 12 minutos en el Barcelona-Espanyol del pasado sábado, ya que entró en el 78′ como sustituto de Adrián Embarba, y le tocó atacar no como delantero centro (su demarcación natural) ni desde la izquierda (su posición más habitual en el equipo perico) sino irrumpiendo por la banda derecha. Y, aun así, merodeó el gol en un par de ocasiones clarísimas.

En la primera, sirvió una deliciosa asistencia a la cabeza de Nany Dimata, quien completamente solo ante Marc-André Ter Stegen envió el balón desviado. La segunda coincidió con la última acción del partido, cuando estuvo atento a un despiste del experico Philippe Coutinho para tratar de repetir su propia hazaña en un derbi, aunque le faltaron centímetros.

Y tiene mérito que se acercara tanto el atacante al gol del empate, teniendo en cuenta que en esos pocos minutos que jugó apenas le dio tiempo a tocar el balón en ocho ocasiones, a participar en dos duelos y a dar cuatro pases.

Nada que ver su participación en el Espanyol con lo que está acostumbrado a hacer con la selección china, de la que es el líder y único futbolista que juega en Europa. En este último parón, de la semana pasada, marcó en los dos partidos, ante Omán y Australia –este, de penalti frente a Matt Ryan, portero de la Real Sociedad, próximo rival perico– y fue designado por la AFC (la UEFA asiática) como mejor jugador del continente en esa semana de compromisos internacionales, con un 38’44 por ciento de los votos entre ocho candidatos.

Recién cumplidos los 30 años, el pasado viernes, nueve goles ha marcado Wu Lei con China en este 2021, los mismos por ejemplo que Karim Benzema y Antoine Griezmann con Francia, o que Lionel Messi con Argentina. Sin embargo, con el Espanyol únicamente anotó uno, el 6 de enero, en partido de la Copa del Rey frente al Burgos.

Y eso que, entre compromisos de su equipo (40) y de la selección (10), acumula ya 50 partidos de todo tipo en este año natural. Un promedio de un encuentro cada seis días. Le quedan entre cinco o seis hasta el 31 de diciembre para ratificar que esos brotes verdes exhibidos en el tramo final del derbi, en un escenario exigente como el Camp Nou, pueden crecer hasta ver de nuevo al Wu Lei de antaño.

Rui Silva vuelve a plantar batalla por la titularidad

Se cumplieron en Elche los pronósticos que apostaban por Rui Silva como el encargado de defender la portería bética y la decisión de Pellegrini no pudo ser más acertada. El meta portugués fue uno de los responsables del triunfo verdiblanco, logrando dejar además su portería a cero. Dicho logro es la segunda vez que lo consigue esta temporada, sumando el Betis sólo una más en total.

Rui Silva sólo había jugado en el último mes en la derrota verdiblanca en Leverkusen. Tras ser titular en las cuatro primeras jornadas de Liga, había sido suplente en las cuatro anteriores en la visita a Elche. Pero la suplencia no ha lastrado al ex del Granada, que vuelve a presentar batalla a Claudio Bravo por la titularidad

Las rotaciones de Pellegrini en la portería son casi indescifrables, pero todo indica que mañana en la Europa League debería ser el turno de Claudio Bravo. Sin embargo, Rui Silva pide paso y complica la decisión al chileno.

«Lo de Isco es para el museo»

Soplan vientos cargados de polémica alrededor de Isco. El centrocampista parecía que, con el regreso de Ancelotti, viviría una especie de renacimiento. Comenzó teniendo minutos, con titularidades ante Levante y Betis cuando el curso amanecía, pero, desde entonces, está viviendo una regresión. El choque ante el Granada de la última jornada complicó aún más la situación, puesto que tuvo un desaire a Carletto que le coloca en una tesitura complicada. Calentaba junto a Jovic y Vallejo cuando estos iban a ingresar al campo y él no, algo que no le sentó nada bien. «Isco ha entendido que iba a salir tras el calentamiento. Le dicen que va a salir más tarde, se cabrea y se sienta en el banquillo», explicaron en ‘El Larguero’. Ancelotti cedió y le dio entrada antes de lo previsto y en el programa de la SER analizan lo ocurrido y la situación del malagueño.

«Isco se equivoca, pero no se le puede sacar para tres minutos. Davide Ancelotti se equivoca por querer sacarle menos tiempo», razona Javier Herráez, que entiende que no fue del todo acertado tratar al futbolista de esa manera por parte del cuerpo técnico. «Ahora mismo, en cuanto a importancia en minutos, tiene la importancia de Vallejo o Jovic. La historia de lo que ha sido Isco es para el museo», argumenta Antonio Romero, comparándole con dos compañeros que, a priori, partían en desventaja a comienzo de temporada.

«A Ancelotti le queda tan bien el traje de entrenador del Madrid como a Isco le empieza a quedar mal el de futbolista del chandal Real Madrid 20/21. Ancelotti le tiende la mano e Isco haría mal en desaprovechar esta ocasión», continúa Romero. Mientras que Julio Pulido recuerda que el técnico madridista «ha reconocido que Isco no quería calentar, es la realidad». Asimismo, esgrime un argumento similar al anterior y piensa que esto es una oportunidad para el de Benalmádena: «Ancelotti ha abierto la puerta a que le vayan los jugadores a reclamarle minutos cuando no tengan minutos».

Por último, Miguel Martín Talavera, ‘Tala’, le compara con el caso de Juan Mata, en el Mundial que ganó España, y no encuentra justificación a lo ocurrido en el Nuevo Los Cármenes :«Hoy Mata sale a jugar 20 segundos y es campeón del mundo. No se puede justificar lo de Isco». Veremos qué ocurre en el choque ante el Sheriff en Champions. De momento, su contador de minutos en la máxima competición sigue a cero. ¿Se activará tras lo ocurrido en Granada?

Aprobados y suspensos de un Espanyol anticompetitivo

 

Diego López: En los primeros diez minutos de partido tuvo que hacer hasta cuatro intervenciones de mérito ante la avalancha del Getafe. Surgió el portero que se agigantó ante el Athletic. No pudo hacer más en el 1-0 de Unal pero, en cambio, no midió bien la salida en el 2-1 del mismo delantero. El pase de Aleñá van tan alto y cerca del área pequeña que Diego debió haber salido.

Aleix Vidal: De nuevo actuó como lateral, posición por la que no fue fichado, ante la baja de Óscar Gil. Superado en la primera mitad, no logró frenar las internadas de Koffi ni tampoco logró conectar con la siguiente línea de juego cuando tenía el balón. En el segundo tiempo se internó más por el costado y puso algún centro, pero sin demasiada precisión.

Sergi Gómez: No logró anotar en sus años en Sevilla, pero en cambio ya se ha estrenado como goleador con el Espanyol. Su acierto no tapa su gris encuentro. Salió en la fotografía del 1-0 al no taponar con agresividad la chilena de Unal, y posteriormente también se mostró blando. El Getafe creó ocasiones en el área y su delantero fue el mejor.

Cabrera: Remató al larguero en el córner que propició el 1-1. Es el segundo remate a la madera de la temporada. El uruguayo fue el delantero más peligroso del Espanyol en ausencia de RdT, labor que no le toca. Defensivamente se vio inexpugnable en el juego áereo pero con carencias en las acciones que le ganaron la espalda, como el 2-1 de Unal.

Pedrosa: El Getafe desequilibró por su costado en la primera mitad. No logró frenar a Nyom o Damián, dos jugadores más lentos pero con más corpulencia, por eso intentaron buscar ese costado en el juego aéreo. En ataque, el canterano se desplegó menos de costumbre debido al poco dominio del juego del Espanyol. Sus internados, eso sí, fueron el mejor argumento ofensivo del Espanyol en el segundo tiempo. Quizás el único.

Morlanes: Su juego fue intrascendente. Sin control de balón, asfixiados por la presión del Getafe, el mediocentro no tocó balón en los primeros 20 minutos. Cuando se sosegaron los blanquiazules, el aragonés ayudó para iniciar las jugadas, pero no era ni su día ni tampoco el del Espanyol.

Darder: El centrocampista fue sustituido al descanso después de una primera parte gris, como la del resto del equipo. En los primeros 20 minutos, el Espanyol no pasó de mediocampo y Darder apenas interaccionó con el juego. Un pase al espacio para Pedrosa y una tarjeta amarilla por una entrada por detrás fueran sus únicas acciones trascendentes.

Melendo: Desaparecido en los primeros 45 minutos. Superado defensivamente, sin opción de ayudar al centro del campo pues el Getafe atacaba por los carriles exteriores, apenas logró jugar en campo rival debido a la gran densidad de jugadores azulones en esa zona. El jugador fue sustituido para cambiar el sistema.

Embarba: El capitán no fue un jugador determinante en ausencia de RdT. Su pasividad al pelear un balón con Koffi propició el remate de Unal, mientras que en ataque tuvo una ocasión clara en el primer tiempo que lanzó al cuerpo del portero, quien despejó fácil. Todas las faltas que lanzó fueron a la barrera y, aunque logró desequlibrar, el Getafe lo frenó con faltas.

Dimata: El delantero demostró que no es un nueve puro, que necesita a alguien junto a él para poder ser trascendente en el juego. Un remate de cabeza en fuera de juego que desbarató Soria fueron sus únicas acciones. Impreciso técnicamente y lento en sus movimientos, no consiguió crear peligro. Los centrales azulones lo controlaron bien.

Nico Melamed: El número 21 mantiene la irregularidad en su primer año en Primera. En el Coliseum tocó ofrecer su cara más discreta. Superado por Nyom en defensa, le penalizó el estilo de juego directo y ofuscado del Espanyol. No logró desbordar ni lanzar a puerta y acabó sustituido.

Loren: Aunque se especulaba con su titularidad, el andaluz finalmente jugó 45 minutos después del descanso con 1-1. Desaparecido, sin ganar duelos ni dar continuidad al juego. El delantero no se encuentra en este Espanyol.

Yangel: Poco a poco va acumulando minutos, pero en esta ocasión, y después de las buenas sensaciones en Elche, el venezolano se vio superado por las circunstancias del encuentro. El Getafe maniató al Espanyol. Yangel abarcó terreno pero no consiguió ayudar a la construcción del juego ni llegar al remate desde segunda línea al margen de un gol anulado por fuera de juego.

Puado: Salió por el costado izquierdo, aunque actuó en todas las posiciones de ataque. Forzó córners y remató una ocasión que se fue desviado. Se diluyó en la anticompetitividad perica.

Keidi Bare: El mediocentro le aportó fuerza y carácter, también otro ritmo al equipo en la presión, pero no fue suficiente. Tampoco pudo incidir más.

Wu Lei: Intrascendente. Jugó el añadido.

Ünal, con dos golazos, dibuja una sonrisa en el Getafe

El camiseta Getafe barata logró la primera victoria de la temporada. La firmó Enes Ünal al anotar dos goles de bella factura, uno de chilena y otro al rematar según caía el balón. Posiblemente fue el mejor partido del Getafe esta temporada. seguramente fue el peor partido del camiseta Espanyol barata.

Cuando hay necesidad de ganar lo mejor es atacar sin tardar, y a los 40 segundos de partido el Getafe tuvo la primera ocasión de gol con una volea de Ünal. Afinó más Aleñá con su disparo cinco minutos después, pero Diego López hizo el primer paradón de su notable actuación. Acto seguido, el veterano portero (39 años) se mostró felino al sacar abajo un remate de Arambarri. Ünal, de cabeza, también probó a Diego López.

El Getafe dominaba. El Getafe llegaba. El Getafe remataba y Diego López paraba. Fueron los mejores minutos del Getafe de toda la temporada.

Quique Flores buscó en su libro de soluciones y sorprendió jugando con defensa de tres centrales, pero sobre todo sorprendió con Koffi de titular, un joven de 19 años nacido en Ghana y que juega de lateral izquierdo en el filial. Koffi, cuyo nombre oficial es Emmanuel Amankawaa Akurugu, debutó la temporada pasada con el primer equipo del Getafe al jugar 45 minutos frente al Barcelona. Esta temporada disputó seis minutos, curiosamente, también contra el Barcelona.

En el Espanyol, la novedad fue la titularidad de Dimata, delantero de 24 años nacido en la República del Congo pero de nacionalidad belga a quien el club perico fichó del Anderlecht.

La jugada del 1-0 tuvo como penúltimo protagonista a Koffi, que apareció por detrás en el área rival para anticiparse a un Embarba que se quedó sesteando. Koffi, a la vez que robaba el balón, hacía una dejada con el pecho para Ünal, que se inventó un golazo de chilena como recurso al encontrarse de espaldas a portería. Una maravilla de Ünal, delantero turco que con 18 años fue fichado por el Manchester City por su inmensa calidad y brillante futuro pero que siempre fue cedido no llegando a vestir de celeste citizen.

Si bello fue el 1-0 también tuvo su atractivo el 1-1, pues antes de rematar Sergi Gómez primero envió el balón a la escuadra Cabrera, de cabeza. Incomprensiblemente, Soria se había vencido hacia atrás cuando el balón se acercaba a la línea de gol.

Lo que le cuesta al Getafe hacer un gol y la facilidad con la que se los hacen. Ünal, saltando solo y rematando de cabeza falló el 2-1 al filo del descanso.

La segunda parte comenzó con susto para el Getafe al encajar un nuevo gol (52’), pero anulado por fuera de juego. Primero de Dimata en el cabezazo inicial que despejó Soria y también de Yangel Herrera en el remate final.

Si cierto era que se estaba viendo al mejor Getafe de la temporada, más cierto era que estaba siendo el partido de Ünal. Para él estaba reservada la gloria del 2-1, al rematar según caía del cielo una asistencia de Aleñá rebotada en Morlanes.

De ahí al final el partido se consumió entre interrupciones, faltas, balón parado y pérdidas de tiempo.

Acuerdo para el traspaso de Jonathan Silva al Getafe

El camiseta Getafe 2021 ya ha encontrado sustituto a Marc Cucurella. Jonathan Silva será el décimo fichaje del Getafe, segundo en el día del cierre del mercado. El lateral izquierdo abandona el Leganés a cambio de 2.5 millones de euros. Ángel Torres subió la oferta inicial para cerrar el acuerdo y cubrir una de las pocas posiciones que no estaban dobladas en la plantilla tras la marcha al Brighton de Cucurella.

Silva tiene veintisiete años y las tres últimas temporadas ha jugado en el eterno rival del Getafe. La temporada pasada los azulones ya abordaron su fichaje, pero entonces el Leganés se plantó pidiendo tres millones y Torres decidió retirarse.

Míchel ya tiene la defensa completada y la plantilla aligerada tras la marcha de Ignasi Miquel al Huesca. En las oficinas del Coliseum la actividad sigue siendo frenética y la intención es que aún haya al menos otro movimiento. Jonathan Silva se convierte en la competencia de Mathias Olivera, que ha renovado recientemente por el club azulón.

Centenario Wu Lei

De titular, como en otras 54 ocasiones, Wu Lei jugó su partido oficial número cien con el Espanyol desde que llegara en enero de 2018. Venido a menos el curso pasado, cuando se convirtió en el cuarto delantero por detrás de Javi Puado, Raúl de Tomás o Nanny Dimata, el atacante solamente participó el 27% de los minutos, pero ha empezado el curso de la mejor manera, de titular y alcanzando una cifra simbólica. Wu Lei centenario.

Abriendo el foco de este dato, Wu Lei, que cumplirá 30 años en noviembre, se ha convertido en el decimonoveno extranjero que alcanza la centena de partidos con el club blanquiazul, y tiene a tiro si el curso acontece según los cauces habituales a jugadores que dejaron poso como Pablo Zabaleta (107), Cristhian Stuani (117) o Maxi Rodríguez (113). El delantero, que renovó recientemente hasta 2024, tiene por delante esta campaña y dos más para seguir ampliando sus cifras.

Pese a que el registro y el decorado podía ser ideal para el internacional chino, con un Osasuna con la defensa adelantada que dejaba espacio a la espalda de sus desprotegidos centrales, Wu Lei acabó sustituido en el minuto 62 y apenas tocó el balón. Lo hizo en 12 ocasiones según los datos de Opta, ninguna de ellas dentro del área, acertando un 50% de pases, uno de ellos, de forma involuntaria, sirvió para que Adrián Embarba tuviera una de las mejores oportunidades del encuentro.

Un verano entre cuarentenas y ‘casi’ sin vacaciones

El delantero del Espanyol ha vivido un verano complicado a causa de los partidos con su selección y de las restricciones debido a la pandemia. Desde que fuera el 15 de mayo, solamente disfrutó de una semana de vacaciones en China junto a su familia. Antes, tuvo que guardar cuarentena en su país y en los Emiratos Árabes donde ayudó con sus goles a que su selección siguiera viva en la lucha por meterse en el Mundial de Qatar. Al regresar a su patria, tuvo que estar 21 días en un hotel. Solo pudo salir a entrenarse.

Implicado desde el primer día, los cien partidos de Wu Lei son solamente la punta del iceberg de la importancia del doble Balón de Oro chino, jugador franquicia del presidente Chen Yansheng y que ha ayudado a la expansión del Espanyol en China. El jugador regresa con un récord a Primera. Otro más. Es el chino con más participantes, goles, titularidades de la historia de LaLiga. Espera, eso sí, no ser el actor secundario del curso anterior.

Los 40 millones de Odegaard

Martin Odegaard regresaba a Madrid con intención de pelear un puesto, pero una vez más, la moneda en la capìtal de España ha salido cruz. El noruego no tiene clara la continuidad en el equipo blanco y este no especulará con quedárselo o no y ya le pone precio.

Según Goal, el camiseta Real Madrid barata ha tasado a Martin Odegaard en 40 millones de euros. Al noruego le restan aún dos años de contrato con el club blanco, pero que está en situación de salida es palpable. Odegaard no entró en la convocatoria contra el Alavés y sigue atento al mercado.

En esta situación, el principal candidato para desbloquearla es el Arsenal. El conjunto londinense, en el que ha estado cedido Odegaard, es el principal interesado en llevarse al mediapunta. Ahora, ya conocen el precio.

Con la salida de Joe Willock, los gunners han ingresado casi 30 millones de euros que bien podrían utilizar en tratar de fichar al jugador del Real Madrid.

En el Arsenal, Martin Odegaard dio un buen nivel aunque sus datos se quedaron algo cortos en poco más de media temporada. Con los londinenses jugó 20 partidos (1300 minutos) en los que marcó dos goles y dio dos asistencias.

José Ángel Carmona expone su candidatura a Lopetegui

La pretemporada del Sevilla está lanzando un claro guiño al potencial de su cantera. Uno de los nombres que centra muchos focos es José Ángel Carmona, que jugó como titular los últimos envites ante el PSG y la Roma y dejó gratas sensaciones para exponer su candidatura a Julen Lopetegui. Hay necesidades defensivas en el actual plan nervionense y de momento el canterano pretende tirar de atrevimiento y aspirar a tener un sitio en el primer equipo. Sus alicientes están ahí: es valiente sobre el césped, puede jugar como central y como lateral derecho y sus bases de juego convencen al técnico, que no dudó en darle oportunidades ante la carencia de piezas.

Sus pruebas están resultando inmejorables para medir sus condiciones. Rivales de altura y un sistema de tres atrás para que pueda reflejar su potencial. Acompañó a Gudelj y Rekik en las dos últimas citas, dejando sólo esa falta de entendimiento en el último suspiro del choque ante los parisinos. Lopetegui está tirando de un sistema condicionado por las ausencias, sobre todo en su carril zurdo, aunque se trata de una fórmula que ya ejecutó durante algunos partidos la pasada campaña. El vasco quiere medir el potencial de sus defensores de la cantera ante cualquier contratiempo de este inicio de campaña: Koundé está negociando su salida, Diego Carlos sigue en los Juegos Olímpicos, Sergi Gómez se marchó y Gnagnon no tiene confianza por parte del cuerpo técnico. José Ángel quiere aprovechar ese escenario de dudas para hacerse un sitio.

Lopetegui ya avisó en otras ocasiones que no dudará a la hora de entregar más tiempo de juego a cualquier canterano que exponga méritos para ello. Tenía un plan para Bryan Gil, pero el ofrecimiento del Tottenham minimizaba cualquier otro contexto para el futuro del futbolista y el crecimiento del club. El técnico mira de reojo a Monchi, que traerá refuerzos en las próximas semanas y dejará más claro el panorama referente a su defensa, con Koundé en el centro de los focos. Pero mientras, José Ángel quiere su lugar.

Watford y West Brom son las dos opciones que maneja Oka

La salida de Okay Yokuslu se ha convertido en una prioridad para el Celta, que necesita venderle para así liberar masa salarial y poder acometer nuevos fichajes. Al margen del lateral izquierdo, puesto para el que continúan negociando por Javi Galán, Miñambres busca un central y un delantero. Para entrar, primero hay que dejar salir.

El internacional turco, cuyo valor de mercado se devaluó tras la Euro, tiene claro que jugará en Inglaterra el próximo año. Allí estuvo cedido la pasada campaña en el West Brom y los de Sandwell están interesados en volver a contar con sus servicios de nuevo. Incluso tienen encarrilado un acuerdo con el jugador, al que no le importaría jugar en la segunda inglesa si no tiene mejores ofertas.

En las últimas horas ha aparecido el interés del Watford, según apuntan desde Turquía. Estar en la Premier es un punto a favor del equipo que dirige el español Xisco Muñoz. Los ‘hornets’ son un recién ascendido y lucharán por la permanencia el próximo año, mientras que el West Brom tiene la obligación de regresar a la máxima categoría del fútbol inglés.

El conjunto olívico pretende ingresar unos cinco millones de euros por el centrocampista turco, aunque la necesidad de vender puede jugar en su contra a la hora de conseguir un traspaso por esa cantidad. La imperiosa urgencia por liberar masa salarial es un hándicap que deberá solventar Felipe Miñambres en las próximas semanas.