Varane ‘pide apuntes’ sobre el Manchester United

Raphael Varane es el nombre propio estos días en la zona de Mánchester. El central francés está cerca de cerrar una carrera de leyenda en el camiseta Real Madrid barata y viajar a Old Trafford para empezar en Inglaterra en busca de nuevos retos tras una década de blanco. Ganador de cuatro Ligas de Campeones, tres Ligas, una Copa, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de España y tres de Europa, la Premier es el próximo objetivo.

El de Lille impresiona en el norte de Inglaterra por sus ganas de acudir, su calidad, su historial… Será recibido como una estrella, pero él ya deja gestos de humildad y ganas de trabajar como uno más. Según explica Manchester Evening News, principal sitio de noticias de la zona, Raphael Varane, cuando ya conocía su destino, empezó a pedir vídeos para ponerse al día con el trabajo del equipo. Este medio asegura que el francés solicitó clips en los que se explicara como defendían las jugadas a balón parado. El club, según explican, agradeció la solicitud, pero le explicó que el especialista del staff en estas jugadas había cambiado y aún no había ejemplos para que viera lo que Solskjaer les iba a pedir. Así, tendrá que esperar hasta incorporarse y que Eric Ramsey, el nuevo entrenador de esta parcela, se las explique.

El Real Madrid ingresará 50 millones de euros

Según confirmó AS, el traspaso se puede dar prácticamente por cerrado. El jugador se marchará y dejará en caja 50 millones de euros, cuya forma de pago aún está por acordarse entre el Real Madrid y el Manchester United. Los red devils comenzaron la negociación con una oferta de 45 milllones más cinco en variables, que tuvo que subir hasta recibir el visto bueno de los blancos.

Así, Varane llega al United con galones de estrella y se espera que su impacto en el club sea inminente. Con su salida y la de Sergio Ramos, el Real Madrid abrirá una nueva etapa en el centro de su defensa. A día de hoy cuenta con David Alaba, Militao, Nacho y Jesús Vallejo.

Pogba ya tiene precio para el PSG

Cuando el río suena, agua lleva y algo así debe estar sucediéndole al Sena a su paso por París, pues debe estar cerca de desbordarse. Primero fue Wijnaldum, después Achraf, Ramos y Donnarumma, que también llegan a la capital francesa. Cuatro nombres que cambian la cara a un camiseta Paris Saint-Germain barata que prometió a Neymar, cuando le renovaron, un megaproyecto. El quebradero de cabeza máximo es Mbappé, que sigue dando largas a su renovación, pero mientras tanto, Leonardo está cumpliendo con creces con su promesa. De hecho, ya tiene en mente el siguiente movimiento: Paul Pogba.

El pasado 10 de junio, el centrocampista del United, en la concentración con la selección francesa, afirmaba que no había «recibido ninguna oferta». Ni de renovación (acaba contrato en 2022), ni de traspaso. Sin embargo, si esta llegase desde París la recibiría de buen grado, ya que según informan fuentes próximas al futbolista de 28 años a L’Équipea Pogba le seduce la idea de jugar como local en el Parque de los Príncipes. Es más, el prestigioso diario añade el precio que habría que pagar para hacerle cambiar de aires: entre 50 y 60 millones de euros.

La cantidad no es prohibitiva, y menos teniendo en cuenta el músculo financiero del que disfruta el PSG. Además, de los cuatro fichajes mencionados, solamente Achraf (60 millones) ha supuesto un desembolso, salarios aparte, puesto que Wijnaldum, Ramos y Donnarumma llegan libres. Sin embargo, hay que seguir las pautas marcadas por el Fair Play Financiero y para ello, antes de volver a comprar, y de marcar el número de las oficinas de Old Trafford, hay que vender.

Antes, a cuadrar cuentas

Días atrás aparecían las cuentas de la LFP y en ellas se podía observar el agujero que deben afrontar los parisinos, el club francés con más pérdidas, con 124 millones de euros. Si quiere evitar un toque de atención, las ventas deben sumar 180 millones. Es mucho, por descontado, pero Leonardo tiene que trabajar en su mayor debe, las salidas (compra con solvencia, pero vender es otra historia), si quiere evitar el yugo de la deuda que podría venir con sus consiguientes sanciones.

Son varios los jugadores ‘vendibles’. Areola, cuya cesión en el Fulham le ha revalorizado y no tiene sitio con la llegada de Donnarumma y la presencia de Keylor; Kehrer, que no ha convencido a pesar de la fuerte apuesta que se hizo por él (37 millones); Rafinha, que no ha contado demasiado para Pochettino; Sarabia, una de las revelaciones de la Eurocopa, pero sin sitio en los esquemas del argentino; Gueye y Paredes, importantes para Poche, pero con buen cartel; o Icardi, a quien Moise Kean le ha pagado con la moneda que el ex del Inter utilizó con Cavani un año antes.

Mucho candidato, pero como relata L’Équipe, no todos quieren salir y habría que poner especial énfasis en el centro del campo, puesto que la idea final de este lavado de cara no es otro que lanzarse a por Pogba. Los mensajes que llegan son confusos, eso sí. Raiola dejó claro que la relación de su representado para con los Red Devils tenía fecha de caducidad. Sin embargo, las declaraciones sirvieron de trampolín para un jugador que había caminado entre dudas hasta ese momento. Su final de curso ha sido fantástico, coronado con una estupenda (a pesar de la temprana eliminación de Les Bleus) Eurocopa, y en Mánchester quieren renovarle. Sin embargo, siempre según la información relatada por el citado medio, considera que ha llegado el momento de hacer las maletas de nuevo. De ser así, a buen seguro que no será el PSG el único equipo que toque su puerta…

La ‘pelea’ entre Maguire y Azpilicueta da un giro al fútbol inglés

La Premier League quiere mejorar el VAR de cara a la próxima temporada. Las numerosas quejas de los clubes por las numerosas inconsistencias en la toma de decisiones arbitrales han focalizado el debate a lo largo del curso. En la reunión de este jueves de los clubes de la competición, uno de los puntos más calientes del día será la mejora del VAR.

Una de las jugadas más polémicas del curso, y una de las que han recibido todos los clubes de la Premier League, tuvo lugar en octubre en un partido entre el Manchester United y el Chelsea, cuando Maguire agarró con los dos brazos por el cuello a Azpilicueta dentro del área pero ni el árbitro Atkinson pitó penalti ni el VAR consideró oportuno actuar.

A lo largo de las últimas semanas, los clubes han recibido vídeos por parte de la Premier League con jugadas polémicas en las que ha intervenido el VAR y tenían que responder con las reacciones de los entrenadores, directivos y capitanes sobre qué cambios se podrían implementar para la próxima temporada. Además, cada clip tenía un Sí/No para comentar si la jugada en cuestión tenía que haber sido revisada por el VAR. Al final del cuestionario tuvieron la oportunidad de explicar cómo creían que podía mejorar el sistema de la toma de decisiones.