Borja Iglesias, sin competencia

Borja Iglesias encara la temporada en un lugar preferencial para ser el nueve titular de Manuel Pellegrini. Expuso argumentos convincentes en la segunda parte de la pasada campaña y lo que va de verano presenta un escenario sin competencia en el ataque: ni Loren, que cuenta con menos confianza en estos últimos amistosos, ni Juanmi, que está fuera debido a su positivo por Covid-19, expusieron argumentos para aspirar a un sitio en el once verdiblanco. El tanto firmado por el Panda ante el Leeds en el último choque amistoso también impulsa su papel intocable en el actual esquema de Manuel Pellegrini.

El contexto del ataque bético presenta algunas incertidumbres. ¿Seguirá Loren en Heliópolis tras un curso en el que fue relegado a un rol secundario? ¿Usará Pellegrini a Fekir como nueve en busca de más pegada en el juego del francés? ¿Llegará el ansiado refuerzo que pueda dar un salto cualitativo a la delantera? El inicio de Liga responderá a muchas de ellas, pero la única realidad actual es que Borja Iglesias tiene todos los galones de cara a tener continuidad como punta y buscar su mejor versión, la que ya entró en escena en el inicio de 2021 y que no había asomado por Heliopolis desde que aterrizó procedente del Espanyol.

Antonio Cordón ejecutará movimientos en las próximas semanas, pero ni quiere dar salidas a jugadores por debajo de su valor estimado ni tiene apenas recursos para apostar por nuevas bazas para esa zona ofensiva del equipo. De las salidas dependerá esa circunstancia, aunque cabe esperar que Pellegrini tire de nuevo de experiencia para revitalizar sus piezas de ataque si finalmente no hay movimientos de salida. El chileno quiere competencia en todos sus puestos y buscará más aliados para el Panda en este arranque de Liga.

La operación salida del Betis apunta a todas sus líneas

El camiseta de futbol Real Betis barata quiere acelerar su planificación bajo el expreso deseo de su técnico, Manuel Pellegrini. Pero la reconstrucción de su plantilla tiene un foco muy condicionante que funcionará al ralentí: la operación salida apunta a todas las líneas del equipo y será una de las tareas más complicadas que estén en manos del director deportivo, un Antonio Cordón que ya tuvo que ejecutar decisiones de última hora en el pasado verano para amoldarse a los frenos que tenía en escena. Desde la portería hasta el ataque, el club baraja nombres que están en el mercado y que pueden salir el presente proyecto si se dan circunstancias óptimas para las arcas de la entidad.

La portería es uno de los focos más claros: Rui Silva está atado y en principio llega con la misión de pelear por la titularidad con Claudio Bravo. Eso coloca bajo los focos de una posible salida a Joel Robles, que sin embargo dejó un buen rendimiento durante el transcurso de la temporada y que recibió los elogios del propio Manuel Pellegrini. Los tres no tienen sitio en los planes de la 2021-2022 y el de Getafe tiene muchas papeletas para una marcha casi forzada. En la defensa hay más incógnitas: Sidnei no contó mucho para el técnico y ya pudo salir en mercados anteriores, mientras que Bartra podría contar con ofertas más jugosas para el club, pero de momento incidió en su deseo de cumplir su contrato en Heliópolis y éste termina en 2023. La renovación de Víctor Ruiz está al caer y se espera al menos un fichaje de garantías ante la marcha de Mandi.

Cordón también contempla salidas de centro del campo para adelante. Hay piezas que no contaron demasiado para Pellegrini que suspiran por un cambio de aires, aunque sobre todo el foco estará puesto en las posibles vías de ingresos. Loren ya tuvo pretendientes en las últimas ventanas de mercado y su escaso protagonismo en el último año impulsan su posible adiós, algo que también podría darse en casos como Carvalho o Tello si el club encuentra ofrecimientos que supongan cierto aire económico para afrontar otros movimientos necesarios.

Canales, desgaste minimizado

Sergio Canales vuelve a estar a las órdenes de Manuel Pellegrini tras su presencia con la selección española absoluta durante este parón. Fueron muchos los fantasmas presentes en su marcha tras el recuerdo de su última participación con España, la que supuso una lesión que condicionó mucho al Betis durante un tramo de este campeonato liguero. Pero su desgaste en estas dos semanas fue minimizado: jugó 75 minutos a las órdenes de Luis Enrique, disputando tiempo de juego en dos de los tres choques que jugó el combinado nacional.

Pellegrini se llena de esperanza ante la posibilidad de que Canales esté al cien por cien para la cita del domingo contra el Elche. El chileno sabe que se trata de una cita muy importante antes de un calendario endurecido y quiere que una de sus principales figuras siga liderando el equipo en este tramo decisivo del campeonato. Desde la vuelta del cántabro al equipo, el Betis despegó en su rendimiento hasta alcanzar una posición de privilegio en plena lucha por plazas europeas. No dudó Pellegrini en rotar cuando vio la necesidad, pero su confianza en Canales le entrega al cántabro un mayor grado de responsabilidad en este plantel.

Para Canales, las diez jornadas que restan del campeonato liguero suponen su mejor inventivo para ganarse el billete definitivo a la Eurocopa. Se trata de un desafío personal para el jugador, que sabe que su mejor aliado para ello es conseguir un pasaporte a competiciones europeas con el Betis. Su rendimiento durante toda la campaña fue notable y parece una de las piezas de mayor confianza de Luis Enrique pese a que no disputó demasiados minutos en estas tres últimas citas del equipo español.

Raúl y Fran Delgado disparan aires de ilusión en Heliópolis

El Betis deposita una confianza creciente en su cantera y vislumbra en el futuro cercano una casi obligada apuesta por sus valores de la casa ante los demoledores frenos económicos a los que se encuentra sometido actualmente. Las dificultades financieras dirigen las miras a un filial bético que brilla en Segunda División B tras varias campañas repletas de altibajos. Lo saben los actuales mandatarios, que cruzan los dedos para que los casos recientes de Dani Ceballos, Junior o Fabián sirvan de antesala para mucho más. También cruza los dedos Manuel Pellegrini, técnico del primer equipo, que demostró que no duda en echar mano de los más jóvenes a la hora de mejorar los recursos que tiene entre manos. Los aficionados del Betis suspiran por nombres y algunos de ellos se asoman a la opción de saltar a la élite. Raúl García de Haro ilusiona con sus goles y Fran Delgado con su habilidad en la banda derecha. En el Betis, lejos de aquel ‘Proyecto Heliópolis’ que nunca se sostuvo con argumentos reales, la esperanza en la cantera vuelve a estar presente de cara al presente y futuro del primer equipo.

Raúl, el ‘killer’ que espera su oportunidad

Raúl García de Haro suma ocho goles en los 14 duelos que disputó con el Betis Deportivo. Es una de las grandes esperanzas del club tras verificar que su olfato anotador es decisivo en el filial. Es un nueve puro que a sus 20 años espera dar el salto al primer equipo para demostrar que puede aceptar el desafío de marcar las diferencias en Primera. Pellegrini se lo llevó a numerosos entrenamientos, aunque de momento mantiene la calma para darle el relevo pese a que las lesiones y la salida de Tonny Sanabria invitaron a la apuesta. La estela de Loren está presente en sus miras. Nacido en Olesa de Montserrat, Barcelona, llegó al Betis en 2018 tras convertirse en el pichichi de la División de Honor juvenil con el Almería. Y quiere más tras convertirse en intocable en este Betis Deportivo de la mano de Manuel Ruano, el técnico que también impulsó en Málaga el salto a la élite de En Nesyri y que ha renovado como técnico del filial bético hasta 2024.

Fran Delgado, el carrilero explosivo que jugó en el Real Madrid

Las bandas han supuesto muchos quebraderos de cabeza para el primer equipo bético en las últimas temporadas, pero parece que la cantera ofrece soluciones de cara al futuro. Muchos focos se dirigen a Fran Delgado, que ya debutó a las órdenes de Manuel Pellegrini en esta edición de la Copa del Rey y mostró sus argumentos de lateral de ida y vuelta. Tiene 19 años y puede desempeñar un rol como lateral derecho o como extremo, siendo utilizado ahora en el filial por delante por su enorme potencial físico y su facilidad para desbordar en ataque. Ya dejó números de altura como juvenil tras regresar de la cantera del Real Madrid, en la que estuvo dos años tras marcharse de Heliópolis en 2015. Hay confianza en el Betis sobre su potencial y se convierte en el candidato número uno para suplir a Emerson el próximo verano cuando el Barcelona haga efectiva su llegada.

El internacional sub 19 Geovanni y el ‘veterano’ Luis Martínez

Pellegrini también tiene muy vigilados a algunos centrales de la cantera bética que tratan de impulsarse desde el filial. El caso de Luis Martínez es particular: tiene ya 27 años, pero se asentó en el Betis Deportivo como una figura clave de su defensa, ejerciendo de capitán y liderando casi todas las facetas del juego defensivo del equipo. Con él, hay un dilema: no puede alternar filial con primer equipo debido a su edad y habrá que decidir este próximo verano si está listo para dar un salto a la élite. La apuesta del club hace un año en enero fue inusual al traer a un filial a un futbolista de 26 años, pero en vistas a su actual rendimiento hay esperanzas crecientes de que tenga un lugar futuro con Pellegrini.

También Geovanni Barba ilusiona en el centro de la defensa. Es otro jugador que pasó por la cantera del Real Madrid y es internacional sub 19 con la selección española. Su potencial está sobre la mesa y en el club esperan que su toma de experiencia suponga el mejor aval de cara a un futuro en el primer equipo.

La estela de Rodri, Paul y Aitor Ruibal: el mejor aval para Eric Ruiz

No siempre se presenta un contexto tan favorable en un equipo de élite para que los canteranos den el salto al primer plantel. En Heliópolis se viven tiempos de austeridad y ya se reflejó el pasado verano e incluso en este último mercado de invierno. No habrá muchas inversiones en forma de fichajes y lo quieren aprovechar los más jóvenes. Lo hizo Aitor Ruibal, ahora indiscutible para Pellegrini, tras varias cesiones fuera. Rodri se ganó un sitio en sus planes tras plasmar sobre el césped su magia creativa, mientras que Paul también se ganó un dorsal del primer equipo ante las necesidades. Yassin Fekir, hermano de Nabil, es el último en aparecer bajo los focos desde el filial. Bajo ese escenario de esperanza aparece Eric Ruiz, el portero del juvenil verdiblanco. El guardameta de El Ejido entra ya en las concentraciones de la selección española Sub-19 y en Heliópolis hay mucha ilusión sobre su crecimiento en un futuro cercano.