Embarba alcanza 250 partidos en el mejor extremo de su carrera

Ocho meses exactos le bastaron a Adrián Embarba, desde su fichaje por el Espanyol en enero de 2020, para convertirse en uno de los capitanes del conjunto perico, a finales de octubre. El liderazgo lo lleva en la sangre, es una de las cualidades que le llevaron a portar durante años la bandera del Rayo Vallecano y, en consecuencia, a recalar en el RCDE Stadium. El extremo cumple 250 partidos oficiales (132 en Segunda, 107 en Primera y 11, en la Copa del Rey) en su momento de mayor plenitud.

Nueve goles lleva Embarba esta temporada y 14 asistencias, el que más entre Primera y Segunda División. Unos números que aún puede mejorar para convertirlos en el mejor curso de su carrera, ya que nueve dianas anotó también el curso pasado entre Rayo (siete) y Espanyol (dos), y llegó hasta los 15 pases de gol (11 en Vallecas, cuatro en Cornellà). Atrás quedan sus ocho tantos y 13 asistencias de la campaña 2017-18, con el Rayo, también en Segunda. Lo que sí ha conseguido ya, números en mano, es pulverizar sus promedios.

En sus 194 partidos con la camiseta del Rayo Vallecano, 13,939 minutos, anotó Embarba 33 goles (uno cada 422 minutos) y dio 41 asistencias (una cada 339′). Desde que milita en el Espanyol, hace 15 meses, ha disputado 56 encuentros oficiales, 4.153 minutos en total, con un balance de 11 goles (uno cada 377′) y 18 asistencias (una cada 230′). Queda claro que, a sus 28 años, el capitán Embarba presenta sus mejores guarismos. Preparado para volver a Primera.

Dimata y su sociedad con RdT: «Ha crecido nuestra amistad»

Si las pequeñas sociedades se forman desde el entendimiento en el juego y la complicidad emocional, Nany Dimata y Raúl de Tomás están siendo (y pueden serlo en el futuro) una pareja que reúne estas características. Desde que ambos coinciden en el equipo titular, el Espanyol no ha perdido, y los dos goleadores han demostrado ser complementarios. Esta química se traslada también fuera de los terrenos de juego, como explicó el belga a los canales del club perico.

«Fue casualidad. Una vez mi hermano necesitó el coche y RdT se ofreció a llevarme a casa. Desde entonces vamos muchos días juntos. Nos llevamos muy bien y ha crecido nuestra amistad», comentó el delantero, que acumula tres goles esta temporada, dos de ellos ante Almería y Mallorca en dos encuentros clave: «Le he podido marcar a dos rivales directos, aunque lo importante es el resultado que va consiguiendo el equipo», comentó el delantero.

Dimata echará raíces en el EspanyolEl jugador fue el único fichaje del mercado de invierno pero su cesión se convierte en compra obligatoria, de 2,2 millones de euros, en caso de que los pericos asciendan. Un sueño que cada vez es más realidad. «Si te soy sincero estoy a gusto, me he integrado, los compañeros me ayudan. Hay espíritu de equipo. Siempre será importante si puedo aportar», manifestó.

Después de dos años sin jugar por una lesión de rodilla, y sin oportunidades en el Anderlecht, Dimata agradece la paciencia de los técnicos del Espanyol a la hora de darle minutos y poder acelerar su rodaje. La apuesta de Rufete, director general deportivo, es la de recuperar al futbolista para la próxima temporada. «Le agradezco la confianza al club. Vuelvo a tener minutos y una buena condición física. Me siento en forma».

Solo Messi y Benzema tienen la misma madera que Embarba

Justo a tiempo, tras superar la COVID-19, se recuperó Adrián Embarba en la primera vuelta para reencontrarse con el Rayo Vallecano. Para rememorar sus siete temporadas en Vallecas y especialmente sus registros de la pasada campaña, 11 asistencias (además de siete goles) que le llevaron a fichar por el Espanyol y a terminar el curso siendo el máximo pasador de Segunda aun habiéndose marchado en enero. Ahora, justo un año después, el extremo recibirá al Rayo en el RCDE Stadium liderando una estadística muy diferente.

Se ha convertido Embarba, muy a su pesar, en el jugador de Segunda y de todo el fútbol profesional español –igualado solo por Lionel Messi y Karim Benzema, palabras mayores– que más disparos estrella en la madera de la portería rival. Con el del pasado sábado en Montilivi contra el Girona en una rosca que había superado a Juan Carlos Martín, lleva cinco esta temporada, por delante de los cuatro de Gerard Moreno e Iñaki Williams y los tres, entre otros, de su compañero Javi Puado y del goleador del Almería Umar Sadiq. También se topó con los postes el atacante perico ante Albacete, Mirandés, Leganés y Cartagena.

El desatino de Embarba –o su puntería fina, que hay que tenerla para acertar con el palo– erige también al Espanyol como el equipo profesional, junto al Real Madrid, que más veces ha estrellado sus sueños con la madera esta temporada. En hasta 12 ocasiones ha chutado al poste, por las 11 del Oviedo y del Zaragoza, y las diez del Atlético de Madrid, el Valladolid y el Leganés. Además de los cinco palos del extremo y los tres de Puado, en el Espanyol han corrido esa suerte Wu Lei (dos veces), Raúl de Tomás y Lluís López.

La representativa jornada 23

Con tanta madera, y a pesar de que lleva cinco goles esta campaña con el Espanyol, no consigue marcar Embarba desde el pasado 7 de noviembre, frente al Lugo. Y, con otras cinco asistencias, ninguna acaba en gol desde el 2 de diciembre en Cartagena.

A pesar de su peso innegable en el equipo de Vicente Moreno, se encuentra por ahora lejos de esos dígitos, 11-7, de cuando dejó el Rayo hace un año para enrolarse en el Espanyol. Lo hizo tras la jornada 23, exactamente la misma en que ahora los vallecanos visitarán Cornellà. Le queda todo un mundo por delante para revertir los guarismos, bastará con redirigir su pulso un par de centímetros.

Raúl de Tomás, goles de récord

Con sus 12 goles, no solo triplica Raúl de Tomás los cuatro que logró la pasada temporada desde que aterrizó en Cornellà-El Prat en enero, sino que se está convirtiendo en el ‘pichich’ de los ‘pichichis’ del EspanyolNingún otro, por soberbia que fuera su cuenta anotadora al final de LaLiga, llevaba tantos goles como los del madrileño al término de un año natural, en las fiestas navideñas. Ni siquiera en Segunda.

¿Y en Segunda? El único que se acercó, y mucho, a los registros de RdT fue Gabino Rodríguez, quien antes de la Nochevieja había marcado 11 goles en la temporada 1989-90. Eso sí, en lo sucesivo solo fue capaz de anotar uno más.

Ni Velko Iotov, con siete a estas alturas en la campaña 1993-94 (de los 13 que haría en todo el curso), ni los ocho de Cayetano Ré en la 1969-70 (17 al final) ni José Paredes, con seis de sus ocho dianas antes de Navidad en la 1962-63, pudieron alcanzar los guarismos de Raúl de Tomás. Y le quedan 23 jornadas para seguir haciendo historia.

Los ‘pichichis’ del Espanyol en el siglo XXI

Temporada ‘Pichichi’ perico Goles hasta fin de año Goles final de temporada
2020-21 Raúl de Tomás 12 ¿?
2019-20 RdT / Wu Lei / David López 0 / 1 / 0 4
2018-19 Borja Iglesias 8 17
2017-18 Gerard Moreno 7 16
2016-17 Gerard Moreno 6 13
2015-16 Felipe Caicedo 5 8
2014-15 Sergio García 7 14
2013-14 Sergio García 7 12
2012-13 Joan Verdú 5 9
2011-12 Kalu Uche 0 6
2010-11 Dani Osvaldo 6 13
2009-10 Dani Osvaldo 0 7
2008-09 Raúl Tamudo 3 6
2007-08 Luis García 5 13
2006-07 Raúl Tamudo 7 15
2005-06 Luis García / Raúl Tamudo 4 / 5 10
2004-05 Maxi Rodríguez 7 15
2003-04 Raúl Tamudo 2 19
2002-03 Savo Milosevic 4 12
2001-02 Raúl Tamudo 8 17
2000-01 Raúl Tamudo 3 11