Las apuestas pueden dejar sin Euro a Ibrahimovic

Zlatan Ibrahimovic se arriesga a una sanción por parte de la FIFA que le dejaría sin jugar el tramo final de la temporada con el Milan, y lo más grave, le impediría disputar la Eurocopa con Suecia. La participación de un 10% del jugador en una empresa de casa de apuestas sueca se considera una irregularidad por parte del Código Ético de la FIFA. Así lo estipula el punto 26.2 de dicho código. «La FIFA puede entrar de oficio o incluso puede ser cualquiera el que denuncie el caso. Luego la Comisión de Ética debe investigarlo y decidir. Si en caso de que aparentemente se haya cometido una infracción del código y no sea posible decidir sobre el fondo del asunto con la celeridad suficiente, se puede poner una sanción provisional de 90 días. Si el jugador decide no cooperar, también se expone a esos 90 días de sanción. En cualquiera de los dos casos, y si el procedimiento comienza antes de junio, el futbolista podría perderse la Eurocopa. Si después se demuestra la acusación, la sanción máxima son tres años», explica Toni Roca, director del despacho especializado en fútbol Himnus y del Sports Law Institute.

El caso de Ibra es un poco diferente a otros en los que hay apuestas de por medio. En este caso, no es que haya apostado en contra o a favor de un partido en el que juegue, sino que cuenta con una participación de una empresa que se dedica a las apuestas. «Es menos grave que lo de Trippier, por ejemplo, porque en su caso le dijo a un familiar que iba a fichar por el Atlético y fue ese familiar el que apostó. Aún así, no deja de tener su gravedad. La FIFA tiene una tolerancia cero con los asuntos de las apuestas. Perfectamente puede decidir que Ibra se lucró gracias a las apuestas derivadas de partidos en los que él participó, dice Toni Roca.

Ibrahimovic es la gran estrella de Suecia y fue objeto de debate nacional en su país al regresar a la selección después de cinco años de ausencia. Lo que parecía un asunto resuelto se ha vuelto a enrarecer con la exclusiva del diario sueco Aftonbladet en la que recordaba que Zlatan es accionista de una casa de apuestas. Es más, Ibrahimovic dijo en su día públicamente que lo hacía «porque se trataba de una empresa de su barrio y con gente conocida»Suecia es, además, rival de España en la Eurocopa en un grupo en el que también están Polonia y Eslovaquia. No poder contar con él en el torneo sería una baja durísima para el seleccionador y una ventaja, aunque sea indirecta, para los de Luis Enrique.

Lukaku acerca el scudetto

El Inter roza con los dedos su 19º scudetto después de ganar este miércoles al Sassuolo (2-1) un partido que debió haberse jugado hace un par de semanas pero que se aplazó por culpa de la pandemia. Con este triunfo los nerazzurri amplían su ventaja con el Milan a 11 puntos cuando sólo quedan 27 por disputarse. Sólo una hecatombe en las jornadas finales impedirá que el Inter sea campeón de Italia.

Apenas diez minutos necesitó el equipo de Conte para ponerse por delante en el marcador. Y lo hizo gracias al de casi siempre, Lukaku. El belga hizo su 21º gol en la Serie A esta temporada con un imponente cabezazo marca de la casa tras un centro de Ashley Young. El 9 se deshizo de su marca y atacó el espacio con violencia para medir el salto, girar la cabeza y colocar el balón en un lugar imposible para Consigli. Si es cierto que el Inter lo ha tasado en 100 millones y que necesita vender para solventar sus deudas, los grandes de Europa tienen ahí un killer de élite más barato que el soñado y casi inalcanzable Haaland.

El Inter pecó de falta de ambición para ir a por el segundo y el Sassuolo se le echó encima. Encerró a los nerazzurri en su área pero la verdad es que el equipo de Conte también se encontró cómodo defendiendo el resultado. Handanovic evitó un par de veces el gol del empate mientras el resto de su equipo, atrincherado, esperaba algún error del Sassuolo para armar una contra y sentenciar el partido. Plan sin fisuras. La defensa del Inter robó el balón en su área, buscó en largo a Lukaku, que controló la pelota, la condujo unos metros, la aguantó, detuvo el tiempo, y esperó el momento justo para asistir a Lautaro, que finiquitó el partido con la izquierda.

Y es que Lukaku no sólo marca. Además de sus espectaculares cifras (61 goles en 87 partidos con el Inter), es un delantero que atemoriza a los rivales, se asocia de maravilla, ataca los espacios, baja balones y desahoga mucho el juego de su equipo. Sin duda, si el Inter termina levantando el título, gran parte del éxito llevará la firma de Lukaku.

Ya en los minutos finales, el Sassuolo recortó distancias por medio de Traoré, al que tras un barullo en el área, le cayó el balón en la pierna derecha y ejecutó un precioso disparo con rosca que se coló por la escuadra.