Griezmann no levanta cabeza

Simeone hizo referencia a Griezmann en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Getafe. El entrenador del Atlético elogió al francés y se mostró muy optimista con respecto al futuro del delantero: «Contamos con la suerte de tenerle y seguro que rendirá como esperamos». También dejó claro que «está en el proceso de adaptarse a este nuevo Atlético que no es el Atlético en el que estuvo». Y el Cholo, sin decirlo, pareció pedir algo de tiempo para esa nueva aclimatación del punta. Griezmann, de momento, se asemeja al que ha jugado en el Barcelona y no levanta cabeza en el Atlético. Con él en el campo el equipo madrileño no ha marcado ni un gol. Contra el Oporto y el Athletic el conjunto de Simeone se quedó a cero. Y ante Espanyol y Getafe los goles llegaron cuando el francés ya no estaba en el terreno de juego.

Griezmann ha sido titular en los tres partidos ligueros desde que llegó al equipo rojiblanco. Simeone mostró fe ciega en él, aunque no completó ninguno de los tres. Jugó 59 minutos ante el Espanyol, 55 ante el Athletic y 67 contra el Getafe. En Champions, frente al Oporto, fue suplente y entró en el lugar de João Félix. El francés no ha tenido peso específico en el equipo y hasta ahora no ha sido determinante en ninguno de los tres encuentros. Incluso ya han llegado críticas hacia el francés, como en ‘Foot Mercato’.

Ante el Getafe  fue de menos a más y antes de ser cambiado tuvo dos disparos a portería que pudieron ser gol. Un remate se fue muy alto y el segundo estuvo a punto de suponer su primer gol en esta segunda etapa de rojiblanco. Con superioridad numérica, y ya con Cunha en el campo por Griezmann, y con el Atlético lanzado al ataque, el equipo sí se mostró mucho más ambicioso en el ataque.

Griezmann empezó ante el Getafe como segundo delantero, cerca de Luis Suárez, aunque con total libertad de movimientos. Entró por la banda izquierda. Simeone sacó también a Correa y Carrasco. El argentino jugó como medio por la derecha y Carrasco como interior zurdo. La diferencia entre el Atlético de ahora y el de su anterior etapa parece evidente.

Ahora es un equipo más combinativo, que le gusta jugar cerca del área rival. Un Atlético con muchos jugadores de calidad cerca de la portería contraria, con muchas opciones ofensivas. Entonces era un Atlético más contragolpeador. Un conjunto madrileño con Griezmann como lanzador para futbolistas rápidos como Fernando Torres o Gameiro. Un equipo con menos posesión, más vertical y que jugaba muy alejado de la portería contraria. Ahora está Suárez como delantero centro, un jugador más de área, menos explosivo y al que busca el Atlético en los últimos metros. Griezmann no aparece, aunque se le espera. Le espera Simeone, sus compañeros y la afición rojiblanca.

Los motivos de Simeone para el optimismo en las diez finales

El Atlético tiene diez finales por delante, el campeonato entra en la recta final y Simeone y su plantilla cuentan ahora con unos días para coger fuerzas de cara los encuentros que faltan. El primero de ellos será muy exigente, puesto que el líder se enfrentará al Sevilla. El Cholo tiene motivos para la esperanza, aunque el técnico rojiblanco sabe que su equipo tiene que mejorar bastante.

Oblak decide. El cancerbero del Atlético no había tenido una primera parte del campeonato brillante. Acostumbrado el equipo a que el esloveno fuera el mejor en muchos partidos del pasado ejercicio, Oblak hizo una primera vuelta aceptable. Pero en estas últimas jornadas ha vuelto a su nivel habitual. Y de cara a los diez encuentros que quedan, para el Cholo es vital tenerle en un gran estado de forma. Ante el Deportivo Alavés fue decisivo en el penalti. Es el jugador mejor valorado de LaLiga y tiene ganas de llevarse el título liguero. Busca hacer historia. Y mantener la puerta a cero es vital.

Notable Trippier. El lateral inglés estuvo durante muchos partidos sancionados, volvió ante el Real Madrid y el Atlético lo ha notado en los partidos que ha jugado. Ante el conjunto vitoriano dio la asistencia a Luis Suárez en el gol y poco después hizo otro centro que pudo ser el 2-0, en esta ocasión con remate de Marcos Llorente. Trippier es un jugador muy regular y Simeone respira tranquilo al tenerle de nuevo. El inglés, además, se entiende muy bien con el madrileño. La banda derecha del Atlético tiene que darle muchas alegrías al Cholo.

Lemar rinde. Koke lo ha jugado prácticamente todo y muestra señales de cansancio en algunos partidos. Ante el Deportivo Alavés fue Lemar el jugador que tuvo las ideas más claras, el que intentó desequilibrar una y otra vez a la defensa del conjunto vitoriano. En estos diez partidos será importante que mantenga ese buen nivel. Para el técnico argentino ahora mismo es uno de los imprescindibles en el equipo.

João Félix se atreve. El portugués no pudo jugar ante el Deportivo Alavés por sanción y estará en los diez últimos partidos. El equipo madrileño resultó eliminado ante el Chelsea, pero el portugués fue el mejor de su equipo y para el Atlético es una excelente noticia. El Cholo quiere un João Félix atrevido, que lo intente una y otra vez. El portugués tuvo un gran inicio de campaña y debe ayudar al equipo en estas diez finales. Pocos jugadores tienen en LaLiga la calidad del portugués.

Los goles de Suárez. El delantero uruguayo volvió a marcar. Lo hizo ante el Deportivo Alavés. En algunas fases del partido se le vio algo cansado, sin la chispa de otras veces pero fue determinante con su tanto. Suárez tiene experiencia y veteranía para afrontar la recta final del campeonato. Ha marcado 19 goles en el torneo liguero y sus tantos son oro para el equipo madrileño.

El banquillo. El Atlético tuvo muchos problemas a lo largo del campeonato con el tema de la pandemia. Simeone recurrió al filial para completar las convocatorias y ahora ya tiene a todos disponibles. Jugadores como Saúl, Dembélé, Herrera, Lodi… tiene que aportar mucho en estos encuentros. No son titulares, pero el Cholo sabe que necesitará tener a todos enchufados en lo que queda de campaña.